X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

el holding catarí adquiere el 76% del capital

Al Alfia toma el control de Ecisa y remodela el organigrama con Peláez como presidente

26/10/2017 - 

ALICANTE. El holding catarí Al Alfia, relacionado con la familia real del emirato, y que hasta hace unos meses era el socio local de Ecisa en Oriente Medio, se ha convertido en el dueño de la constructora alicantina fundada por Manuel Peláez Castillo hace casi medio siglo (cumplirá los 50 años en 2018). Según trascendió este miércoles, el holding catarí ha llegado a un acuerdo con los hermanos Peláez Robles para tomar el 76% del capital de la 'joya de la corona' del grupo empresarial, Ecisa Compañía General de Construcciones SA. Al Alfia ya tenía el 25% de la firma desde noviembre de 2014, cuando las dos empresas se aliaron para que la alicantina pudiera operar en Qatar con su filial Harinsa (de la que el 51% pasaba a manos de la familia real), en una operación valorada en 40 millones de euros.

Ahora, Al Alfia Holding se hace con otro 50% del capital de Ecisa, con lo que toma la mayoría y el control de la compañía. El importe de la operación no ha trascendido en esta ocasión, y las fuentes consultadas por este diario no han podido precisarlo, pero el mecanismo empleado ha sido el de la compensación de créditos entre ambas firmas. La venta de la mayoría de la empresa a sus socios catarís permite a Ecisa reforzar sus recursos propios, dado que el montante se destinará al capital de la sociedad. En este sentido, cabe recordar que la mayor constructora alicantina (el grupo facturó 220 millones de euros el año pasado, tal como adelantó en su momento Alicante Plaza) arrastraba una fragilidad financiera que con este acuerdo queda, en principio, conjurada.

Según han confirmado fuentes conocedoras de la operación, el acuerdo se viene negociando desde hace meses, aunque hasta la fecha no había trascendido. Prácticamente, desde el mismo momento en el que Al Alfia y Ecisa se convirtieron en socios, se abría la puerta a que finalmente los catarís tomasen la mayoría de la compañía. Una posibilidad que empezó a materializarse la pasada primavera, en realidad, aunque hasta la fecha no se había hecho público. De hecho, según las mismas fuentes, Al Alfia ya ejerce el mando en la compañía y ha empezado a remodelar el organigrama directivo: aunque Manuel Peláez Robles seguirá como presidente, algunos directivos históricos de la firma constructora han abandonado la empresa en las últimas semanas.

Al margen del primogénito de la familia Peláez, que seguirá siendo el rostro de Ecisa en España, se mantienen en la dirección su hermano, Enrique Peláez Robles, que ejercerá como director de Desarrollo de Negocio, y el hasta ahora consejero delegado y director general de la constructora, Vicente Gimeno, quien asumirá el cargo de consejero ejecutivo, y coordinará la acción diaria con dos representantes de Al Alfia. Así, si bien los Peláez se mantienen al frente de la dirección de Ecisa (una de las condiciones a las que no estaban dispuestos a renunciar pese a perder la mayoría accionarial), el nuevo dueño supervisará la acción diaria con Gimeno. En cuanto al tercer hermano, Javier Peláez Robles, ya se había desvinculado de la dirección de la empresa para centrarse en su carrera artística.

La entrada de Al Alfia en Ecisa hace casi tres años permitió a la constructora alicantina relanzar su negocio en uno de los momentos más duros de la crisis del ladrillo. La empresa de los Peláez, de hecho, ya había iniciado su expansión internacional poco antes del estallido de la burbuja, en Portugal e Irlanda, y Qatar se convirtió en su apuesta más fuerte, hasta llegar a aportar más de la mitad de su facturación global en 2016. Pero para operar en el emirato, donde se había introducido en 2007, era necesario hacerlo con un socio local, y ahí entraba en escena Al Alfia. Pese al interés de los árabes en estrechar la colaboración, el fundador de Ecisa siempre se mostró reticente. Finalmente, a finales de 2014 se cerraba el acuerdo para la entrada del holding, mediante una ampliación de capital que en ese momento daba oxígeno a una constructora que empezaba a acusar, entre otros, los impagos de las grandes obras de la administración Camps.

Pérdidas pese a los récords de facturación

La facturación de Ecisa se disparó, de los algo más de 130 millones de euros de 2014, cuando se cerró el pacto, a los 208 millones de 2015, gracias fundamentalmente a Qatar, pero también a que el refuerzo financiero que supuso el acuerdo permitió crece en otros mercados, como el Magreb o Europa. Pero los números rojos no desaparecieron, y de hecho en este tiempo Ecisa ha tenido que negociar refinanciaciones con los bancos o reducir el capital de la corporación para equilibrar el patrimonio (a finales de 2016). Una circunstancia que explicaría también el acuerdo de venta de la mayoría de la empresa a la familia real catarí.

Como publicó este diario en agosto, Ecisa facturó en 2016 cerca de 220 millones de euros, un 5,75% más que el año anterior, gracias sobre todo a su crecimiento en otros mercados al margen de Qatar (que pasó de representar el 51 al 45% del negocio total). Asimismo, durante el año pasado Al Alfia Holding ya asumió la mayoría accionarial en la filial catarí de Ecisa, Harinsa Contracting Company Qatar: del 51% que controlaba hasta la fecha pasó a ostentar el 72%, mientras la constructora alicantina reducía su participación al 18%. La operación se valoró en 3,9 millones de euros, y permitió a la corporación de los Peláez reducir en 168 millones de euros su pasivo (y en 151 el activo), a la vez que recuperaba créditos y partidas pendientes de cobro por importe de unos 10 millones de euros, aproximadamente, que pasaron a engrosar el resultado anual del grupo. La 'retirada' de la filial anticipaba el movimiento que acaba de trascender.

Noticias relacionadas

next