X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Hoy es 24 de mayo y se habla de benidorm operación erial eduardo zaplana la vila joiosa

solución de redes eléctricas inteligentes

Indra se hace con un nuevo contrato: esta vez en la mayor universidad de Australia

12/02/2018 - 

MADRID (EP). La empresa global de consultoría y tecnología Indra y la Universidad de Monash (Australia) han finalizado la prueba de concepto (PoC) del proyecto de construcción de una micro red eléctrica en el campus de Clayton (Melbourne) como base del desarrollo de un modelo de generación y consumo basado en la sostenibilidad y eficiencia energética. En un comunicado, Indra explica que esta red será gestionada por InGrid Active Grid Managment (AGM), su solución de Internet de las Cosas (IoT) desarrollada para facilitar la operación "dinámica, proactiva, distribuida e inteligente de las redes de media y baja tensión".

La PoC ha permitido certificar el funcionamiento de la plataforma, que ya está recogiendo datos en tiempo real desde los activos de red, además de validar su capacidad para enviar órdenes de control en fracciones de segundo. Los expertos de Indra prevén que en 2020 la mayor universidad de Australia genere siete gigavatios/hora de electricidad, suficientes para abastecer a 1.000 hogares durante todo un año. De momento, incorpora ya un megavatio de capacidad de generación solar en los tejados, que se ampliará en otros tres a finales de 2018.

El proyecto es una de las acciones que forman parte del objetivo de la Universidad de Monash de alcanzar cero emisiones netas para 2030 (Programa Net Cero), concebido para eliminar por completo la dependencia de los combustibles fósiles. Para lograr este fin, se ha comprometido a invertir 135 millones de dólares australianos (86 millones de euros) en la transformación energética durante los próximos 13 años.

Esto abarcará medidas de eficiencia energética, como la iluminación LED, la electrificación del campus, las energías renovables in situ y los acuerdos de compra de energía renovable externa. Los ahorros energéticos resultantes se traducirán en una reducción considerable de los costes que, según los cálculos, será de 15 millones de dólares australianos (9,6 millones de euros) al año en el ejercicio de 2028.

"La iniciativa de Monash está mostrando cómo una red alimentada por fuentes de energía renovables puede aportar mayor seguridad en la operación y ser más eficiente gracias a la acción conjunta de los recursos energéticos distribuidos", afirma el gerente de Soluciones Energéticas de Indra en Australia, Giovanni Polizzi.

Noticias relacionadas

next