X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

entrevista con José císcar

"Marzà debe saber que la educación concertada no es subsidiaria respecto de la pública"

15/01/2017 - 

-ALICANTE. El presidente provincia del PP de Alicante, además de los asuntos del futuro congreso nacional, también repasa las cuestiones de actualidad, como las relaciones con Ciudadanos, los últimos vaivenes en las alcaldías, mociones de censura o las polémicas sobre el plurilingüismo o la enseñanza concertada.

¿Qué tal son las relaciones con Ciudadanos?

-Son fluidas. A nivel nacional, se ya se pueden ver. Y en la Comunitat Valenciana, son buenas. Se habla mucho con ellos y también con el PSOE, y en las temas que hay acuerdo, se pacta y cuándo hay discrepancia, se discrepa. Las relaciones son normales y buenas.

-¿La moción de censura de Almoradí -PP y Ciudadanos van a apear este lunes a un alcalde del PSOE- es un ejemplo de que las relaciones han mejorado?

-La moción de censura de Almoradí es la constatación de que el partido que ganó las elecciones, el PP, es el partido que debió ostentar la Alcaldía. Lo que ha demostrado es que ese ayuntamiento no funcionaba y hemos llegado a un acuerdo con C's para ponerlo a funcionar. El trabajo ha sido muy bueno.

-También lanzó la propuesta a Ciudadanos para Torrevieja, ¿hay respuesta?

-De momento, no. Estamos dispuestos a llegar un acuerdo con Ciudadanos para dar estabilidad al ayuntamiento porque lo ocurre allí es lo mismo que en Almoradí: hay un gobierno que lo único que les une es que no gobernara el PP. Tenemos la mano tendido a C's para que en el momento que ellos quieran, no será difícil llegar a un acuerdo. Lo único que exigimos es que la Alcaldía esté en el partido más votado. 

-¿Hace el Gobierno de la Diputación de Alicante una función de contrapoder al Gobierno valenciano?

-Esa es una interpretación errónea e interesada, quién está contraprogramando e invadiendo competencias de las diputaciones de manera ilegal es la Generalitat. Se da la circunstancia quién hoy están en el Consell, PSPV y Compromís, siempre se han quejado del centralismo de Valencia y pues ha sido llegar ellos al Palau de la Generalitat y aplicar el centralismo valenciano en las provincias de Alicante y Castellón. Los decretos de turismo y de deportes es un ataque a las cajas de las diputaciones. Lo que está haciendo el Consell es gastar ese dinero que corresponde a los ciudadanos de Alicante y Castellón desde Valencia y ni sabemos con qué criterio. La Generalitat no es quién para decidir qué competencias son de cada administración y si alguien no está capacitado hacerlo para ello, lo que debe hacer es devolverlas al Estado. 

Con el fondo de cooperación,  si lo redistribuye la Generalitat, no tenemos garantías de dónde va el dinero

-¿Por qué no entró Alicante en el  fondo de cooperación de la Generalitat, y Castellón sí?

-No sé lo que habrá consensuado Castellón con la Generalitat. Sí que sé el ofrecimiento  a Alicante y en ningún caso le conviene entrar en ese fondo. Por  sobre todo porque ese dinero ya se va a gastar en Alicante y si lo gasta lo Diputación, sabemos que se gasta en la provincia de Alicante. Y si lo redistribuye la Generalitat, no tenemos esa garantía. Además, no hay posibilidad legal para ello. 

-¿Las diputaciones deben hacer el reparto de ayudas por criterios objetivos?

-Totalmente. Es más, me consta es que como se hace en los diferentes planes de inversiones. 

-La oposición achaca a César Sánchez que es reparte mucho dinero de forma nominativa...

-Para muchos municipios.

-Le sorprende lo que ha pasado en Benissa esta semana: tres partidos de izquierdas y Ciudadanos le han arrebatado la Alcaldía tras la dimisión del popular Juan Bautista Roselló...

-Si, bastante. El PP tenía la Alcaldía por ser la lista más votada y pese a que Ciudadanos, como partido, le dijo a su edil que tenía que respetar es mayoría, su concejal dio la Alcaldía a Podemos y el gobierno a un tripartito de izquierdas. Ahora, esperamos que Ciudadanos cumpla con su palabra y siga con el expediente disciplinario y que acabe en expulsión por la desobediencia.

-Eso podría hurtar la posibilidad de una moción de censura...

-En esto quiero ser muy claro. A diferencia de lo que el concejal de Ciudadanos  de Benissa pueda pensar, el ayuntamiento es una institución muy seria, y no un juguete con el cual hoy te dejo que seas tú y mañana, si no me gusta, te dejo que seas tú. Eso el PP no lo va a permitir. Con el señor Isidor Mollà no se va a hacer ninguna moción de censura en Benissa. 

-Hay controversia sobre la gestión de los embalses del Júcar-Vinalopó. Medio Ambiente contradice su política y dice que no se puede ceder la gestión a los regantes, de acuerdo con la Intervención de la Generalitat...

-Hay otro informe que dice lo contrario, de la Universidad de Alicante, que dice que se puede ceder cómo se hizo en su momento. Lo que hace actualmente la consellera es un error tremendo: está dividiendo la gestión en función de las entidades. No es una decisión independiente: el Estado hizo lo mismo que el anterior Consell, ceder la gestión a los regantes. Eso es un absurdo: el PP piensa que los que mejor pueden gestionar el agua son los regantes y esas cesiones son legales, tanto en el Vinalopó, como el Júcar o el Turia. La Conselleria tiene otro criterio y eso le va a pasar factura, desgraciadamente, a los propios regantes. 

No impongamos nada y potenciemos nuestra lengua autóctona, pero dejando libertad a los ciudadanos

-Tiene esperanza en que algunas alegaciones al decreto del plurilingüismo sean admitidas...

-Tengo que la esperanza de que reine el sentido común. Lo que no puede ser es una decreto que diga que si eliges la línea en valenciano, vas a tener más y mejor inglés. Y eso debe ser igual si eliges la línea en valenciano como en castellano. Lo que pretendemos es que se deje libertad a elegir cualquiera de las dos lenguas cooficiales. Nadie entiende que en municipios como en Orihuela se obligue a los funcionarios a dirigirse en valenciano al público, cuando es una zona castellanohablante, no tiene sentido. Lo único que provoca es crispar y generar mucho malestar. Libertad dentro de la ley, y la ley es el Estatuto. No impongamos nada y potenciemos nuestra lengua autóctona, pero dejando libertad a los ciudadanos. Si no hay cambios, se irá los tribunales.

-De la enseñanza concertada, va a ver cambios...

-Desde el PP seguimos defendiendo que la enseñanza concertada es necesaria y seguimos defendiendo la libertad de los padres y qué tipo de educación quieren para sus hijos. La decisión más importante que pueden tener unos padres son sus hijos y nadie puede sustituir sus decisiones y su voluntad en torno a la voluntad. Eso es lo que defendemos: libertad y no imposiciones. 

la educación concertada no es subsidiaria respecto de la pública

-Marzà defiende que si hay vacantes en la pública,  no debe haber oferta en la concertada...

-Defendemos que son totalmente complementarias y debe haber oferta porque lo que hay que tener claro es que la educación concertada no es subsidiaria respecto de la pública. La ley dice que la educación pública se presta de dos maneras: la directa y la concertada, que no deja de ser pública porque se sostiene con fondos públicos y obedece a unos criterios que establece que la autoridad educativa, la Conselleria y el Ministerio. 

Noticias relacionadas

por amor al arte

Karlie Kloss

Trump prefiere a Macron. Oltra al ataque. Moros y cristianos, caracoles y francotiradores del PPCV. Marzà y los radicales: el caos. En Alicante Plaza no hace calor. El Jardín de la las delicias de Jheronimus Bosch.  I’ll survive: himno del nuevo PSOE. Froilán veranea

POR AMOR AL ARTE

Amanda Seyfried

Trump anarcocapitalista. Rajoy Godoy. Ximo Puig: remodelación del Consell. Císcar a por Bonig. Mónica Oltra, de bajón. Edgar Degas, L’absinthe. Camps, al encuentro de Dios. Abajo, en el planeta, hace calor

next