X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Hoy es 11 de diciembre y se habla de actiu ciudad de la luz Ikea benidorm maría jesús pinto

ENTREVISTA AL PRESIDENTE DE LA PATRONAL HOTELERA DE LA COMUNITAT 

Toni Mayor, (Hosbec), sobre Las Kellys: "Hay hoteles que están contratando a hombres"

8/10/2017 - 

BENIDORM. Con la llegada de octubre, el sector turístico se plantea otros retos: recibir a los visitantes del Imserso y preparar la temporada estival del año siguiente. En esas están los hoteleros, que siguen reclamando mejoras en el sector, ahora que tienen los datos en la mano. Un verano que ha mejorado sus cifras gracias a septiembre, según valoró el presidente de la patronal hotelera (Hosbec), Toni Mayor, en una entrevista concedida a Alicante Plaza.

- ¿Cuál es el balance de los empresarios hoteleros?

Ha sido un buen verano, pero no lo excepcional que preveíamos a la vista del incremento de reservas del mercado británico con mucha antelación. A primeros de año las reservas para el verano iban por lo que han sido, un 13, 14, 15% por encima del año pasado que ya fue un gran año. Eso nos hacía presumir que le verano sería de mejor ocupación y lineal que el 2016, y no ha sido así. Y sobre todo, lo que nos ha fallado, no mucho, ha sido julio y agosto.

- ¿A qué se ha debido esa bajada?

El año pasado ya bajó, hemos perdido en dos años casi 10 puntos. Esa tendencia se repite en otras zonas turísticas: las Islas Baleares, Cataluña, Andalucía, inclusive Canarias. Tenemos la creencia, no probada, de que está mutando a los apartamentos o alojamiento no reglado, la economía sumergida de las plataformas digitales. Y eso es debido no solamente a la moda de las plataformas, sino también al incrementar los precios los últimos dos o tres años. 

Se ha producido por el resto de España. Vemos que ha habido un upgrade, de la planta hotelera y eso ha comportado nuevo producto con un nuevo precio. Y de alguna forma estamos expulsando a las familias que no llegan a ese rango de precio. Así que es una mezcla de las dos cosas, por un lado, la moda de los apartamentos ilegales, y por otro, la presión a la parte baja de la demanda que no puede llegar a esos precios que nosotros estamos cobrando. 

- ¿Eso hará que bajen precios?

De momento la demanda está funcionando bien. Ese bajón en los dos últimos años ha sido suplantado por el mercado internacional, sobre todo por el mercado británico. También es verdad que el francés ha subido un poco, el ruso se está recuperando, el belga y holandés se ha mantenido con crecimiento...

- ¿Cómo se plantea el año que viene en este sentido?

Vamos a ver en qué queda todo esto. Estamos un poco preocupados, entre comillas, por el año que viene. Se ha abierto ya las ventas para Turquía, Túnez, Egipto, el resto de países del norte de África. Puede provocar un balanceo de la demanda hacia esos países que salen con ofertas muy tentadoras y tienen una planta hotelera excelente, no vamos a decir que somos los mejores. 

Sí que hemos hecho los deberes durante los últimos 10 años o más en Benidorm y toda la costa actualizando instalaciones. De hecho, este invierno en Benidorm habrá cuatro o cinco hoteles que van a reformarse cien por cien y van a subir también de categoría, de tres a cuatro estrellas, como el Bristol. Son inversiones de 10 ó 12 millones, que harán un producto nuevo, que servirá para cobrar un precio más alto, de un 15 o un 20% más. La subida de precios ha hecho que la rentabilidad, a pesar de que haya habido menos ocupación, se ha mantenido o ha subido un poco. 

- ¿Y eso dónde va a revertir?

Para hacer nuevas mejoras en el producto. Es una reconversión permanente de la planta hotelera. Estamos siempre tapando lo que el cliente nos demanda. Ascensores, ¿no hay bastantes? Pues en Calp por ejemplo instalamos uno de 15 plazas y este verano ya no hemos tenido problemas. Mejores televisiones, duchas, cama, de todo. No paramos, no escatimamos ni en vegetación, como ves, (ríe mientras señala el jardín de su hotel Port Benidorm en el que se realizó la entrevista). Estamos dándole al cliente seguramente algo más de lo que espera de un hotel de costa típico. Tenemos que tener esa inquietud. Es el gran secreto del éxito turístico.

Fotos: RAFA MOLINA

- Hablando de invertir... Esta semana han estado en el acto de Madrid por el Corredor Mediterráneo, ¿Por qué tienen que apostar las administraciones por él?

En el caso turístico, debe ser lo que la A7 fue para el tema de la movilidad por carretera. Unirnos a Europa con un AVE como con el que vamos a Madrid... Hay operadores de Bélgica y Holanda que históricamente vienen en autobús a Benidorm. El tren es sostenible, cómodo, sirve para llegar a los destinos con un precio económico.

- Pero seguiría sin ser directo a Benidorm...

Lo que pusieron también encima del tapete en Madrid es el tren de la costa. Nosotros nos uniríamos desde el aeropuerto, el AVE de alicante, Dénia, Gandia y València. El tren es el transporte del futuro, desde que han puesto el AVE a Madrid, aquí nadie cogemos el coche ni el avión.

- En Madrid han tenido reuniones por el nuevo pliego del Imserso, ¿no?

Venimos reclamándolo desde hace tiempo. De las tres patas del Imserso, el Estado, el operador y la planta hotelera, somos el hermano pobre de ese triunvirato. Llevamos soportando durante 26 años unos precios ridículos, que no llegan a los costes. Hemos estado sufragando el programa durante esos años. La calidad de los hoteles cada vez es mejor, es un producto que cada año es mejor, pero seguimos con los precios del 2000. 

- Se ha hablado de no seguir con el programa el año que viene, ¿Se podría sostener la temporada de invierno sin el Imserso?

No... hemos tenido varias reuniones. Hemos estado con la secretaria de Estado de Servicios Sociales, que es el que hace el nuevo pliego. De hecho, están a punto de enviarnos el borrador, para que el año que viene haya unas condiciones nuevas que sirvan para unos seis años o más. Queremos que se pueda cobrar más de 21 euros, como ahora, que sin el IVA cobramos 19 euros. Lo que queremos es irnos a una media de 25 euros, que es el precio de coste de un hotel abierto en invierno. Estamos sugiriendo una tarifa para no perder dinero. Sabemos que el programa tiene que ser asequible, pero no podemos ser los paganos de este programa.

- Están comentando todo lo que piden a las administraciones para mejorar sus condiciones, pero, por otro lado están Las Kellys que reclaman lo propio a los empresarios. ¿Entienden su lucha?

Yo creo que con Las Kellys hay un poco más de política... de hecho, muchos hoteles están mutando y están contratando hombres. De alguna forma se están haciendo las cosas mejor. Las camas ya tienen ruedas para que sean más fáciles de manejar... digamos que estamos haciendo todo lo posible. Pero la hotelería no es sólo las camareras de piso, aquí todo el mundo trabaja. Han nacido con un motor de lo que había en las empresas, por un lapsus legal: las empresas de trabajo temporal contrataban a precios no con convenio de hostelería, sino con el suyo propio, con precios económicos, con cositas que lo hacía más económico. Pero sucede en las grandes ciudades más que en la costa. Nació para hacer frente a esa injusticia, que nosotros hemos metido en el nuevo convenio de hostelería: que las condiciones serán las mismas que con el convenio. Y ahí se acabó las reivindicaciones del colectivo.

- Sí, pero que aún así se han opuesto al nuevo convenio por ese punto precisamente...

Bueno, bueno…

- ¿Qué retos tiene el Ayuntamiento de Benidorm para mejorar el sector?

Bueno, con la colaboración de la Diputación y otras ayudas que ha habido, están reparcheando la escena urbana (risas). Están haciendo cosas, como decía Rajoy: Los catalanes hacen cosas. Pues Benidorm hace cosas. El parque de Foietes se ha hecho, la peatonalización de calles, se tiene una cultura de ir peatonalizando, y es el buen camino para la ciudad. 

¿Se les puede pedir más? Pues sí, ojalá tuviéramos dinero para hacer la avenida Mediterráneo, la Europa, el centro cultural… esto sería lo suyo, pero el dinero es el que hay. Pero bueno, se están haciendo cosas, lo repetimos (ríe de nuevo), y le ponen ganas. No son derrochones.

- Usted tiene pasado político, ¿repetiría?

No, ni tengo tiempo… La política le gusta a cualquier persona, a mí me gusta. Todos somos políticos. cuando dice la gente: yo no soy político, ya sabemos de qué bando eres (risas). La política la vives, vives la ciudad, que nos atañe. ¿Dónde está que Rajoy hiciera más política y menos leyes? Y menos atacar… que hiciera más política. Primero política y luego leyes. Y aquí estamos haciendo, primero leyes, y política no hagamos que no nos conviene. 

Yo no entraría en política en este momento. Me encantaría si tuviera un poquito menos de edad y menos trabajo. Porque es verdad, a mí me gusta lo urbano, mi hobby de alguna forma es la arquitectura, el urbanismo, la sociología de la ciudad, yo creo que en ese aspecto colaboramos y opinamos.

- Entonces, seguirá al frente de Hosbec, ¿hay quien le quiera sustituir para cuando no quiera seguir?

Sí, hace poco entró gente nueva con ganas. Hay banquillo, como en el Real Madrid y el Barça. Lo que hay que tener es ganas y tiempo.

Noticias relacionadas

next