X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

subasta por la liquidación de marina de poniente, de ortiz

La puja de Panoramis espera al dueño de Xanadú tras las ofertas de Medimotors y un grupo de Muro  

La empresa representada por el 'jefe' del Hércules, Juan Carlos Ramírez, y Vilaplana Pérez Hermanos, cuyo domicilio social coincide con el Hotel Vila de Muro, presentaron oferta el pasado lunes, el teórico último día de plazo para hacerlo. El administrador concursal había solicitado una ampliación, en respuesta a la petición de los propios interesados, que el juez aún no ha resuelto. El fondo británico Intu, impulsor de Puerto Mediterráneo, ha mostrado interés en sumarse al proceso  

28/03/2017 - 

ALICANTE. La puja por el centro comercial Panoramis, en el acceso al muelle de Poniente del Puerto de Alicante, comienza a despejarse. Al menos, por lo que respecta a la identidad de sus interesados. Como avanzó Alicante Plaza, son tres grupos empresariales los que siguen dispuestos a concurrir en la subasta, convocada para dar salida a los activos de la empresa que lo explota en régimen de concesión, Marina de Poniente, ahora en proceso de liquidación. 

Hasta ahora, no había trascendido el nombre de ninguno de esos aspirantes, ya que cualquiera que pretenda participar en el proceso está ligado a un compromiso de confidencialidad. Sin embargo, según pudo contrastar este diario, ya se conocen dos de las empresas que registraron su propuesta en el juzgado de lo Mercantil que supervisa el proceso, justo en el mismo día en el que se cerraba el plazo establecido para hacerlo

Como dio a conocer este lunes el diario El Confidencial, se trata de Medimotors Gestión y de Vilaplana Pérez Hermanos. Pero todo apunta a que esa dupla podría completarse con la incorporación de un tercer licitador. Y no uno cualquiera: el grupo británico Intu, líder del sector de los centros comerciales en el Reino Unido, nuevo propietario del complejo Xanadú de Madrid y promotor de Puerto Mediterráneo, un proyecto que aspiraba a construir un macrocentro comercial en Paterna (Valencia) y que sigue pendiente de recursos frente a su desestimación inicial por parte del Consell.       

Por partes. El primero en registrar su oferta fue Medimotors Gestión. Se trata de la firma representada por el empresario Juan Carlos Ramírez, dedicada a la venta de automóviles (gestiona los concesionarios de Toyota y Lexus en Alicante). Ramírez no es precisamente un desconocido. Fue exconsejero delegado del Elche CF y ahora es la persona que ejerce oficiosamente como máximo representante institucional del Hércules. Se le atribuye una estrecha relación personal con el constructor Enrique Ortiz: socio mayoritario de la empresa que gestiona el club, Aligestión (también en proceso de liquidación) y, a su vez, principal accionista de Marina de Poniente.

La relación entre Ramírez y Ortiz se cimenta en torno a la gestión deportiva. De hecho, el jefe del Hércules ha llegado a anunciar la incorporación del yerno de Ortiz, el exfutbolista Javier Portillo, como director deportivo en un hipotético proyecto para continuar al frente del conjunto blanquiazul más allá de esta temporada con el fin de tratar de relanzarlo. El Confidencial subraya la amistad entre los dos empresarios y destaca que, con el proceso de subasta, Ortiz (accionista principal de Marina de Poniente tras la salida de Vectalia, en 2012), queda liberado de pagar el 100% de las deudas que arrastra Panoramis. Según incide dicho diario, el comprador del centro comercial sería quien asumiría el compromiso de pago a sus acreedores, en el orden de prelación establecido legalmente. Una circunstancia que, en puridad, se dará sea quien sea el ganador de la subasta.

Alicante Plaza pudo constatar que Medimotors presentó su oferta el pasado lunes 20 de marzo (primer día hábil tras el sábado 18, cierre oficial del plazo). Lo hizo después de presentar avales bancarios sobre su propuesta económica (todavía desconocida) y de lograr que la Autoridad Portuaria expidiese el certificado acreditativo correspondiente. Con ese documento, la empresa cumplía los requisitos formales exigidos en la convocatoria de subasta. Unos requisitos que, según las fuentes consultadas, hasta entonces no había conseguido reunir ninguno de los aspirantes.

De hecho, la administración concursal de Marina de Poniente había solicitado al juzgado de lo Mercantil una nueva ampliación del plazo para que pudiesen presentarse ofertas hasta el 10 de abril, en respuesta a una petición de los propios interesados, que no habían podido recabar toda la documentación necesaria. El juzgado dio entonces traslado de la petición a todas las partes personadas en el proceso para que se posicionasen. Y Medimotors presentó su oferta sin que el juzgado hubiese llegado a resolver sobre la petición de ampliación de plazo. De hecho, todavía no ha resuelto sobre ella. 

El segundo aspirante      

El segundo interesado en quedarse con Panoramis que ya ha registrado oferta es una empresa afincada en Muro, Vilaplana Pérez Hermanos, dedicada a las actividades recreativas y de entretenimiento. Su administrador único es Alfonso Pascual, quien figura como apoderado en otras cuatro sociedades dedicadas a la promoción inmobiliaria. Su domicilio social y su teléfono de contacto remiten al Hotel Vila de Muro, un establecimiento de tres estrellas y 28 habitaciones. Su oferta también se presentó el pasado lunes, poco antes de que se cerrase el plazo oficial. A priori, no contaría con el certificado expedido por la Autoridad Portuaria que acreditaría la disponibilidad de avales bancarios para cubrir la deuda por el impago de tasas contraída por Marina de Poniente (1,1 millones).    

Esos dos aspirantes estarían a la espera de que el juzgado de lo Mercantil que tutela el proceso resuelva sobre la solicitud de ampliación de plazo para presentar ofertas. Por lo pronto, Medimotors presentó el martes 21 un escrito de oposición a la concesión de ese plazo extra.

La denegación de esa prórroga bloquearía al tercer aspirante interesado en quedarse con Panoramis. Intu, dominador del sector en Reino Unido, acaba de adquirir -también en pública subasta- el centro comercial Xanadú de Arroyomolinos (Madrid) por 530 millones de euros (hasta ahora en manos de otro fondo británico Ivanhoé Cambridge). Según publicó el diario Expansión, la compra (oficializada el 10 de marzo) se convirtió en la principal operación en el sector de los centros comerciales en España tras las registradas por Deutsche Bank por el Diagonal Mar de Barcelona (495 millones); por el propio Intu sobre Puerto Venecia de Zaragoza (451 millones) y por Klépierre sobre Plenilunio de Madrid (375 millones). Intu desveló el pasado mes de enero planes para invertir 3.250 millones en cinco complejos comerciales en España, entre ellos, Puerto Mediterráneo de Paterna, según publicó Cinco Días.   

¿Cuál es la situación actual del proceso? Todo sigue en manos del juzgado de lo Mercantil, que debe decidir en los próximos días si concede la ampliación de plazo y permite la entrada de nuevos aspirantes. Fundamentalmente, la de uno tan potente como Intu. Por lo pronto, los dos sobres presentados por Medimotors y Vilaplana Pérez Hermanos siguen cerrados y no se ha llegado al momento de comprobar la solvencia de sus ofertas. Este diario intentó sin éxito de contactar con sus responsables.

Como viene publicando Alicante Plaza, los aspirantes no sólo debían presentar avales para cubrir la deuda de Marina de Poniente mantiene con la Autoridad Portuaria. También debían aportar otras garantías para ejecutar inversiones por valor de 1,6 millones con las que optar a una ampliación de la concesión por otros 12 años adicionales (un trámite que ya había iniciado Marina de Poniente antes de ir a liquidación). Marina de Poniente mantiene, además, una deuda bancaria de más de 3 millones con diversas entidades.

Noticias relacionadas

next