X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

termina el ejercicio

Los presupuestos de 2017 de Benidorm, no están y sí se les esperan

24/12/2016 - 

BENIDORM. El año acaba, también para el Ayuntamiento de Benidorm, aunque no lo parezca. Los presupuestos de 2017, que en una corriente normal, tendrían que estar aprobados para antes del siguiente año, no tiene ni borrador. Según explicó a este diario el alcalde de Benidorm, Toni Pérez, están esperando a que el gobierno central aclare sus ideas con la oposición, entre otras cosas porque podrían cambiar el marco normativo que trastocarían el presupuesto que finalmente aprobara Benidorm. 

Pérez indicó que la intención es llevarlos al pleno de enero, esto es, a finales del primer mes del año, por lo que 2017 comenzaría con los presupuestos del 2016. Pero todo ello está supeditado a lo que decida el gobierno central. Más que nada, según manifestó el primer edil, porque podrían aprobarse unos presupuestos que luego habría que modificar, sobre todo, en el capítulo uno -el de Personal- por lo que se decida desde Madrid.

Pero estas explicaciones no convencen a ciertos sectores de la oposición, sobre todo los más críticos: PSOE, Compromís-Los Verdes y Liberales. Justo los tres grupos que no dieron su apoyo al PP en los presupuestos del presente año. 

El portavoz de la coalición valenciana, Josep Bigorra, calificó de "excusa" la explicación del gobierno local. Hizo referencia a que en la Diputación y en la Generalitat Valenciana ya han aprobado parte de los presupuestos, como también ocurre en municipios cercanos como Callosa d'en Sarrià o La Nucía. Por ello, Bigorra afirmó que "o no les ha dado tiempo, o están esperando a que otros grupos les den el visto bueno con el fin de conseguir la mayoría para aprobarlos".

Más dura fue la portavoz de Liberales, Gema Amor, que tachó al primer edil de "mentiroso". Amor criticó "la falta de voluntad para alcanzar el diálogo con la oposición" poniendo "excusas peregrinas". Recordó, como hizo Bigorra, que otros municipios del entorno lo han aprobado.

El portavoz socialista, Rubén Martínez, mantuvo la misma postura que los anteriores grupos e indicó que esperarán a ver qué hace el gobierno para saber qué aportaciones hacer a los presupuestos. "Pero tenemos una cosa clara, que van a ser un engaño más como los de 2016, porque no van a tener nada que ver con lo que ha sido al final la ejecución".

Aun así, Toni Pérez manifestó que uno de los principales problemas radica en el Plan de Ajuste, que les mantiene un techo de gasto y les condiciona las posibles modificaciones. "Para nosotros, un 1% del capítulo uno es en torno a 300.000 euros", argumentó el primer edil. Éste aseguró que pidieron a los técnicos municipales en octubre que se hiciera los presupuestos, y cuando ya estaban a punto de terminarlo, se constituyó el gobierno que ahora dice cambiar algunos aspectos de la norma de Personal.

Por el momento, el equipo de gobierno ha trazado las líneas maestras del borrador. Un aparatoso concepto que morirá dando paso al presupuesto que tendrá que pasar por pleno para su aprobación definitiva. Hasta que esto ocurra, el presupuesto de 2016 se prorrogará.

Aportaciones de la oposición

Toni Pérez indicó que también se les ha instado a los grupos de la oposición a que entreguen sus aportaciones que quieran que se vean reflejadas en el presupuesto. Pero tanto Liberales como Compromís indicaron que es una tarea complicada cuando no está ni siquiera el borrador en el que poder basarse. Tanto es así que los segundos negaron a este diario que fueran a entregar nada antes de que tuvieran como mínimo el borrador.

Por su parte, el grupo Ciudadanos (C's) se encuentra inmerso en la elaboración de las propuestas, que ellos sí que van a pasar al equipo de gobierno.

Noticias relacionadas

next