X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

impugnaciones contra la regulación estacional en alicante

El lío de las aperturas en domingo: el gran comercio se blinda con recursos por si no hay pacto global 

El Corte Inglés, Anged y tres centros comerciales (Plaza Mar 2, Gran Vía y Puerta de Alicante) se suman al Ayuntamiento y recurren el modelo estacional decretado por el Consell para mantener abierta la vía judicial. El pequeño comercio rechaza el preacuerdo autonómico con 40 festivos de apertura y complica el pacto 

23/09/2017 - 

ALICANTE. Las espadas siguen en alto en el debate sobre los horarios comerciales pese al interés que todos los actores vienen manifestando en darlo por zanjado para que exista seguridad jurídica y pese al principio de acuerdo que se exhibió en la última reunión del Observatorio de Comercio en torno a una regulación global para el conjunto del territorio autonómico (40 domingos de apertura entre junio y enero). La prueba de que la consecución definitiva de ese posible pacto no va a ser fácil se evidencia en dos nuevos movimientos antagónicos registrados por el gran y el pequeño comercio en Alicante.

Alicante Plaza pudo confirmar que tanto El Corte Inglés como la Asociación Nacional de Grandes Superficies (Anged) han presentado ya sus respectivos recursos de alzada contra la regulación estacional decretada por la dirección general de Comercio para la ciudad de Alicante. Plaza Mar 2, Gran Vía y Puerta de Alicante -los tres centros comerciales a los que una sentencia reconoció el derecho a la libertad de apertura en domingo (ser incorporados a una Zona de Gran Afluencia Turística, ZGAT)- también preveían presentarlo entre este viernes o el lunes: el último día de plazo para hacerlo. 

Los tres recursos piden cambios en el régimen actual, decretado en julio y en exposición al público desde el 23 de agosto. En él se establece la posibilidad de que las grandes superficies de toda la ciudad puedan abrir los domingos comprendidos entre el 15 de junio y el 15 de septiembre. Además, esa regulación mantiene también la ZGAT específica para la fachada litoral, por la que se ampara la apertura del gran comercio entre el 15 de junio y el 30 de septiembre y durante la Semana Santa.

Con ese régimen, el Consell dio por extinguida la libertad de apertura durante todo el año establecida sólo para el gran comercio del Centro tradicional bajo el mandato del PP. Un modelo que el actual equipo de Gobierno (en realidad, dos de sus tres componentes: PSOE y Compromís, sin apoyo de Guanyar) pretendía mantener desde 2016, ligado a un acuerdo de ampliación de plantillas para respetar la conciliación de la vida familiar de los trabajadores del sector. Después, esa situación tuvo que modificarse, precisamente, para dar cobertura a los tres centros comerciales, en cumplimiento de la sentencia a su favor.

La cuestión es que ese nuevo modelo estacional no convence ni mucho menos al gran comercio. Tanto El Corte Inglés como Anged vuelven a reclamar en sus recursos la libertad horaria durante todo el año, mientras que Plaza Mar 2, Gran Vía y Puerta de Alicante exigen que se garantice igualdad de condiciones para todos. Es decir, que también se permita abrir los festivos de Semana Santa como en la ZGAT de la fachada litoral.

A esos recursos se suma el interpuesto por el Ayuntamiento de Alicante, a través de la Concejalía de Comercio. En este último recurso, también se pide el regreso a la ZGAT de 2013, tras incorporar sólo con carácter provisional a los tres centros comerciales que lograron una sentencia de primera instancia a su favor. El recurso municipal justifica esa provisionalidad, precisamente, en que el TSJ podría anular esa autorización a los tres centros comerciales, en respuesta al recurso presentado por el Ayuntamiento.

Los cuatro recursos (tres del gran comercio más el municipal) serán analizados y resueltos por la propia Dirección General de Comercio. A priori, tiene tres opciones: rechazarlos por completo, admitirlos en su integridad y volver a una libertad horaria total o asumir sólo algunas de sus consideraciones. El segundo supuesto parece poco probable: al margen de los argumentos técnicos que se usaron para avalar el régimen estacional, la Dirección General de Comercio, bajo la coordinación de Natxo Costa (Compromís), viene apostando desde 2015 por la defensa del pequeño y mediano comercio y mantiene la posición ideológica de que la libertad de apertura total perjudica a los minoristas.

Así que todo parece apuntar que los recursos se desestimarán total o parcialmente. Y esa es la trascendencia real del trámite de recurso: tras su rechazo, los cuatro recurrentes tienen la vía libre para acudir ante la justicia para combatir la vigencia de ese modelo mediante un contencioso. Y esa es la bala que los cuatro actores -El Corte Inglés, Anged y los centros comerciales y el Ayuntamiento de Alicante (o su Concejalía de Comercio)- quieren tener guardada en la recamara ante la posibilidad de que no se alcance el pretendido pacto global para todo el territorio autonómico. Los cuatro tendrían dificultades para que se les aceptase un hipotético contencioso posterior ante el TSJ si antes no hubiesen agotado la vía administrativa. 

La oposición de los minoristas a los 40 festivos

El segundo movimiento viene del pequeño comercio. Y va directamente contra la línea de flotación de ese preacuerdo global sobre las aperturas en domingo. Varias asociaciones de minoristas (Colectivo por Alicante, Corazón de Alicante, Fecoema, Más que Centro...) trasladaron personalmente este jueves al director general de Comercio su rechazo frontal a lo que se prevé en ese pretendido pacto autonómico para 2018: la propuesta de los ya citados 40 domingos de apertura entre junio y enero que Anged ha llegado a calificar de acuerdo histórico. En una reunión que se prolongó casi durante dos horas, los representantes de esas asociaciones locales comunicaron a Costa que ese hipotético régimen les perjudicaría. Máxime si se tiene en cuenta que la ZGAT actual (de 15 de junio a 15 de septiembre) sólo permite 22. 

Y ese mismo mensaje es también el que, según las fuentes consultadas, se estaría recopilando tanto entre los minoristas del conjunto de la provincia, a través de la Federación Alicantina de Comercio de la pequeña y mediana empresa (Facpyme), como en el de otras asociaciones locales y provinciales de Valencia. Según las mismas fuentes, el pequeño comercio de las ciudades en las que existe una ZGAT estaría expresando su preocupación ante una cifra de 40 festivos de apertura. Y también sobre qué 12 festivos se establecerían en los municipios en los que no existe ZGAT, dada la disparidad de situaciones locales que existen en el conjunto de la Comunitat. 

Por lo pronto, Comercio continúa manteniendo reuniones sectoriales con el objetivo de presentar al menos un borrador de propuesta sobre un pacto autonómico durante la próxima semana para perfilarla y elevarla a una próxima reunión del Observatorio de Comercio.   

Noticias relacionadas

next