X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

nuevas salidas desde la terminal del muelle 14

Alicante amarra a Pullmantur como base de sus cruceros en 2017 y ya atrae a otras dos navieras

La gestora de la terminal negocia con dos de los principales operadores del sector para acoger la salida de sus buques el próximo año. Costa Blanca Portuaria prevé superar los 150.000 cruceristas a cierre de 2016  

6/10/2016 - 

ALICANTE. La terminal de Cruceros del Puerto de Alicante pone rumbo hacia 2017, ya consolidado como puerto base de Pullmantur también para ese próximo ejercicio, con al menos otras dos compañías interesadas en situar a la ciudad como salida de sus recorridos. La actual concesionaria de la terminal, Costablanca Portuaria, mantiene conversaciones con otras dos navieras de primer nivel en el mercado de los viajes organizados que han certificado que la capital -como puntal de lanza de toda la provincia- es un destino atractivo y que existe demanda. Cada vez más. Por el clima, por la seguridad, por la oferta lúdico-comercial y por su patrimonio. Ya no sólo el Castillo de Santa Bárbara, sino también por otros polos como el Marq, los parques temáticos de Benidorm o incluso por parajes naturales como el Palmeral de Elche, declarado Patrimonio de la Humanidad.  

Las negociaciones se mantienen en la máxima discreción y podrían cerrarse antes de fin de año. Según las fuentes consultadas, al menos una de esas compañías ya ha tenido varias escalas en la ciudad a lo largo de este curso y podría compartir las instalaciones del muelle 14 con Pullmantur: la primera naviera que apostó por Alicante para este 2016 tras la breve -y modesta- experiencia del buque Julio Verne, hace casi una década. Tanto la Autoridad Portuaria como la operadora de la terminal -que tiene adjudicada su gestión hasta el año 2034- guardan con celo la identificación de esas compañías, aunque todo parece indicar que podría tratarse de Costa Cruceros o de Mediterranean Shipping Company (MSC): dos de los principales gigantes mundiales del sector, junto a Royal Caribbean. El actual director de operaciones de la terminal, Francesco Balbi, se incorporó a Costablanca Portuaria en 2014 tras una reconocida etapa profesional en MSC.

Por lo pronto, la actividad se intensificará en la terminal el próximo domingo. Pullmantur retoma el 9 de octubre la nueva ronda de salidas concertadas para este otoño con el crucero Leyendas del Mediterráneo. El buque Zenith partirá desde Alicante con destino a Roma, Livorno, Niza y Málaga para regresar al puerto de salida tras ocho días de travesía. En total, hasta el próximo 13 de noviembre, la compañía prevé que cerca de 9.000 pasajeros inicien y finalicen sus rutas por el Mediterráneo desde Alicante. Las concejalías de Turismo y Comercio han presentado hoy el dispositivo previsto para facilitar la estancia a los cruceristas.  

La naviera es una de las principales responsables de que Alicante haya disparado sus números hasta superar la cifra récord de los 80.000 cruceristas en lo que va de año: un registro que no se alcanzaba desde 2011. Costablanca Portuaria calcula que se superarán los 100.000 antes de que finalice 2016. Pullmantur ya ha confirmado, además, que seguirá confiando en Alicante como base para sus recorridos y ha programado mayor número de salidas que para este ejercicio a partir del próximo mes de abril, de modo que la dirección de la terminal contempla al menos un crecimiento de otro 10% en el tráfico de cruceristas para 2017.

Llegada a Torrevieja

Torrevieja acogerá un día antes que Alicante, el sábado 8 de octubre, la llegada del segundo crucero de su historia. La llegada del buque Albatros se prevé alrededor de las 14:00 horas, con unos 600 pasajeros a bordo, la mayoría de los cuales son alemanes. El barco llegará a la localidad procedente de Málaga y después de unas horas partirá rumbo a Ibiza, según explicó el miércoles la concejala de Turismo, Fanny Serrano.

Durante el tiempo que permanezca el Albatros en Torrevieja, unas siete horas, un autobús y un tren turístico, se desplazarán continuamente entre el punto de desembarque y el centro de la para facilitar el acceso de los turistas y las lanzaderas del puerto para regresar al barco. Se trata un dispositivo muy similar al que se llevó a cabo con la llegada del primer crucero que arribó a Torrevieja en septiembre de 2015, el Amadea. 

Noticias relacionadas

next