X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

así lo indica la directora general de cultura y patrimonio

Habrá unas cuartas excavaciones si se derriba el viejo edificio del Mercado Central

7/09/2017 - 

ELCHE. Septiembre y el nuevo curso político llegan pisando fuerte en Elche. Algunos partidos ya han empezado a perfilar cuáles van a ser las líneas estratégicas del mismo (salvo el PP, que primero tiene que cerrar algunos asuntos), pero también con el nuevo periodo es previsible que vuelvan a la palestra algunos temas que hegemonizaron la anterior en bastantes ocasiones. Quitando a los protagonistas de temporada, como los presupuestos, el Mercado Central vuelve a las andadas. En una reciente entrevista con Alicante Plaza, la Directora General de Cultura y Patrimonio, Carmen Amoraga, aseveraba que en el caso de que se derribe el viejo edificio del mercado, se tendría que proceder a unas nuevas catas arqueológicas, que serían ya las cuartas.

Actualmente, el edil de Mercados, Carlos Sánchez, se encuentra negociando con los placeros, que siguen aferrados al edificio y que presentaron alegaciones a la publicación de desalojo del Boletín Oficial del Estado (BOE). No obstante, parece que tendrán que hacerlo este mes, que es cuando presumiblemente el Consell aprobará las terceras excavaciones, según señala el alcalde Carlos González. Sin embargo, también indica que estas nuevas catas serán las últimas que se realizarán, algo que contradicen las declaraciones realizadas por Amoraga, que explicó que “el actual Plan de Reforma Interior (PRI), aprobado por el anterior Consell sin informe preceptivo de tráfico, ya dice que si se derriba el edificio, la nueva construcción se debe alinear con el Carrer Major. Por tanto, si finalmente decidieran derribarlo, nos iríamos a una cuarta fase de excavaciones que, desde la Territorial, ya hemos notificado mediante carta al promotor”. Una notificación que de momento no ha sido respondida por la mercantil.

Asimismo, también explicaba Amoraga que Ayuntamiento y Aparcisa tienen que saber qué quieren del proyecto, si un edificio nuevo y por tanto derrumbar el actual o mantenerlo para su reforma. Aunque esas especulaciones no son tales al menos en lo que respecta a los segundos: quieren otro edificio con su parking subterráneo, que es de donde van a extraer el beneficio. En cuanto a la tercera fase, que es la que empezaría este mes y que afecta a las calles adyacentes, señala que aún no saben por dónde se entra, ni por dónde se sale al supuesto parking, “ni el propio Ayuntamiento tiene ese proyecto”, esgrimía Amoraga. “Y todo eso sin hablar de tráfico y urbanismo, como la no inclusión del informe de afectación de tráfico que se debería haber incluido en el PRI, y que nosotros ya hemos denunciado, estamos hablando, con las fases de excavación y exploración, únicamente de patrimonio”, añadía.

Una vez más, a merced de lo que establezca el Consell

En este sentido, en la parte que respecta al PSOE, vuelven a señalar que ellos van de la mano con lo que en cada momento indique Conselleria. En referencia a esas cuartas excavaciones que habría que realizar en caso de derribo, el alcalde señala que la Dirección General de Cultura y Patrimonio es quien tiene la autoridad y competencia de las excavaciones arqueológicas: “nosotros cumpliremos estrictamente todas aquellas decisiones que se planteen por parte de quien tiene la competencia para salvaguardar el patrimonio de la ciudad. Por lo tanto estaremos atentos a los que se indique porque será lo mejor para el patrimonio de la ciudad".

Con respecto al proyecto del nuevo Mercado, del que Compromís volvió a mostrar su total desacuerdo recientemente, sobre la posible erosión en la alianza tripartita por culpa del proyecto, el primer edil señala que no supone ninguna amenaza para la estabilidad del mismo: “somos formaciones políticas distintas, autónomas, pero las diferencias no nos impiden llevar adelante un proyecto de ciudad con seriedad y rigor”. Por su parte, la portavoz de Compromís, Mireia Mollà, asegura tajantemente que el proyecto no pondrá en riesgo el tripartito, y que “la herencia envenenada del Partido Popular no va a ser la excusa para que unas diferencias que vienen de mucho tiempo, que no escondemos y que las tratamos con total respeto y autonomía, se conviertan en la inestabilidad de este gobierno. Tenemos muchas cosas que hacer y muy buenos proyectos para la ciudad”, sentencia la edil.


Noticias relacionadas

next