X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

debía dos millones a caixabank y varios miles de euros al puerto

El juez liquida la antigua concesionaria del Centro de Negocios del puerto de Alicante

28/03/2017 - 

ALICANTE. Fit Via Vi S.L., que era la concesionaria del Centro de Negocios de Alicante de la 'Casa del Mar' en el muelle de Poniente, ha dejado de existir. El juez de lo Mercantil ha dictado la extinción de la empresa dirigida por Alejandro Parres, una vez aprobado y llevado a cabo el plan de liquidación propuesto por el administrador concursal, el abogado torrevejense Pedro José Munuera Suances. Cuando Fit Via Vi fue a liquidación, mantenía una deuda de 2 millones de euros con CaixaBank, y de varios miles con el puerto de Alicante por tasas impagadas.

Según el edicto que ha publicado el Boletín Oficial del Estado (BOE), el titular del Juzgado de lo Mercantil número 2 de Alicante, Salvador Calero, ha resuelto concluir el procedimiento concursal al haber culminado la liquidación y "cesar las limitaciones de las facultades de administración y disposición del deudor subsistente, salvo las que estén contenidas en la sentencia firme de calificación". así como "aprobar la rendición de cuentas de la administración concursal". Del mismo modo, el juez cesa al administrador concursal en el ejercicio de su cargo y da curso a "la extinción de la entidad y el cierre de su hoja de inscripción en los registros públicos que corresponda".

Alejandro Parres, arquitecto y administrador único de Hábitat Humano, se presentó al concurso para hacerse con la concesión del Centro de Negocios de Alicante en 2006 con la firma Zotra S.L., dedicada a la construcción. Antes había gestionado el parking provisional que funcionó unos años frente a los juzgados de Benalúa, en el solar donde debería haberse construido la Ciudad de la Justicia. Zotra se hizo con la concesión, que explotó luego Fit Via Vi S.L. (creada en 2005), también con Parres como administrador único. La sociedad aportó la concesión a 22 años como aval para solicitar un crédito a CaixaBank, para reformar el edificio tras acceder a su explotación. En 2014 se declaró en concurso de acreedores y dejó impagado el crédito, amén de las tasas de los últimos años al puerto, que extinguió la concesión y la volvió a sacar a concurso.

Así, entre los acreedores de Fit Via Vi figuraban, además de la Seguridad Social y los exempleados, la propia Autoridad Portuaria de Alicante y las entidades bancarias que concedieron los créditos impagados. Según las fuentes consultadas por Alicante Plaza, la deuda con el puerto ascendería en este momento a unos 50.000 euros, pese a que en su momento el propio Parres la estableció en medio millón. En cuanto a CaixaBank, la sociedad extinguida le sigue adeudando 2 millones, que la entidad reclama ahora al puerto al considerar que al retirar la concesión a Parres perjudicó sus opciones de recuperar el dinero, tal como desveló este diario en noviembre. La entidad bancaria no ha tenido noticias del juzgado sobre la finalización de la fase de liquidación, según las fuentes consultadas.

Los siete empleados afectados por la quiebra de Fit Via Vi S.L. fundaron una sociedad laboral (Alicante Business Center) que explotó el edificio hasta que en mayo pasado expiró la concesión provisional. Actualmente siguen utilizando el nombre de 'Centro de Negocios de Alicante' en un nuevo local de coworking que han abierto en la Rambla de Méndez Núñez, con una imagen corporativa similar. Al parecer, esta cooperativa se adjudicó el mobiliario del anterior centro de negocios durante la liquidación, por lo que los nuevos concesionarios, Ociex, tuvieron que amueblarlo de nuevo. Tras rescatar la concesión por los impagos, el consejo de administración del puerto de Alicante la adjudicó posteriormente a Business World Alicante (BWA), proyecto impulsado por Javier Reina, Héctor Doménech y Esteban Roig, de Ociex (se impusieron, precisamente, a la cooperativa de los exempleados). 

El nuevo equipo gestor pretende superar la etapa del "hotel de empresas", en la que el Centro de Negocios se dedicaba a alquilar espacios para oficinas, para convertirlo en un auténtico punto de encuentro para inversores.

Noticias relacionadas

next