X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

distribución de concejalías entre los ocho ediles 'populares'

Las competencias del nuevo Gobierno del PP: De España asume Urbanismo y Cortés controlará Limpieza

20/04/2018 - 

ALICANTE (AP/EP). El nuevo alcalde de Alicante, el popular Luis Barcala, desvela el nuevo reparto de competencias en el Ayuntamiento de Alicante tras su toma de posesión, este jueves. En realidad, la distribución de responsabilidades no depara grandes sorpresas: como había adelantado Alicante Plaza, los ocho ediles del PP que integran el nuevo equipo de Gobierno seguirán ejerciendo responsabilidades en las áreas en las que venían trabajando desde el principio de mandato, con la única diferencia de que hasta ahora se dedicaban a fiscalizar y ahora tendrán que gestionar.

Así, una de las únicas grandes dudas que quedaba por disipar era quién iba a asumir la Concejalía de Urbanismo. Se trataba de una parcela que venía supervisando hasta ahora el propio Barcala y que, ahora, pasará a asumir la hasta ahora portavoz adjunta, Mari Carmen de España, que también tomará Vivienda, Educación y Turismo. Además, asumirá la portavocía. La otra gran parcela que todavía no estaba asignada era la de Limpieza, una de las piezas angulares en las que el nuevo primer edil pretende poner el foco en el año que resta para agotar el mandato. Esa concejalía quedará bajo la dirección de Israel Cortés, que también gestionará Infraestructuras, Medio Ambiente y Juventud. Sin embargo, Acción Social (que hasta ahora había recaído entre sus funciones) pasará a Mari Ángeles Goitia, que se convierte en vicealcaldesa, en edil de Participación Ciudadana y de Partidas Rurales.

Como se preveía, Carlos Castillo tomará Hacienda y Desarrollo Económico; José Ramón González, Recursos Humanos, Seguridad y Fiestas; Dolores Padilla, Cultura, a la que se añade Contratación; y Marisa Gayo, Deportes, Sanidad y Comercio. Por su parte, Barcala no tomará ninguna delegación, al margen de la Asesoría Jurídica.

Urgencias y Ciudadanos

El primer edil ha insistido, durante la comparecencia en la que ha dado a conocer la distribución de competencias, que este viernes firmaba los decretos para que se produzca una "continuidad" para que los acontecimientos "no repercutan" en el trabajo diario del Ayuntamiento.

Así, ha precisado que ya ha mantenido un encuentro con su "interlocutor" del PSPV para que la toma de posesión de los nuevos concejales y el traspaso de poder permita conocer cómo están los proyectos. "La voluntad es que nada que esté en marcha deba o pueda ser paralizado", ha defendido Barcala.

Preguntado por su ofrecimiento al grupo de Ciudadanos para entrar en el equipo de Gobierno, Barcala ha subrayado que le "sorprendió" el "no" que dio este jueves la portavoz de la formación naranja, Yaneth Giraldo, a su propuesta y ha apuntado que pudo ser motivado porque "o no se entendió bien o hubo precipitación".

Asimismo, ha reiterado su propuesta porque ambas formaciones se opusieron al gobierno de izquierdas y porque coinciden en muchos temas. "Que conformáramos una mayoría más amplia para abarcar todo el trabajo que hay que hacer. Me parecía que era imprescindible ese ofrecimiento", ha razonado y ha indicado que "la ciudadanía lo está pidiendo".

Sobre el no recibido ha agregado: "Realmente lo que hice fue el ofrecimiento para explorar esa posibilidad", y ha añadido "Ciudadanos, y me consta que no es así, que ni siquiera nos sentemos. Va a haber entendimiento necesariamente y si no es conformando un gobierno será consensuando las medidas que tenemos que tomar".

Acerca de si le preocupa tener un equipo de gobierno tan reducido, el primer edil ha afirmado que "no es para sacar pecho", pero que ocho ediles son más que 6 -los que conformaban el equipo de gobierno del PSPV-, y que pueden ser 13, si finalmente Ciudadanos se aviene a entrar en el equipo de Gobierno.

"No es lo ideal y por eso ayer hicimos el ofrecimiento. Claro que 13 son mucho mejor que 8, pero tener ocho es mejor que tener seis. No es un salto cualitativo, no voy a sacar pecho ni voy a decir que hemos resuelto un problema que es siempre el de gobernar en minoría. Estamos hablando del último año, no es ni siquiera una cuestión de táctica, aunque se quiera anteponer, es una cuestión de responsabilidad", ha argumentado.

Ha afirmado que no se habla de "grandes proyectos transformadores" donde la ideología "podría tener algún peso", sino de cosas "imprescindibles" y en las que "coincidimos". "Pues consensuémoslas y hagámoslas entre todos", ha concluido.

Noticias relacionadas

next