X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

elección de asesores municipales y renovación de órganos 

Guanyar activa el pacto sobre la crisis de los concejales: ¿paz duradera o cierre en falso?

23/01/2018 - 

ALICANTE. Guanyar pone en marcha los acuerdos de paz sobre la crisis de los concejales alcanzados en el consejo político de EU (su socio mayoritario, casi único) a principios de este mes. Se trata del desarrollo de tres procesos de renovación paralelos: uno que afecta a la elección de los cargos de confianza que deben ejercer funciones de asesor del grupo municipal, otro que atañe a la composición de la mesa de coordinación de la propia plataforma política y un tercero que afecta únicamente a EU y que comprende la elección de un nuevo consejo político reducido (ahora está compuesto por 22 miembros) por votación del conjunto de la militancia. Los dos primeros asuntos se abordarán este martes en el transcurso de la primera asamblea de Guanyar que se convoca tras el estallido de la disputa, a principios de diciembre.

Lo cierto es que, por sí solo, el mismo orden del día de la sesión pone a prueba la vigencia de ese pacto pacificador. El punto primero es la aprobación del acta de la asamblea anterior, algo que podría generar cierta polémica si se tiene en cuenta que un sector de Guanyar -y a su vez de EU- puso en duda la validez de los acuerdos que se votaron. De hecho, el mismo coordinador local de EU, José Luis Romero, impugnó la convocatoria de la asamblea y los acuerdos adoptados, a título particular. Entre esos acuerdos que generaron controversia figuró precisamente el de la convocatoria de un proceso público de selección de los asesores municipales. Desde la salida del equipo de Gobierno, el grupo municipal dispone de sólo dos dedicaciones exclusivas que se reparten entre tres personas contratadas desde el inicio del mandato. El objetivo del acuerdo era abrir un nuevo proceso de selección para encontrar a las personas que reuniesen perfiles adecuados para afrontar esta nueva etapa en la oposición.

El tercer punto del orden del día reza: "Explicaciones sobre la ausencia de ediles en la última asamblea". Se trata de un tema directamente relacionado con el anterior: ni el portavoz municipal del grupo, Miguel Ángel Pavón, ni Julia Angulo, participaron en esa cita por su disconformidad con el acuerdo que se proponía. Sin embargo, sí acudieron y votaron a favor sus tres compañeros de filas: Daniel Simón, Víctor Domínguez y Marisol Moreno.

El cuarto punto es meramente informativo sobre el desarrollo de ese proceso de selección, abierto oficialmente desde el pasado viernes 17 de enero, a partir de unas bases teóricamente acordadas por los cinco concejales del grupo municipal y por los órganos de dirección de Guanyar y de EU. Esas bases, publicadas por Guanyar en sus redes sociales, comprenden un sistema de puntuación que prima claramente los criterios objetivos sobre los subjetivos. El primer apartado, sobre el que se conceden 20 puntos, se refiere fundamentalmente a la experiencia profesional y la formación de los candidatos, que debe quedar acreditada documentalmente. El segundo apartado, en el que se conceden 5 puntos, se corresponde con una entrevista personal ante una comisión de baremación. Esa comisión de baremación estaría conformada por los cinco concejales y por "las personas elegidas por la asamblea de Guanyar para formar parte de la comisión de selección". Según esas mismas bases, "la prueba subjetiva o entrevista será valorada por los cinco concejales de Guanyar y todos los miembros de la comisión de selección que puntuarán en condiciones de igualdad. La nota de esta prueba por tanto, será la media aritmética de la suma de todas las puntuaciones otorgadas". 

No obstante, la literalidad que queda plasmada en ese documento difundido públicamente difiere de las interpretaciones que ofrecen distintos representantes de la plataforma política y del propio grupo municipal. Según esas fuentes, en ese sistema de valoración se habría pactado que el portavoz del grupo, Miguel Ángel Pavón, tendría la capacidad de ejercer una especie de voto de calidad, con un peso preponderante, para elegir a uno de los tres asesores que, a priori, tendría que desarrollar una labor más directa con sus funciones.


Por último, entre los puntos conflictivos del orden del día figura la renovación de la mesa de coordinación de Guanyar: el órgano rector de la asamblea que, según los estatutos debería haber sido renovado a los seis meses de su constitución y, sin embargo, sigue estando formado por sus miembros originales, designados en 2015. Ese también fue un punto reflejado en la impugnación presentada por Romero sobre la convocatoria de la asamblea de Guanyar, al subrayar la falta de legitimidad de sus decisiones.

Así, el desarrollo de la reunión se antoja toda una incógnita. En principio, debería estar presidida por el tono conciliador con el que transcurrió el último consejo político de EU, en el que se superó el enfrentamiento de su sesión precedente, con una dirección partida literalmente en dos: once miembros a favor de los acuerdos de la asamblea de Guanyar (la decisión por la que se pronunciaron el excoordinador local, José Antonio Fernández Cabello; el portavoz de la mesa de coordinación de Guanyar, Luis Fernando Sevilla, y los ediles Simón, Domínguez y Moreno, entre otros), celebrada en diciembre, frente a once en contra (entre los que se encontraron Romero, Pavón y Angulo, entre otros). De hecho, fue en ese último consejo político de EU en el que las dos corrientes refrendaron las bases del armisticio.   

Noticias relacionadas

next