X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Hoy es 12 de diciembre y se habla de actiu ciudad de la luz benidorm maría jesús pinto Ikea

debate sobre la gestión directa en el tripartito de alicante  

La pugna de las contratas: Guanyar se da un año para municipalizar el mantenimiento de jardines  

25/04/2017 - 

ALICANTE. El servicio de mantenimiento de parques y jardines de Alicante seguirá al menos un año más en manos de una empresa. El grupo municipal de Guanyar prevé plantear a sus socios de gobierno, PSOE y Compromís, la concesión de otra prórroga en la contrata actual, la última prevista en el pliego del concurso, con el propósito de evaluar posibilidades legales y económicas de asumir su gestión de forma directa. Es decir, su municipalización.

El acuerdo debe adoptarse en el mes de junio: cuando concluye la primera prórroga de un año, concedida en 2016, de los dos que se contemplaron en el concurso aprobado por el anterior equipo de Gobierno, del Partido Popular (PP). La concesión recayó en manos de la empresa Viveros Albatera, ahora Geamur, por un plazo de cuatro años ampliables en otros dos y un presupuesto de 4,39 millones de euros anuales (17,5 al término de los cuatro años de contrato). El concurso se convocó por un presupuesto de licitación de 18 millones y Viveros Albatera se impuso a otros ocho licitadores. La empresa también había ganado los dos concursos anteriores convocados para prestar ese servicio.

Ahora, el objetivo de las concejalías de Medio Ambiente y Parques y Jardines, que dirige Víctor Domínguez, es que ese servicio pase a prestarse por gestión directa, tras la asunción de la plantilla que desempeña el trabajo. Según fuentes municipales, se trata de 103 trabajadores, una cifra que Guanyar considera asumible por lo que respecta a sus costes laborales. Cuando menos, se arguye que son mucho más reducidos de lo que suponía absorber a la plantilla a cargo de la contrata de limpieza de colegios y edificios municipales (420 trabajadores), ahora prestado por FCC a través de un contrato de emergencia tras la renuncia de Ortiz e Hijos (que lo asumía fuera de contrato desde hacía 20 meses) y en proceso de licitación, tras descartarse definitivamente su gestión directa.

Guanyar sostiene que los costes laborales que supone absorber a los 103 trabajadores de la plantilla actual son asumibles para el Ayuntamiento

Precisamente, PSOE y Compromís impulsaron ese concurso sin el respaldo de Guanyar tras dar por válidas las recomendaciones del interventor y de los técnicos municipales. En esas recomendaciones, según PSOE y Compromís, se alertaba de la imposibilidad de que el Ayuntamiento se hiciese cargo de los trabajadores del servicio ante el desembolso que hubiese requerido (además de los límites impuestos por el Gobierno central a la ampliación de plantillas públicas).

Guanyar maneja ahora una propuesta de municipalización que trataría de ahorrar costes al descartarse los conceptos de beneficio industrial y pago de impuestos que conllevan la externalización. Sería uno de los primeros servicios municipales que quedaría en manos públicas, en la línea de las directrices marcadas en el pacto de gobierno. Pero la decisión puede volver a reproducir el mismo debate político interno que ya se planteó con la limpieza de colegios. 

Noticias relacionadas

next