X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

CRISIS DE GOBERNABILIDAD EN ALICANTE

La reunión del tripartito: Guanyar y Compromís se tantean para aislar a Echávarri y forzar su relevo

4/11/2017 - 

ALICANTE. La reunión de la comisión seguimiento del pacto de Gobierno de Alicante celebrada este viernes se quedó en otro encuentro bilateral. Esta vez, entre Guanyar y Compromís. Como estaba previsto, el PSOE no respondió a la convocatoria formulada por Guanyar el pasado lunes, al considerar que no tenía sentido acudir a una cita en la que se iba a plantear la dimisión del alcalde, Gabriel Echávarri, cuando se trataba de un debate que ya estaba superado tras la firma del acuerdo de refundación del pacto entre el PSOE y Compromís, el pasado jueves.

Lo cierto es que, como reunión a dos, la cita no sirvió para avanzar en la búsqueda de soluciones a la crisis del tripartito. Al menos, no en su configuración actual. Pero sí resultó operativa para tratar al menos sobre tres puntos básicos. Primero, se constató que Compromís continúa considerando vigente el acuerdo a tres bandas que se firmó tras las municipales de 2015 y que tanto los valencianistas como Guanyar creen esencial que las tres fuerzas aliadas en virtud de ese documento puedan sentarse en una mesa para poder hablar sobre el futuro del gobierno.

Segundo, Compromís reiteró que su intención es ejecutar el acuerdo suscrito con el PSPV en el momento en el que, tras el registro de la denuncia de Fiscalía, se produzca la probable citación judicial de Echávarri por el despido de la cuñada del portavoz del PP, Luis Barcala. Es decir, que si en ese momento no se produce su renuncia al cargo para dar pie a la investidura de un nuevo alcalde, Compromís dejará el gobierno. El portavoz de la ejecutiva local de Compromís, Ismael Vicedo, insistió -como lo había hecho el secretario general, Natxo Bellido, también este viernes- que se considera que una nueva citación del primer edil en calidad de investigado (la figura que sustituye a la antigua imputación) sí implicaría que su situación se ha agravado, por lo que al PSPV no le quedaría otra opción que cumplir su compromiso y activar la renuncia del alcalde.

Guanyar defiende ante Compromís que la mejor forma de presionar a la cúpula regional del PSPV para que aparte a Echávarri es que las dos formaciones dejen el gobierno

Y tercero, los dos socios se tantearon para tratar de forzar ese relevo, en el caso de que Echávarri se resista a presentar su dimisión, después de que él mismo haya descartado ese escenario. Guanyar defendió ante Compromís que la mejor forma para que esa renuncia se produzca es aislar al PSOE, dejarlo solo en el equipo de Gobierno. Para la plataforma electoral que encabeza EU, en ese supuesto a la cúpula del PSPV que dirige Ximo Puig (donde hasta ahora no se ve motivos para la marcha del alcalde) no le quedará otra salida que tomar cartas en el asunto y promover la renuncia de Echávarri. ¿Por qué motivo? Sencillamente porque, a juicio de Guanyar, resulta materialmente imposible gobernar Alicante con sólo seis concejales. En opinión de sus representantes, eso supondría un coste electoral que la dirección autonómica de los socialistas no puede estar dispuesta a asumir. Y, además, añadieron, todo parece indicar que la dimisión del alcalde tendrá que producirse antes o después si se llega a dictarse un auto de procesamiento por alguna de las dos investigaciones en las que se encuentra inmerso: la derivada del supuesto fraccionamiento de los contratos de Comercio y la relacionada con el despido de la trabajadora interina, familiar de Barcala. 

Por lo pronto, en función de las posiciones defendidas por los dos socios, su salida del gobierno podría producirse en menos de dos semanas. Guanyar insistió este viernes en que renunciará a sus competencias si el día 15 no se ha producido la renuncia de Echávarri. Y desde Compromís se auguró que podrían seguir ese mismo camino si, esta semana, "ocurren cosas" en los juzgados, como según indicaron, se espera, y el PSPV no toma decisiones.

Sentarse a negociar la investidura  

En esta línea, el portavoz municipal de Guanyar y vicealcalde, Miguel Ángel Pavón, señaló que todo parece indicar que la renuncia del alcalde tendrá que producirse y habrá que ir a un pleno de investidura. "Y entonces tendrán que sentarse a dialogar y a negociar con nosotros para poder sumar mayorías", insistió. "Nosotros estaremos ahí, porque lo que está claro es que vamos a hacer todo lo posible para que el PP no vuelva a gobernar en Alicante", garantizó. 

En esa tesitura, dijo no entender por qué el PSOE se negaba a acudir a la reunión de la comisión de seguimiento del pacto creada por los tres partidos "que podía ser la última oportunidad para reconducir una crisis en la que la situación judicial del alcalde, sin quitarle trascendencia, es un elemento más del problema, pero no el único; y en eso coincidimos con Compromís", señaló. "Nos parece de una irresponsabilidad absoluta que se haya optado por el silencio", dijo.           

Noticias relacionadas

por amor al arte

Leticia Dolera

Semana de pasiones. Correa un hombre que no es nada. Mónica Oltra inaugurala iluminación navideña. Dakota Johnson y el cantante de Cold Play, ChrisMartin, nueva pareja. Vasos, periódico y botella de vino de Juan Gris. Mortadeloy Filemón, de Ibáñez, cumplen 60 años. Dignidad.

next