X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

asamblea informativa abierta a la ciudadanía

Guanyar justifica su salida del Gobierno en el rechazo de Echávarri a las políticas del cambio   

13/11/2017 - 

ALICANTE. Los cinco concejales de Guanyar en el Ayuntamiento de Alicante han explicado este lunes, en un acto abierto a la ciudadanía, los motivos que habrían justificado su decisión de abandonar el equipo de Gobierno el próximo miércoles 15 de noviembre, en el caso -poco probable- de que el alcalde, el socialista Gabriel Echávarri, no haya decidido presentar antes su dimisión. El portavoz del grupo municipal y vicealcalde de Alicante, Miguel Ángel Pavón, ha abierto el acto para explicar que, tras las municipales de 2015, Guanyar trató de impulsar el cambio en Alicante desde el Ayuntamiento y que la ilusión y las ganas de trabajar de entonces continúan intactas. Ha señalado que "los principios que nos guiaban siguen siendo nuestra razón de ser, nuestra hoja de ruta; por eso pensamos que no podemos continuar en el gobierno sosteniendo a un alcalde que ha traicionado ese pacto político de izquierdas por el cambio". "Hemos intentado defender ese pacto pero nuestros socios lo han apartado o ignorado cuando han considerado que no les convenía. Han firmado un pacto de refundación, de la vergüenza como lo vemos nosotros, y que se ha demostrado que ha sido un fiasco", ha insistido.

Después, ha hecho balance de la labor desempeñada por Guanyar a lo largo de los dos años y medio de este mandato. "Hemos conseguido muchas cosas y tenemos muchas propuestas en marcha", frente al "ruido mediático que algunos amplificado hasta el infinito, silenciando la gestión". Ahora, ha dicho, "no sabemos que pasará con ellas". Por lo que respecta a su concejalía, la de Urbanismo, Pavón ha citado el desbloqueo de planes como el de Benalúa Sur, el inicio de los trabajos de un PGOU "transparente y sin sospecha de corrupción, un catálogo de protecciones que no hemos podido aprobar contra el que el señor Echávarri al principio fue muy hostil, como se han mostrado muchos lobbys de la ciudad acostumbrados a dirigir la ciudad desde sus despachos". "Ese trabajo está hecho y estoy convencido de que más tarde o más temprano conseguiremos recuperarlo para ponerlo en valor", ha señalado.

También ha destacado la toma de decisiones "difíciles pero valientes", como "aplicar la legalidad por primera vez en 20 años" con la carga y descarga de graneles en el Puerto, "hemos intentado combatir los problemas de ruido y de saturación de los veladores del Centro quizá todavía sin resultados significativos tras tantos años de barra libre"... "y todo con un alcalde completamente hostil a cualquier cambio a cualquiera de estas cuestiones que son reivindicaciones que están en la calle", ha insistido. 

Con todo, ha insistido en que no se ha podido avanzar en cuestiones que eran centrales para Guanyar y para cualquier gobierno del cambio como la remunicipalización de servicios públicos. "Echávarri también se ha mostrado absolutamente hostil y ha conseguido el apoyo de Compromís" en esa cuestión, ha dicho. Tampoco se ha conseguido aplicar "políticas fiscales progresivas como el aumento del IAE, congelado desde la etapa del PP; se nos dice que puede haber fuga de empresas", ha detallado. En esta línea, también ha lamentado el proceso seguido para la tramitación de los presupuestos, sin dar cuenta de la propuesta a los vecinos. "Así es imposible cambiar Alicante", ha dicho. Y ha llegado a mencionar una propuesta de Echávarri para "pagar dos millones de euros más a la UTE de la limpieza vinculada a Enrique Ortiz, el presunto mayor corruptor de la ciudad, en donde consiguió el apoyo del señor Bellido". "¿Estas son políticas del cambio?" se ha preguntado. Además, ha acusado a Echávarri de poner palos en las ruedas a las concejalías gestionadas por Guanyar y ha subrayado que el colmo ha sido las dos investigaciones en las que el primer edil se encuentra inmerso, en las que ha vuelto a subrayar el "paralelismo" con la actitud de la exalcaldesa del PP, Sonia Castedo. "Es aterrador", ha remarcado. 

Por último, ha incidido en que seguirán trabajando "desde la honestidad, la credibilidad y la coherencia, con nuestros aciertos y nuestros errores y que la mayoría de la izquierda social de Alicante pueda recuperar su espacio". "Estoy seguro de que este señor dimitirá, es incomprensible que su partido le sostenga, y veremos qué ocurre en esa investidura", ha apostillado.

Tras la intervención de Pavón, han tomado la palabra el resto de concejales de la plataforma electoral que lidera EU. La edil de Acción Social, Julia Angulo, ha destacado el bloqueo al proceso para fomentar la participación ciudadana a través de la reforma de su reglamento y ha reivindicado, por ejemplo, los cambios en el sistema de acceso a las ayudas del Patronato de Vivienda. El concejal de Medio Ambiente, Víctor Domínguez, ha defendido avances como la implantación de la recogida selectiva de residuos orgánicos "por el que hemos recibido solicitudes de información de otras ciudades". Y la edil de Juventud y Protección Animal, Marisol Moreno, ha subrayado el esfuerzo en la programación de actividades para jóvenes y en las primeras políticas animalistas aprobadas en la ciudad. Por último, el edil de Cultura, Daniel Simón, ha subrayado que "nos vamos porque Echávarri es un problema para la ciudad y eso supera todo lo que hemos explicado aquí". Después de abundar en su apuesta por la transparencia en las contrataciones de su departamento, en la diversificación de la oferta cultural y en el impulso de iniciativas como la candidatura de Alicante como capital cultural de la Comunitat o para optar a que el Castillo de Santa Bárbara sea reconocido como Patrimonio de la Humanidad, Simón ha subrayado que "necesitamos a un alcalde que ejerza de líder y de bombero, no de pirómano" y ha asegurado que Guanyar volvería al Gobierno. 

Pavón ha cerrado el acto con palabras de agradecimiento por los mensajes de reconocimiento que, asegura, han recibido y ha insistido en que este martes seguirán ejerciendo sus responsabilidades de Gobierno "hasta el último segundo". "El miércoles, si nos vamos, más que un día triste, va a ser un día digno, y vamos a seguir ahí, no nos vamos del Ayuntamiento, vamos a estar en la oposición", ha añadido. "Y vamos a trabajar para volver a estar en el Gobierno, nuestra vocación es gobernar y vamos a trabajar para reconstruir esa mayoría de progreso: nos ha tocado bailar con lo peor del PSOE, pero hay alternativas; mientras tanto vamos a fiscalizar a ese minigobierno para que todo lo que se ha puesto en marcha, se concluya; hay procesos de contratación en marcha y eso es difícil de parar, no creo que lo hagan", ha señalado. "Nos consta que en el PSOE están hartos de Echávarri, entiendo que no debe ser fácil destituirlo, pero al final lo harán", ha concluido.           

El acto, que se ha desarrollado durante dos horas en el salón de actos de la sede de CCOO (el mismo escenario en el que se votó que Guanyar votase la investidura de Echávarri y que formase parte del equipo de Gobierno), ha contado con la asistencia de entre 120 y 150 personas, según las fuentes consultadas.

Noticias relacionadas

next