X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

petición rechazada por pp y c's

Sólo los tránsfugas apoyan al tripartito para que Montoro retire su control sobre Alicante

30/03/2017 - 

ALICANTE. El pleno del Ayuntamiento de Alicante aprobó este jueves una declaración institucional, presentada por el equipo de Gobierno (PSOE, Guanyar y Compromís), para instar al Ejecutivo central a que levante las restricciones impuestas por el plan de ajuste al que está sometido el consistorio desde 2012 y hasta 2022. Como sucedió con la aprobación de los presupuestos, la iniciativa del tripartito prosperó gracias a la participación de los dos ediles no adscritos, Nerea Belmonte y Fernando Sepulcre

La propuesta se votó en dos puntos por separado, ya que, en su segundo punto, también se pedía modificar la legislación vigente para que las entidades sometidas a estos planes puedan levantar su rescate. El primer punto de la propuesta quedó aprobado con los votos a favor de socialistas, Compromís, Guanyar Alacant y los dos ediles no adscritos, mientras que PP y C's votaron en contra. El segundo apartado también quedó aprobado, aunque en esta ocasión también sumó a C's (sólo el PP votó en contra).

El edil de Presidencia, Natxo Bellido, señaló que el plan de ajuste es el reflejo del "fracaso estrepitoso del PP" durante la anterior legislatura y representa "el colofón a una etapa de desidia, despilfarro y corrupción". "Es mentira que la derecha gobierne bien la economía, gobierna bien para los amiguetes", opinó Bellido. En esta línea manifestó que supone "una herencia envenenada" y provoca que el tripartito no pueda presupuestar todas las infraestructuras necesarias para la ciudad, puesto que limita a 10 millones de euros la cantidad de dinero que puede destinarse a tal fin.

No obstante, destacó que la situación económica actual "ha mejorado notablemente" gracias al trabajo del actual gobierno municipal y que la deuda se ha reducido hasta suponer un 39% sobre los ingresos municipales.

En contraposición, el portavoz del PP, Luis Barcala, consideró que el plan de ajuste es "ahora mismo, la única garantía, a la vista de los presupuestos, para los alicantinos". "Cuando demuestran no ser capaces de gestionar el dinero para inversiones, ¿para qué quieren más?", se preguntó Barcala. Además, defendió que la reducción de la deuda de la que ha hablado Bellido "no es gracias a su gestión, sino al plan de ajuste".

Sea como fuere, llegó a tender la mano al tripartito al plantear que la propuesta se quedase sobre la mesa para tratar de pactarla una vez redefinida. Dijo que el PP estaría dispuesto a elevar al Gobierno central una iniciativa seria para que se modificasen los criterios de ese plan de ajuste, una vez razonadas y enumeradas las mejoras que -admitió- se han producido en la situación contable del Ayuntamiento. Pero el tripartito rechazó ese ofrecimiento.

Por su parte, la portavoz de C's, Yaneth Giraldo, sostuvo que las actuales limitaciones son "fruto de la mala gestión del PP", pero mantuvo sus dudas sobre la conveniencia de acabar con el plan de ajuste y dejar toda la gestión en manos del tripartito.

El pleno, por otra parte, dio luz verde, por unanimidad, a la creación del consejo municipal de personas con diversidad funcional con la aprobación de su reglamento. También acordó, igualmente, por unanimidad, la modificación de la ordenanza para la concesión de licencias urbanísticas y ambientales, con la intención de "mejorar la eficacia" y "agilizar los trámites administrativos", según explicó el edil del área y vicealcalde, Miguel Ángel Pavón (Guanyar).

Entre las mejoras que introduce la revisión del texto, figura la posibilidad de conceder cédula de habitabilidad a las viviendas fuera de ordenación para las que haya prescrito su situación irregular. La concesión de ese permiso permitirá que sus propietarios puedan concertar contratos de suministro para unos 300 inmuebles de las partidas rurales. 

Aval a Ciencia callejera y al decreto de plurilingüismo

El pleno acordó igualmente la creación de una comisión municipal para dar respaldo al proyecto de dinamización turística impulsado por la empresa Ciencia Callejera. La propuesta, firmada por PSOE y Compromís, contó con el respaldo del PP y del edil no adscrito Fernando Sepulcre. Guanyar se abstuvo tras reiterar su extrañeza y sus dudas sobre el proyecto. 

El debate también llegó al futuro del Patronato de la Vivienda. A preguntas de C's, la edil del área, Julia Angulo, insistió en que se está estudiando su posible supresión y que, en todo caso, ella mantiene sus planes para reformar los estatutos, recuperar el comité ejecutivo que debe supervisar los presupuestos y posibles ascensos y la apertura de la bolsa de acceso a la vivienda, sin necesidad de esperar a convocatorias. 

También se confirmó que la intención del tripartito es cancelar la condición resolutoria que el Ayuntamiento mantiene sobre el Rico Pérez y, después, dilucidar si hubo delito al no cumplirse el pago en especie previsto en el contrato de compra de Aligestión: obras por 4,2 millones.   

Otro de los puntos polémicos de la sesión fue la declaración institucional del PP para exigir la retirada del decreto sobre plurilingüismo. La iniciativa fue rechazada gracias al voto de calidad del alcalde, pues en las dos rondas de votaciones se había producido un empate a 14 votos (el tripartito en contra; PP, C's y Sepulcre, a favor; Belmonte, abstención).

Sí se aprobó la declaración institucional del tripartito para pedir al Gobierno central inversiones por 1.200 millones anuales entre 2017 y 2020 en el conjunto de la Comunitat. Y quedó rechazada la propuesta de Guanyar (que votó a favor en solitario) para que ondease la bandera republicana en el Ayuntamiento el 14 de abril. Hubo, incluso, una advertencia de ilegalidad sobre ese punto por parte del secretario. Por último, hubo unanimidad en la iniciativa planteada por C's para que cumpla el acuerdo de las Cortes y declare festivo autonómico el 24 de junio día de San Juan. Y quedó rechazadas su propuesta para que se respetase el plan del soterramiento en lo relativo al derribo del Puente Rojo, entre otros aspectos. El tripartito votó en contra y los dos no adscritos se abstuvieron.

Noticias relacionadas

next