X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

El TGUE niega que se haya pronunciado ya sobre la cautelar solicitada por Valencia, Hércules y Elche

Foto: TGUE
15/03/2017 - 

ALICANTE. No hay un auto 'escondido' en un cajón de Luxemburgo, Bruselas o València. 

El Tribunal General de la Unión Europea (TGUE) "sigue deliberando sobre la solicitud de suspensión cautelar planteada por Valencia, Hércules y Elche", para esquivar temporalmente las reclamaciones millonarias de Bruselas. Así lo trasladaba a Alicante Plaza este martes una fuente autorizada de este organismo jurisdiccional que apuntaba a "la complejidad del asunto" como una de las razones a las que responde la demora y es que, si bien el Reglamento de Procedimiento del Tribunal no fija un plazo máximo en el que ha de resolver, desde el primer momento todas las partes coincidían en que "en unos dos meses" el TGUE dictaría su auto de estimación o no respecto a cada una de las solicitudes, que, en el caso del Valencia, se interpuso hace casi cinco meses (20 de octubre); en el del Hércules, más de cuatro (7 de noviembre); y en el del Elche, casi tres (21 de diciembre). 

Aunque estos procedimientos de medidas cautelares también tienen el carácter de confidenciales, a nadie le escapa que, al igual que ocurriera el pasado mes de julio con la propia decisión de recuperación de la Comisión, al menos el sentido del veredicto del TGUE se conocerá de inmediato. Lo anterior unido al tiempo transcurrido sin noticias, empezaba ya a despertar algunas dudas (incluso en los interesados que, al tiempo confirmaban no haber sido notificados) sobre el verdadero desarrollo del procedimiento.

La Comisión Europea reclama 23,4 millones de euros al Valencia, 6,9 al Hércules y 4,1 al Elche, tras declarar que los avales otorgados por el Instituto Valenciano de Finanzas a las Fundaciones de los tres clubes en los años 2009 (a la del Valencia), 2010 (a la del Hércules) y 2011 (a la del Elche) fueron ayudas de estado que distorsionaron la competencia en el mercado interior. 

Contra dicha decisión de recuperación, los clubes interpusieron un recurso de nulidad, además de iniciar los citados procedimientos de medidas cautelares, buscando que la obligación de abonar esas sumas (Bruselas insta al pago inmediato y efectivo) se suspenda mientras el Tribunal no se pronuncie sobre sus recursos. En virtud de esas solicitudes, los tres clubes recibieron una 'cautelarísima', a la que se agarran mientras esperan el primer dictamen judicial.

Noticias relacionadas

next