X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

acuerdo pendiente de ratificación en las juntas de distrito

Pacto político para purgar las calles franquistas de Alicante a expensas de los vecinos

14/12/2017 - 

ALICANTE (EP/AP). La purga del callejero logra unir a todos las formaciones con representación en el Ayuntamiento de Alicante. PSOE, PP, Guanyar, Ciudadanos y Compromís han refrendado este jueves la propuesta planteada por la Concejalía de Memoria Histórica por la que se impulsa la sustitución de los nombres de 37 calles con referencias franquistas en cumplimiento de la Ley de Memoria Histórica (el listado puede consultarse en este enlace). El acuerdo (que no se podrá someter a votación en el pleno ordinario de diciembre, como pretendía el equipo de Gobierno del PSOE) renueva y suple la decisión adoptada el pasado noviembre en el seno de la misma comisión de Memoria Histórica, después de que una sentencia del Juzgado de lo Contencioso número 4 de Alicante anulase su ejecución, al considerar que la propuesta debía haber quedado validada por el pleno de la corporación, y no solamente por la Junta de Gobierno, como sucedió. Aquella propuesta de sustitución de nombres no contó con el respaldo de Cs ni del PP, que fue quien interpuso el contencioso.

Un año después, la comisión ha alcanzado un nuevo acuerdo por unanimidad, después de que se hayan aceptado parte de las alegaciones presentadas por PP, Cs y por los colectivos sociales que también están representados en ese foro. En virtud de esas alegaciones, la ejecución de los cambios queda a expensas de que los vecinos representados en las Juntas de Distrito validen las propuestas de nuevas denominaciones planteadas. Cada Junta de Distrito votará sobre los nombres de vías que afecten a su distrito en particular, no el conjunto de las 37 calles. El acuerdo contempla, además, cómo debe procederse en el caso de que alguna de las nomenclaturas propuestas no sea del agrado de los representantes vecinales. En esos supuestos, la Junta de Distrito puede proponer un nuevo nombre entre los expedientes ya iniciados en la Concejalía de Estadística a fecha de hoy, como había planteado el PP. Además, se ha contemplado que esos nuevos nombres sean de mujeres para feminizar el callejero, como había propuesto Cs en sus alegaciones y como, según Compromís, también han planteado sus representantes en la comisión, Natxo Bellido y María José Espuch

En la propuesta aprobada se han quedado fuera nuevas vías sin sustitución de anteriores (que se propondrán directamente a Estadística por parte de la Concejalía de Memoria Histórica y Democrática, y que seguirán el trámite ordinario en la Junta de Gobierno Local), así como la plaza Calvo Sotelo, calle General Primo de Rivera, calle Manuel Senante, calle Martínez de Velasco, calle Ruiz de Alda, y la avenida Vázquez de Mella.

El concejal de Memoria Histórica, el socialista Fernando Marcos, ha considerado que se trata de un "acuerdo histórico" que ahora tendrá que elevarse a la consideración del pleno, previsiblemente durante la sesión ordinaria de enero. Pese a que la voluntad del equipo de Gobierno era no demorar más el debate sobre el cambio de denominaciones, lo cierto es que no ha tenido más remedio que aplazar la propuesta al menos otro mes más a la vista de un informe jurídico por el que se establece que los nuevos cambios deben quedar aprobados necesariamente por las Juntas de Distrito como trámite previo, según ha reconocido el propio Marcos. "Por fin vamos a quitar de nuestras calles los nombres de personas que representan una etapa negra", ha añadido y ha resaltado que los partidos políticos han estado "a la altura de lo que se merece la ciudad".

Un informe jurídico establece que las Juntas de Distrito deben ratificar las nuevas denominaciones antes de elevarse al debate del pleno de la corporación

Por su parte, Compromís ha destacado que las Juntas de Distrito deberán tener en cuenta el criterio de género cuando aborden los cambios de denominación que se incluyen en esta propuesta y que el acuerdo contempla un total de 37 cambios, de los cuales tres son correcciones de placas existentes, un cambio de barrio, tres cambios de plazas o paseos y 30 cambios de calles. La exedil de Memoria Histórica, María José Espuch, ha llegado a considerar que el acuerdo "es un éxito para Compromís; desde el primer día en que asumimos la creación de la Concejalía de Memoria Histórica nos marcamos el reto claro, y hemos trabajado intensamente para salvar todas las trabas y zancadillas que nos han planteado el PP y Cs a lo largo de todo este tiempo, y ya vamos a llevarlo a pleno". "Alacant se merecía este cambio, y que los políticos que formamos parte diéramos un paso adelante para cambiar estas calles indignas de nombres franquistas, si bien hay cosas que no nos gustan de este acuerdo, porque nos hubiera gustado que las mujeres fueran más protagonistas", ha indicado.

El portavoz del PP, Luis Barcala, ha manifestado, por su parte, su "total satisfacción por el acuerdo alcanzado este jueves en la Comisión de la Ley de la Memoria Histórica, que permitirá adaptar el callejero de la ciudad a lo marcado por la ley". "Nuestra voluntad siempre ha sido que se hicieran las cosas bien, y por eso nos vimos obligados a ir al juzgado, para que les dijeran que las cosas no tenían que ser como el tripartito quería sino como debían ser, y a partir de ahí todo se ha solucionado con el consenso que tendría que haber sido desde el principio", ha explicado. "Nosotros mantuvimos desde el principio que no íbamos a permitir que las cosas se hicieran mal y teníamos muy claro que había que aplicar la Ley de la Memoria Histórica, pero no la ley de Compromís ni la de Guanyar ni la del PSOE y eso es lo que hemos conseguido".

El grupo de Cs, por su parte, lamentó este miércoles la premura con la que el equipo de Gobierno del PSOE pretendía promover los cambios y consideró que podía estar tratando de "ser más revanchista que Guanyar o Compromís" cuando se trata de "un tema tan delicado como la Memoria Histórica".

Por parte de Guanyar, el portavoz del grupo, Miguel Ángel Pavón, y el edil Daniel Simón, han señalado que "el informe del vicesecretario incorporado al expediente es muy claro respecto al procedimiento a seguir, el pleno aprueba un listado de nombres a eliminar y los nuevos nombres se tramitan con la ordenanza municipal aplicable: informe en Junta de Distrito y aprobación en Junta de Gobierno Local", ha señalado Pavón. En esta línea, ha subrayado que "es el principio del fin de la indignidad que supone que el callejero de Alicante rinda honores a los golpistas" y ha añadido que la confluencia de izquierdas seguirá trabajando para avanzar en la eliminación de calles y símbolos franquistas, "porque ésto no acaba en el pleno del 28 de diciembre, sigue habiendo nombres franquistas en el callejero de Alicante y símbolos que hay que retirar como la cruz de los caídos".

"Respecto a los nuevos nombres, finalmente serán las Juntas de Distrito y la Junta de Gobierno los órganos que los informen y aprueben teniendo en cuenta los nombres propuestos en la comisión y los que tengan diligencia de inicio firmada en la concejalía de Estadística y no tengan aún una vía asignada", como según Pavón, ha propuesto Daniel Simón. "Algunos de esos nombres no nos gustan, como el del escritor Rafael Pérez y Pérez propuesto por Cs para la calle Capitán Meca y aceptado por el equipo de Gobierno, cuyo mérito parece ser crear la novela rosa, un género literario claramente machista que no creemos que deba tener ninguna calle", ha señalado Pavón. "Pero en aras del consenso hemos aceptado que el listado de nombres se remita a las Juntas de Distrito, que antes del 28 de enero, un mes desde la aprobación en pleno de la retirada de nombres, deben reunirse para emitir informe", ha sostenido. "Desde Guanyar apoyaremos que en esas juntas puedan barajarse otros nombres, como el de la periodista Clara Forner, cuya calle fue reivindicada el pasado lunes por los comerciantes de los mercados municipales en el brindis de navidad del Mercado Central", ha concluido Pavón.

Noticias relacionadas

next