X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

La peor primera vuelta

Foto: Carla Cortés
12/12/2017 - 

ALICANTE. Aunque el Hércules logre el próximo fin de semana la victoria en Llagostera, en el que será último partido de la primera vuelta, esta habrá sido la peor de los blanquiazules desde que descendieran a Segunda División B en 2014.

El equipo que entrena Claudio Barragán desde mediados de octubre, tras la destitución de Gustavo Siivero, es ahora mismo sexto con 26 puntos, a dos del quinto que es el Elche; a cuatro del cuarto que es el Ontinyent; a seis del tercero que es el Cornellà; a siete del segundo que es el Villarreal B; y a 16 puntos del líder que es el líder. Es decir, que un triunfo el sábado (16 horas) en el Municipal de Llagostera le permitiría irse de vacaciones de Navidad con 29 puntos y, en el mejor de los casos, como quinto clasificado (depende de lo que haga el domingo (17 horas) el Elche en su partido con el Olot en el Martínez Valero) y, por ejemplo, reduciendo a solo un punto la desventaja con la cuarta plaza (el Ontinyent juega en El Collao el domingo (11:45 horas). Pero aunque se cumpliera lo anterior y el herculano medio se fuera a la cama el domingo con una media sonrisa, estaríamos ante la peor primera vuelta del equipo blanquiazul si comparamos su puntuación y posición con las que tenía en las tres temporadas anteriores a la finalización de la jornada diecinueve.

En la temporada 2014/15, con Pacheta en el banquillo, el Hércules finalizó la primera vuelta como segundo clasificado con 34 puntos, uno menos que el líder que era el Nàstic y tres por encima del quinto que era el Alcoyano. Un empate en el Rico Pérez con el Mallorca B (1-1) en la jornada 19, le privó a los blanquiazules de acabarla como líderes; este partido fue el principio del fin de la era de Pacheta que un mes después ya no entrenaba al equipo.

A Pacheta le sustituyó Manolo Herrero en el banquillo, con el que la temporada siguiente el Hércules acabó la primera vuelta como tercero con 31 puntos, los mismos con que contaban el cuarto y el quinto y a ocho del Reus y el Villarreal B que eran segundo y primero respetivamente. Al igual que su antecesor en el cargo, el técnico jiennense tampoco tardó mucho en ser cesado: el Hércules cerró la primera vuelta con un empate (2-2) con el Llosetense en Alicante; luego ganó en Buñol (0-1) al Atlético Levante; y a continuación sucumbió con el Alcoyano en el Rico Pérez (0-2), resultado que le hizo caer a la cuarta plaza y que le costó el puesto a Herrero.

Y el curso pasado, con un Tevenet como entrenador que tampoco finalizó el curso en el banquillo, el equipo blanquiazul terminó la primera vuelta como cuarto clasificado con 33 puntos, los mismos con que contaba el Valencia Mestalla que era quinto. Los blanquiazules tenían por delante al Badalona que contaba con un punto más, al Alcoyano que les aventajaba en cuatro y al Barça B que lideraba la tabla con 39 puntos.

Segunda mitad de la Liga

Cuajar una mala primera vuelta condiciona sobremanera la segunda, pues el equipo ha de mejorar sensiblemente sus prestaciones y aún haciéndolo no solo no se garantiza la disputa del 'play-off', tampoco el ascenso. 

Por ejemplo, de acuerdo con la puntuación 'de corte' de los últimos cursos y en el caso de que ganase el sábado, alcanzando los 29 puntos, en el mejor de los casos el Hércules tendría que sumar en la segunda mitad de la Liga un mínimo de 34...

Noticias relacionadas

next