X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

resolución del contrato de venta a aligestión

El Ayuntamiento descarta reclamar la propiedad del Rico Pérez

Foto: Rafa Molina
8/02/2017 - 

ALICANTE. El Ayuntamiento de Alicante, con el que el Instituto Valenciano de Finanzas desea pactar un convenio que podría contemplar la cesión temporal del estadio Rico Pérez mientras le encuentra un futuro comprador, descarta no sólo que vaya a ser ese posible nuevo propietario, sino incluso que pueda reclamar la titularidad de la instalación con base a un presunto incumplimiento del contrato de compraventa suscrito con Aligestión en 2007.

El portavoz del equipo de Gobierno, Natxo Bellido, sostuvo, en declaraciones a Alicante Plaza, que los tres socios que lo componen (PSOE, Guanyar y Compromís) no están interesados "en la propiedad del Rico Pérez" y que, en todo caso, se sigue a la espera de que un informe con conclusiones definitivas arroje luz sobre si Aligestión llevó a cabo los trabajos de reforma exigidos en el pliego de la compraventa, que debían tener un coste mínimo de 4,3 millones. Sólo en función de ese dictamen se tomará una decisión, que podría sustanciarse en una hipotética reclamación en los juzgados, si bien descartó que, para el caso de que se constatase un incumplimiento, el Ayuntamiento contemple reclamar la propiedad del estadio porque en ese caso se tendría que devolver el precio pagado por la mercantil de Enrique Ortiz, entre otros, es decir,  7,1 millones de euros.

En esta línea, el concejal de Urbanismo, Miguel Ángel Pavón (Guanyar), señaló el lunes que el expediente abierto sobre la ejecución de esa reforma (en parte, sin la preceptiva licencia municipal) continúa su tramitación. Ante el silencio de Aligestión a los requerimientos del consistorio para que faciliten una copia del polémico proyecto de rehabilitación, ejecutado en tiempo récord en el verano de 2010, se requirió por decreto al propio Hércules para que lo facilitara, el pasado mes de noviembre. Fuentes de la dirección del club apuntaron a este diario que ya se había girado una respuesta en la que se dejaba claro que nunca se había manejado proyecto alguno sobre esa reforma. Con todo, la Concejalía de Urbanismo no tiene constancia de la recepción de esa respuesta. El alcalde, Gabriel Echávarri (PSOE), por su parte, se decantó este martes por la prudencia y declinó por el momento valorar el resultado de la subasta.

Sobre lo que sí se ha pronunciado Aligestión, es acerca de la condición resolutoria en favor del Ayuntamiento de Alicante que grava registralmente la propiedad del Rico Pérez. La misma, vigente desde la firma de la compraventa en marzo de 2007, establece la obligación de la ejecución de obras de reparación y acondicionamiento del estadio, por ese mínimo de 4,3 millones en un plazo de cuatro años a contar en el plazo máximo de cuatro años. Miguel Hernández, administrador concursal de esta mercantil, cuyos bienes (entre los que estaba el Rico Pérez) eran subastados este lunes, hacía constar en su informe al Juzgado de lo Mercantil número 2 de Alicante y así lo reflejaba la Letrada de la Administración de Justicia del citado órgano jurisdiccional en el edicto de convocatoria de la subasta que se ha dirigido al consistorio en varias ocasiones para que proceda a elevar a escritura pública el acuerdo de cancelación de la citada condición resolutoria que fue adoptado por la junta de gobierno municipal en reunión del 26 de noviembre de 2012, no habiéndose atendido sus peticiones y es que el Ayuntamiento de Alicante no ha podido acreditar que los trabajos exigidos se realizaron de manera efectiva.

Noticias relacionadas

next