X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

cambios en la ordenanza del estacionamiento controlado

Alicante creará plazas de pago para motos en la zona azul y bonificará a los coches ecológicos 

15/12/2016 - 

ALICANTE. Los cambios en la gestión del tráfico y los sistemas de movilidad urbana que trata de imprimir el nuevo equipo de Gobierno (PSOE, Guanyar y Compromís) llegan a la ordenanza reguladora del estacionamiento regulado: la conocida como ORA o zona azul. La Concejalía de Movilidad trabaja ya en una nueva revisión de esa norma -el sistema se implantó en 2006, pero la ordenanza se actualizó en 2012- para incorporar cuatro puntos básicos que tratan de evitar situaciones anómalas, de introducir bonificaciones de tipo social o ambiental y que amplían los medios de pago.

La primera y, según las fuentes consultadas, puede que la más necesaria, pretende clarificar y ordenar el uso -prohibido pero muy extendido- de la zona azul para las motocicletas. En el terreno teórico, el apartado g del artículo 11 de la ordenanza en vigor ya veta expresamente el estacionamiento de vehículos de dos ruedas en zonas de aparcamiento controlado y penaliza el incumplimiento de esa prohibición como infracción leve con multas de hasta 100 euros. En el terreno práctico, se trata de una prohibición de difícil control, lo que, según las mismas fuentes, acaba generando cierta sensación de impunidad con el consiguiente agravio comparativo para el resto de usuarios de la zona azul que sí pagan el preceptivo ticket por su estancia en un área de aparcamiento controlado. 

Se trata de habilitar zonas concretas, debidamente señalizadas, para que su proliferación en otros espacios no acabe dificultando, además, el encaje de turismos y demás vehículos

El objetivo ahora es dar cabida a las motocicletas en el circuito de la zona azul pero creando plazas específicas para ellas, de un modo similar a las que ya existen en las áreas de estacionamiento libre. Se trata de habilitar zonas concretas, debidamente señalizadas, para que su proliferación en otros espacios no acabe dificultando, además, el encaje de turismos y demás vehículos. Según las fuentes consultadas, el aspecto que resta por definir es cuál debe ser la tarificación que debe regir para los motociclistas: está en estudio si deben pagar el mismo importe por minuto o si se les aplica un precio especial.

El segundo punto tiene que ver con el fomento de la movilidad sostenible. El propio concejal del área, Fernando Marcos (PSOE), viene deslizando en los últimos plenos que se pretende introducir en la ordenanza un artículo específico por el que se apliquen bonificaciones a los usuarios de vehículos ecológicos, como el coche eléctrico. La idea es favorecer la extensión de su uso -y con él, la reducción de la contaminación- con esa ventaja a la hora de sacar el ticket.

La tercera modificación afecta a los conductores con algún tipo de discapacidad. Según las mismas fuentes, el cambio -todavía por cuadrar- apunta al reconocimiento de sus circunstancias especiales: introducir una excepción para que bien se les aplique una reducción o, directamente, no tengan que pagar en las plazas reservadas para ellos. Hasta ahora, el artículo segundo de la ordenanza en vigor sólo contempla la creación de un espacio restringido cada cincuenta plazas siempre próximos a un parquímetro, pero siempre con la obligación de sacar ticket y con la misma tarifa.

Y la cuarta y última actualización es, en realidad, una modernización. Movilidad quiere dar cabida en la ordenanza al pago del ticket desde el teléfono móvil, después de haber introducido otras fórmulas como el pago con tarjeta o de haber ampliado las posibilidades de las máquinas expendedoras hasta convertirlas en punto de recarga de la tarjeta móbilis, por ejemplo.

La revisión de la ordenanza, según las fuentes consultadas, podría quedar completamente definida en un plazo de cuatro meses. Según las mismas fuentes, es un proceso complejo, ya que requiere también de la revisión de la ordenanza fiscal que la complementa.

Líneas de autobús circular y nocturno todo el año

Por lo pronto, el edil de Movilidad sí confirmó este miércoles que otra de las incorporaciones impulsadas desde su concejalía, en principio de modo experimental durante el mes de diciembre, acabarán teniendo continuidad durante todo el año. Se trata de las líneas circulares de autobús 14A y 14B y de la ampliación de los servicios nocturnos con la línea 03N.

Marcos aseguró -durante la presentación de la última edición del programa Ciclobarrios, este domingo en la Rambla-, que este nuevo servicio de autobús está funcionando "bastante bien" y agregó que para el año que viene se ha tenido en cuenta para incluirlo en los presupuestos de la concejalía, según recoge Europapress.

Marcos dijo que la línea nocturna -desde la plaza de La Luna a El Palamó-, "hacía mucha falta en la ciudad", ya que ha explicado que el clima de Alicante propicia que se haga vida en la calle y no era "lógico" volver a casa a las 22.30 horas, cuando finalizaba el servicio de autobús. 

En cuanto a las líneas circulares -que hacen el recorrido de ida y vuelta desde plaza del Mar, Conde de Vallellano, Loring, Oscar Esplà, Catedático Soler, alcalde Lorenzo Carbonell, Gran Vía, avenida de Dénia, Jovellanos, Juan Bautista Lafora y plaza del Mar-, Marcos anunció que van a funcionar "mejor" porque van a lanzar una campaña informativa a los usuarios para que conozcan más y aprovechen estas líneas, "diseñadas especialmente para el trasbordo" y conectar con otras líneas, con las que se puede tardar "la mitad" de tiempo para ir de un punto a otro en la ciudad. Por último, avanzó que para Navidades se establecerá el refuerzo en las líneas "más significativas" como las nocturnas y las que llevan a las zonas comerciales.

Noticias relacionadas

next