X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Hoy es 22 de octubre y se habla de ELCHE CF cd alcoyano alicante urbanismo Turismo

manifiesto histórico con 20 razones para su rechazo

Los empresarios rechazan "por principios" la tasa turística y dicen que la única opción es no aplicarla

22/09/2017 - 

ALICANTE. Después de varios días de debate público sobre la conveniencia o no de la tasa turística, los empresarios del sector en la Comunitat se han unido para mostrar su rechazo frontal a la misma. Es más, según explicaron fuentes de una de las patronales más importantes, la asociación hotelera de la Costa Blanca, Hosbec, no hay forma en la que se les pueda convencer porque se niegan por principios. "La única manera en la que podamos estar de acuerdo es que entiendan nuestros argumentos y nos digan que no la van a aplicar", indicaron a Alicante Plaza estas mismas fuentes.

Lo hacía minutos después de que publicaran el manifiesto por el que se habían unido 26 asociaciones empresariales de toda la Comunitat Valenciana, no sólo del ámbito turístico, ya que defienden que es perjudicial para todos los sectores. Así, recogían 20 razones por las que no están de acuerdo con la tasa. En primer lugar, recalcan que no es una tasa, sino un impuesto, además de que no es "turística" puesto que sólo grava a los hoteles y al alojamiento reglado.

Como consecuencia, el segundo punto versa sobre la injusticia que crea, lo que consideran que es un instrumento fiscal que "vuelve a favorecer a la economía sumergida". En clara relación con los apartamentos "alegales" que se anuncian como turísticos sin tener los permisos pertinentes.

Además, en el tercero alertan por el poder adquisitivo de los visitantes que tienen, por debajo de otras autonomías, que sumado a la tasa, mermaría de forma importante la capacidad de gasto del turista en el destino, en su consumo en restauración, comercio y oferta complementaria, teniendo en cuenta. Todo ello traerá según las conclusiones de los empresarios, una caída en la competitividad de todas las industrias relacionadas con el turismo.

Pero no sólo eso, sino que en el sexto motivo indican que el 30% de lo que sería la futura tasa se recaudaría entre los propios ciudadanos valencianos, ya que, al contrario de lo que ocurre en Baleares o Cataluña, este porcentaje de turistas procede de diferentes puntos de la propia Comunitat.

Así, en las 20 razones que dan, señalan que no se puede comparar la Comunitat con otras realidades como la de Cataluña o Baleares, donde el perfil del turista es diferente, así como las características de la autonomía. También ponen el foco en  la gestión de esta iniciativa, que dicen que "se ha realizado sin la debida transparencia, participación y objetividad, por lo que el propio Gobierno Valenciano incumpliría sus procedimientos de actuación en su aprobación".

Entre sus motivos, también queda patente el miedo que tienen a que les reste competitividad con otros destinos, tanto a nivel nacional con las autonomías que no tienen esta tasa, como los países árabes que han comenzado a despertar y que podrían ganarles terreno aprovechándose de esta circunstancia. Algo que corroboran diciendo que los touroperadores internacionales ya han advertido de sus efectos. "Instaurar un nuevo impuesto en nuestro producto estrella de sol y playa sería ponérselo mucho más fácil para que huyan en masa a estos destinos", dice Hosbec. 

Y no se olvidan de los turistas británicos, cuyo poder adquisitivo podría caer por el Brexit y la tasa no lo pondría más fácil según su argumentación.

Con todo, también quieren avisar de que no han vivido ningún boom turístico, ya que recuerdan que este año ha caído la ocupación y aún no han recuperado los niveles de rentabilidad de 2002. Además, califican de "error mayúsculo" vincular la actividad turística con deterioro del Medio Ambiente, "pues ese mismo criterio podría utilizarse para gravar de manera injusta a actividades tan fundamentales en nuestra economía como la agricultura, la automoción, el azulejo o las compañías aéreas, por citar algunos ejemplos". Algunas de ellas, no obstante, sí pagan tasas medioambientales.

Los empresarios recuerdan que el turismo es una actividad que aporta el 13% del PIB y el 14% del empleo, con una recaudación de impuestos de más de 3.000 millones de euros al año con esta actividad, "por lo que su contribución a la financiación pública es más que solvente", concluyen.

Por último, el motivo que zanja su rechazo a la tasa y con el que tratan de convencer al Consell de que no es buena idea su aplicación es que el sector turístico y empresarial de la Comunitat muestran su posicionamiento en contra.

Noticias relacionadas

next