X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

firma del acuerdo sin CCOO, ugt ni unión gremial 

El comercio sella el pacto de los 38 festivos de apertura sin respaldo de los minoristas de Alicante

29/12/2017 - 

ALICANTE (EP/AP/VP). Fumata blanca al pacto global para las aperturas en festivo en la Comunitat. Los operadores del sector representados en Observatorio autonómico del Comercio ratificaron este jueves la propuesta de regulación acordada el pasado 5 de diciembre, por la que se autoriza que el gran comercio pueda abrir 38 festivos en la cinco Zonas de Gran Afluencia Turística (ZGAT) existentes en la ciudad de València y en la totalidad de la ciudad de Alicante, donde se establece una ZGAT única para todo el término municipal. Esas 38 jornadas de apertura corresponden a los domingos y días no laborables comprendidos entre el 15 de junio y el domingo de después de Reyes, además de la Semana Santa.

El comercio valenciano rubricó este jueves el ansiado pacto de horarios comerciales con el que se aplicará el recorte a la apertura en festivos deseado por el Consell. Fue una tarde de celebración tras años de enfrentamiento, con el grueso del sector de acuerdo -tras mucho tiempo- con un mismo calendario de festivos aperturables. Además, el conseller de Economía, Rafael Climent, anunció que espera implantar el acuerdo tras las rebajas de enero, de modo que el gran comercio volvería a cerrar los festivos en València partir del próximo mes de febrero.

La conselleria se apresuró a convocar a los firmantes el miércoles por la tarde tras no lograr en la negociación de los flecos sumar a los sindicatos CCOO y UGT ni un escenario diferenciado que permitiera el consenso en la ciudad de Alicante. También quedan al margen del acuerdo los centros comerciales, de modo que en todos estos actores se concentra el riesgo de una nueva judicialización del conflicto de la apertura en domingo. la nota curiosa la puso Unió Gremial, que plasmó su "abstención" posando para la foto pero rehusando firmar el acuerdo.

El resto sí firmó la paz, que pasa por la retirada de las acciones legales en marcha para establecer el siguiente calendario -ideado, junto al Consell, por las patronales del pequeño comercio Cecoval y Covaco; la de los supermercados, Asucova; y la de la gran distribución, Anged-.

Tanto el conseller de Economía, Rafa Climent, como el director general de Comercio, Natxo Costa, apuntaron que el acuerdo no presenta cambios "significativos" respecto al preacuerdo alcanzado a principios de mes y que se ha sellado finalmente sin la firma de los representantes de CCOO, UGT ni la de Unión Gremial. Además, según pudo constatar Alicante Plaza, el acuerdo continúa sin contar con el respaldo de las asociaciones representativas del pequeño comercio de la ciudad de Alicante ni con el de la federación provincial, Facpyme, pese a que Economía consideró válida la participación de las organizaciones autonómicas que las agrupan, Cecoval y Covaco.   

En función de ese pacto, además, se establece que, desde el 15 de junio y hasta el domingo de después de Reyes, se abrirá 40 días en los municipios que ya disponen de una zona ZGAT, como Finestrat, Torrevieja, Alborache, l'Alfàs del Pi, Benissa, Orihuela costa y Pilar de la Horadada costa, mientras que para el resto del territorio de la Comunitat, se abrirán once días. Esos festivos aperturables de 2018 en poblaciones que no cuenten con ZGAT serán: 7 de enero, 18 de marzo, 1 de abril, 1 de julio, 25 de noviembre y 2, 8, 16, 23 y 30 de diciembre.

Alicante podrá promover una regulación propia si logra el respaldo de los actores 'puros' del sector, sin que sea necesario el apoyo explícito de los sindicatos

Climent explicó, en relación a las demandas de rebajar hasta 31 festivos las aperturas en Alicante, que la Generalitat "no cierra ninguna puerta" y las ciudades de Alicante y València tienen la "posibilidad de mejorar" la regulación a través de sus consejos locales siempre que consigan unanimidad de los principales actores del sector. "Si quieren cambiar alguna cosa, que trabajen el diálogo", agregó. Como publicó este diario, el conseller confirmó que en Alicante no se había podido lograr un acuerdo "sustancial" para rebajar la cifra de festivos de apertura, por lo que "no era prudente incluir nada", pero que en la ciudad "se puede seguir trabajando desde su consejo local de comercio". "Siempre han reivindicado que no quieren ser diferentes y este acuerdo plasma la no diferenciación entre València y Alicante", resaltó.

Según las fuentes consultadas, en este punto del pacto -por el que se abre la posibilidad de que se alcance un acuerdo diferente en el ámbito local-, también se introdujo una ligera modificación en la línea, precisamente, de lo reivindicado por el alcalde de Alicante, el socialista Gabriel Echávarri, en la reunión del consejo del miércoles. No será necesario que la propuesta de regulación alternativa que se debata en el consejo local de comercio tenga que ser refrendada por la unanimidad de sus representantes, sino que sólo se exigirá el voto favorable de los actores puros del sector, sin que resulte necesario el respaldo explícito de los sindicatos. 

Sea como fuere Climent puso en valor el "diálogo, acuerdo y consenso" para llegar a un "punto de equilibrio aceptable" que habría sido "complicado si no hubiera habido concesiones por todas las partes". "Es la mejor solución posible, aunque no la mejor", matizó. También agradeció la "concesión" de los representantes del sector y las diferentes entidades que ratificaron el pacto, lo que permitió "llegar a un punto de encuentro que no satisface a ninguno, pero que no beneficia a ninguno por encima de otros", insistió. "El diálogo es la línea de trabajo de este Consell, y en este acuerdo se materializa. Cuando hay diálogo, es normal que las cosas tarden un poco más que cuando se hacen por decreto", zanjó.

El pacto se tramitará como petición a la Generalitat. "La idea es que inmediatamente desde la Conselleria traslademos a las Corts", según señaló Costa. Después, se convocará una reunión con todos los grupos parlamentarios. Así, la aprobación se llevará a cabo en lectura única y "de la forma más rápida posible", para que pueda entrar en vigor aproximadamente el 24 de enero. De esta forma, los comercios disponen de un mes para adaptar su calendario.

Climent señaló que los comercios de gran distribución "se han comprometido a aplicar el acuerdo de forma rápida", pero que luego "cada empresa tiene sus propias dinámicas". "La planificación la pueden comenzar desde hoy", recalcó.

Noticias relacionadas

next