X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

réplica del ayuntamiento

Teulada-Moraira defiende la calidad del agua y que se siguió el criterio de Costas

17/08/2017 - 

TEULADA. La denuncia presentada por el abogado Javier Gimeno ha hecho reaccionar al Ayuntamiento de Teulada-Moraira. En un comunicado hecho público este miércoles, el consistorio defiende que la actuación de la aportación de arena en la Playa del Portet viene dada por un decreto de la Secretaría de Estado de Medio Ambiente en marzo 2017 que autoriza una serie de actuaciones a lo largo de toda la costa para paliar los efectos de los temporales de noviembre y diciembre de 2016. 

El ayuntamiento explica, que en el caso del Portet, "la actuación consistió en una aportación de arena para recuperar el perfil de la playa que difícilmente, según los informes técnicos, podía ser recuperado de forma natural a través de los barrancos y correnteras que llegan a esta la playa ya que a día de hoy se encuentran obstruidos por viviendas". Así, defiende que desde este punto de partida, la Dirección General de Costas se pone en contacto con el ayuntamiento para comunicar dicha actuación e informa que la granometría que se iba a utilizar, proveniente de una cantera, está dentro de los parámetros autorizables y  no incumplía el 5% de máximos de finos en su composición. 

Al principio la actuación estaba preparada para aportar 8.000 toneladas de arena que al final fueron 7.000 porque, bajo el criterio técnico del personal de Costas -responsable de la dirección de obras-, se consideró que era suficiente.

Desde el primer momento, el Ayuntamiento de Teulada-Moraria, añade el comunicado, se preocupó  de las posibles consecuencias que podían tener sobre el medio, sobretodo en la incidencia sobre la pradera de posidonia oceánica.Así, desde Costas se comunicó que habían realizado un muestreo y un análisis de la batrimetría de la playa previo a las obras y que posteriormente iban a realizar unos análisis de seguimiento sobre la afección de esa actuación a la pradera de posidonia.

A día de hoy, se acaba de recibir el último informe correspondiente al primer trimestre que señala que "no ha habido ninguna afección a la pradera de posidonia oceánica por el aporte del arena". El estudio sí que advierte que se detecta un pequeño porcentaje de masa muerta de posidonia pero es debido a los anclajes de las embarcaciones  a lo largo de muchos años. Por ello, asegura el ayuntamiento, "ya se está trabajando para solucionar este tema y ya se ha recibido la autorización de Costas para instalar unas boyas de anclaje ecológico y así evitar que las embarcaciones coloquen sus anclas en el fondo del mar dañando dicha posidonia".

Por tanto, desde el Ayuntamiento de Teulada-Moraira defiende que se ha llevado a cabo, desde el primer momento, "una línea de control y fiscalización de esas actuaciones aunque se los competentes en esa franja del litoral es el Ministerio de Medio Ambiente a través del Servicio Provincial de Costas que son los encargados de decidir qué es necesario en el litoral de la provincia de Alicante y que actuaciones se deben realizar". 

Desde el Ayuntamiento se entiende que la arena tiene una granometría mayor que la que había antes de la actuación y que puede resultar un poco incómoda pero han asegurado que al preguntar en Costas les han explicado que con el tiempo se va a ir diluyendo el grosor por el propio efecto de la dinámica del litoral. Insisten, sobretodo, que a parte del tipo de granulado utilizado, lo que desde un principio les ha preocupado es la afección que podía tener sobre la playa y sobre el medio ambiente y en esta línea es en la que se está trabajando.  Por ello, han mostrado tranquilidad y confianza después de los  resultados de los últimos informes recibidos.

La mancha marrón

Otra de las quejas de los residentes es el color marrón que adopta el agua de la playa cuando hay lluvias torrenciales. Desde el ayuntamiento se explica que "los últimos temporales, al llover muchos litros de agua en poco tiempo,  ha llevado a desembocar los barrancos y torrenteras en las playas y en la playa del Portet, al igual que muchas otras playas del mismo municipio y de la provincia, se creó una mancha marrón en el agua del mar". 

"Se trata de un procedimiento natural de la naturaleza ya que las playas del litoral alicantino se ubican en la desembocadura de barrancos, que suelen bajar con bastante agua y arrastran materiales sólidos cuando se producen crecidas repentinas en situaciones como las de las últimas semanas en la comarca de la Marina Alta. Tan solo unos días después de estos episodios, la playa volvió a contar con la misma imagen azul", defienden.

[Puede leer los detalles de la denuncia ¿Por qué el agua del Portet ya no es cristalina? Los juzgados decidirán]

Denuncia judicial

En cuanto a  la denuncia al alcalde y a la concejal de Medio Ambiente por el aporte de arena, desde el ayuntamiento han explicado que "están tranquilos porque el Ayuntamiento no ha realizado en este proceso ningún tipo actuación y aseguran que confían en todo momento en el criterio y buen hacer de los técnicos y demás personal del Ministerio de Medio Ambiente que son los responsables y conocedores de las actuaciones en el litoral".

Para mayor transparencia e información del ciudadano también se ha decidido hacer públicos todos los documentos como son la memoria de las obras realizadas  donde se describen las actuaciones a realizar y los seguimientos posteriores.


Noticias relacionadas

next