X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

en 2010 los populares pidieron lo mismo en la cámara alta

El PP vuelve a rechazar en el Senado que Benidorm sea reconocido como municipio turístico

22/09/2017 - 

VALÈNCIA. Benidorm lleva 15 años sin ser reconocido como municipio turístico y, de momento, seguirá sin serlo. El artículo 125 de la Ley de Haciendas Locales, que aprobó el PP de José María Aznar en 2004, solo reconoce como tal a aquellas ciudades que cumplen tres requisitos: no ser capital de provincia o de comunidad autónoma, tener una población de entre 20.000 y 75.000 habitantes y que el número de viviendas de segunda residencia supere al número de principales. Unas exigencias que el Grupo Unidos Podemos-En Comú Podem-En Marea en el Senado interpreta como una "disfunción de la ley" porque no tiene en cuenta el número de plazas hoteleras. 

Para revertir esta situación, los morados presentaron en la Cámara Alta una Proposición de Ley el pasado 6 de junio a instancias de la senadora valenciana Vicenta Jiménez. El texto señalaba que se modificara el apartado primero de la ley, de manera que se reconociera como municipio turístico todo aquel que cumpliera dos condiciones: superar los 20.000 habitantes y que la "suma de número de viviendas de segunda residencia, apartamentos turísticos y alojamientos en establecimientos hoteleros supere al número de viviendas principales, de acuerdo con los datos oficiales del último Censo de Edificios y Viviendas". Sin embargo, la abstención del Partido Nacionalista Vasco y el voto en contra del PP -quien tiene mayor representación en la Cámara Alta- de la pasada semana, imposibilitaron que esta propuesta de modificación saliera adelante. 

En la votación, realizada el pasado 13 de septiembre -justo cuando se celebraba la primera jornada del Debate de Política General en Les Corts en la que el síndic de Podemos, Antonio Estañ, abrió el melón de la tasa turística con la que los populares están en contra-, el senador del PP por Benidorm, Agustín Almodóbar, se ausentó del hemiciclo. Y, por tanto, fue el de la Rioja, José Luis Pérez Pastor, quien tuvo que fijar la posición en contra del Partido Popular a esta Proposición de Ley que había reunido el apoyo de casi la totalidad de los partidos.

El senador del PP por Benidorm, Agustín Almodóbar. VP

Curiosamente el propio Almodóbar fue quien presentó en 2010 una propuesta para que las pernoctaciones hoteleras y el número de plazas regladas en alojamientos legales fuesen también requisito para que los municipios fueran considerados turísticos. No es posible que "Benidorm quede fuera y ningún municipio de Canarias sea considerado como turístico, es algo que hay que arreglar y estamos trabajando en ello", afirmó en aquel momento el senador. 

Así, el icono de la atracción de viajeros en la Comunitat seguirá sin ser reconocido como municipio turístico. Benidorm no tiene las características exigidas en la normativa porque basa su desarrollo turístico en la "gran capacidad hotelera y no en la segunda residencia" por lo que no es "considerada por la administración estatal" como tal. ¿Las consecuencias para la ciudad? Deja de percibir "importantes ingresos" correspondientes a la tasa impositiva de los consumos de tabaco y carburantes que se contabilizan en su término municipal. 

Unos ingresos que según la formación morada, después de hacer distintas estimaciones año tras año, oscilan entre los 700.000 y 1,5 millones de euros. Con este dinero que deja de percibir la localidad, son "los residentes los que sufren un agravio" al tener que cargar "con los gastos de un turismo masivo". En ellos se concentra "injustamente cada vez más la presión fiscal, mientras los beneficios se reparten entre unos pocos empresarios", recogía la propuesta de los morados.  

Playa de Benidorm. Foto: RAFA MOLINA

De esta manera, los impuestos que genera, por ejemplo, el mantenimiento de los servicios públicos, la puesta al día de nuevas infraestructuras o la compensación del coste medioambiental que conlleva la recepción de un gran volumen de turistas, "los soportan los residentes del municipio", denuncia Jiménez, en una ciudad que recibe 11 millones de pernoctaciones anuales aproximadamente.

A pesar de este nuevo rechazo a reconocer que Benidorm, líder en el sector en la comarca de la Marina Baixa, es municipio turístico, el Grupo Unidos Podemos-En Comú Podem-En Marea en el Senado no desistirá. Jiménez asegura a Valencia Plaza que seguirán "pensando en la manera para conseguir que los ciudadanos no sigan cargando con los gastos del turismo masivo", como también lo harán con localidades como Gandia. 

Epicentro del debate de la tasa turística

La condición indudable de la ciudad alicantina como polo de atracción de visitantes se ha visto como protagonista dentro del debate sobre si aplicar o no la tasa turística. Les Corts aprobaron en el Debate de Política General de la semana pasada una propuesta de resolución de Podemos que instaba al Consell a aplicar un impuesto que fuese destinado a la mejora de la calidad turística. El PP, como en esta proposición de ley, votó en contra. 

Noticias relacionadas

next