X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

Se quedan sin crédito tras solicitar el concurso

Los trabajadores de Afema a los que Oltra no paga tampoco cobrarán del banco

El recurso judicial, que fue acordado por los trabajadores tras cinco meses de impagos, frena el ingreso previsto. La Conselleria se encarga de comunicárselo a los empleados, pero se desmarca de la situación pese a poner en contacto a las partes

8/11/2016 - 

VALENCIA. La Conselleria de Igualdad y Políticas Inclusivas (CIPI), liderada por la vicepresidenta Mónica Oltra, y la Plataforma de Trabajadores de la Asociación de Familiares y Enfermos Mentales (Afema), compuesta por 44 técnicos sociosanitarios de Alicante, han mantenido una reunión este lunes para afrontar el problema derivado del impago de las últimas cinco nóminas. Lo que a priori pretendía ser un encuentro para “acercar posturas” ha terminado por convertirse en una tensa charla con un anuncio inesperado para los afectados: el de la anulación de las líneas de crédito.

Así se lo han comunicado la secretaria autonómica de Servicios Sociales, Sandra Casas, y el director general de Diversidad Funcional, Antonio Raya, a las delegadas de los trabajadores. En sus palabras, las negociaciones que había abiertas con una entidad privada a través del Instituto Valenciano de Finanzas (IVF), sugerencia que había hecho Igualdad a Afema para agilizar la solvencia, han quedado paralizadas. Todo ello como consecuencia, según los responsables autonómicos, de que los trabajadores hayan procedido a la interposición concursal, lo que generaría una situación delicada ante quienes lo otorgan.

El director general del IVF, Manuel Illueca, confirma estos datos. Según relata, ellos fueron advertidos de la situación hace apenas quince días y su papel ha consistido en mediar entre la asociación alicantina y una entidad bancaria privada para la concesión del préstamo. La situación de por sí era ya "delicada" y existía "nerviosismo", pero la entrada en concurso es lo que ha acabado por apuntalar la "desconfianza" del banco. Este mismo lunes se encargaba de comunicárselo a la Conselleria de Oltra, desde donde le habían pedido ayuda en el asunto. 

El concurso ante el juez

Cabe recordar que los empleados de Afema presentaron la pasada semana ante el juez la solicitud para declararse en concurso de acreedores al acumular cinco meses de retrasos en las nóminas por parte del la empresa. La situación, a su vez, se deriva de los impagos del Consell. El departamento de la vicepresidenta aseguró entonces que ya se habían hecho los ingresos del mes de junio (70.000 euros), además de haber autorizado el abono de julio y agosto (136.000 euros). Atribuyó el retraso a cuestiones burocráticas relacionadas con la renovación del contrato, todavía pendiente de publicar nuevos pliegos.

"Nos hacen venir A LA REUNIÓN, después de cinco meses sin cobrar, para insinuar que es culpa nuestra por recurrir FINALMENTE A la Justicia”

Ahora sabemos que la Generalitat también le pidió al IVF que desempeñara un papel de intermediaria con el banco, a fin de que la entidad financiera les adelantara el dinero mediante una línea de crédito. Los trabajadores cuentan que Antonio Raya les llamó la misma tarde en la que se interpuso el concurso de acreedores, “supuestamente sin saber nada”, y les informó de que se había aprobado darles el dinero. Sin embargo, este mismo lunes, la situación se revertía. Según les avanzaba Sandra Casas en persona, la entidad habría decidido “retirarse sin vuelta atrás” tras la promoción del concurso de acreedores, según han informado desde la Conselleria a los trabajadores.

Los empleados de Afema dicen sentirse “indignados”, después del “papel representado por Casas” en la reunión, porque creen que se han desplazado hasta Valencia “para escuchar excusas”. Se muestran sorprendidos porque no les hayan dado respuesta hasta presentar el concurso y aparecer en prensa, pese a las llamadas insistentes. “Pero es que encima nos hacen venir, invirtiendo los ahorros del fondo de resistencia, después de cinco meses sin cobrar, para insinuar que es culpa nuestra por recurrir a la Justicia”, han manifestado.

Desde la Plataforma de Trabajadores también han precisado que el tono de Casas en el encuentro les ha parecido “muy alejado de cualquier cosa parecida a la empatía”.

El Consell se desmarca

Desde la Conselleria que dirige Oltra admiten haber aportado esta información a los trabajadores, si bien se eximen de cualquier responsabilidad al respecto. “Nosotros vamos a continuar con el calendario de pagos habitual, lo del IVF era una solución añadida en la que no tenemos nada que ver”, afirman fuentes oficiales. Se refieren a que el dinero va directamente del banco a la empresa vía mediación del IVF. 

En cualquier caso, ellos se han encargado de poner en contacto a las partes y transmitir la resolución en la reunión de este mismo lunes. “A nosotros nos decían ser los principales intermediarios y tener cerrada la operación”, aseguran los empleados. El departamento de Oltra lo niega rotundamente, pero el IVF también insiste en que les pidieron ayuda.

La secretaria autonómica Sandra Casas ha insistido en su compromiso de “agilizar al máximo” los pagos de julio y agosto, así como “en la medida de lo posible” el mes de septiembre y los pagos de viviendas tuteladas. Van a intentar que todas estas partidas entren en la facturación de noviembre que, como recuerdan, irá directamente a la empresa. “Luego dependerá de Afema ordenar el pago de las nóminas a los trabajadores”, precisan. 

Para que todo ello suceda, la cuestión deberá ser abordada en Les Corts este viernes. Cabe recordar que al encontrarse en una situación de enriquecimiento ilícito, ya que el contrato de servicios está pendiente de renovación desde hace dos años, todas las facturas que se emitan para los pagos a Afema deben ser aprobadas de manera excepcional desde el Consell.

En cualquier caso, los trabajadores han hecho público un manifiesto en el que exigen “la dimisión inmediata” de Casas por "la actitud lamentable con los trabajadores que nos ha cargado de rabia e impotencia”. “Ya no es solo que vengan a la reunión sin conocer los pormenores de la situación, que haya que volverles a explicar lo que se habló en reuniones anteriores y los acuerdos a los que llegamos con ellos”, argumentan, “sino que quien culpabiliza a las víctimas de tan grave situación, Sandra Casas, no tiene la sensibilidad ni la autoridad para gestionar un conflicto de esta índole”. Hacen extensibles las mismas críticas a la propia Mónica Oltra.

Noticias relacionadas

next