X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

manuel martínez renuncia a sus competencias y al acta de concejal

Crisis en el Gobierno de San Vicente: dimite el edil de Presidencia por la disputa en el control del PSPV

21/11/2017 - 

SAN VICENTE. Nueva crisis en el Gobierno de San Vicente, tras el estallido del caso Psiconox (que estuvo a punto de cobrarse la salida de Compromís del entonces cuatripartito) y tras la expulsión definitiva de los ediles de Sí se Puede (la marca local de Podemos). Esta vez, la crisis se produce en las filas del PSPV. Y, en realidad, podría decirse que se habría precipitado por una situación de carácter orgánico, sin relación aparente con la actividad institucional. Se trata de la dimisión del concejal de Presidencia y Recursos Humanos, Manuel Martínez Sánchez, que registró este lunes su renuncia a sus competencias y al acta de concejal "por motivos personales", según las explicaciones recogidas en su escrito, dadas a conocer por a través de un comunicado de Alcaldía.

Martínez, que ocupa la secretaría general local del partido, ha sido la auténtica mano derecha del alcalde, Jesús Villar, y hombre fuerte de su gobierno desde el inicio de mandato. De ahí que su decisión generase sorpresa incluso entre los socios de gobierno del PSPV: Guanyar y Compromís.  

El propio Martínez dio cuenta de su decisión a través de una nota pública en la que confirmaba que tomaba esa decisión "tras las diferencias evidenciadas en el PSOE local en las últimas semanas". "Renuncio a mis competencias para no iniciar una guerra fraticida que perjudique a la Alcaldía y al Gobierno municipal", añadía la nota pública. "El alcalde y presidente del partido, Jesús Villar, ha decidido prescindir de un grupo de militantes entre los que me encuentro, haciendo patente con ello una división que lleva meses gestándose en el partido por parte de un sector integrado por varias familias del socialismo sanvicentero".

"Con todo lo ocurrido debo dar por finalizada esta etapa", proseguía el comunicado, "ya que el proyecto que llevó a Jesús Villar a la Alcaldía y que le ha mantenido al frente del Gobierno ya está agotado, y empieza uno nuevo con el que no me identifico, cuyo objetivo solo conocen algunos". Según Martínez, las discrepancias registradas entre esos distintos sectores "han venido afectando al funcionamiento del grupo municipal, que se encuentra dividido, dificultando el trabajo en común". "Ahora", incide el comunicado, "llega el momento de dar el relevo a quienes se postulan para encabezar el nuevo proyecto y no voy a ser un obstáculo para el desarrollo del mismo, porque cuenta con el beneplácito del Alcalde".  "Se nos plantean serias dudas sobre quién maneja los hilos entre bambalinas", añade.

Martínez justifica su marcha en la quiebra de la confianza en las relaciones con el alcalde, que se habría posicionado junto a los sectores que promueven su relevo como secretario general

El alcalde, por su parte, expresó su "máximo respeto por esta decisión" y agradeció a Martínez el "trabajo realizado en el Ayuntamiento, al frente de sus distintas responsabilidades municipales". En esta línea, sostuvo que este cambio en el equipo de Gobierno se afronta con responsabilidad y "sin que afecte, en ningún caso, a la gestión municipal". "Hasta que el nuevo concejal socialista tome posesión de su cargo, como primer edil asumo todas sus competencias, con el único objetivo de seguir trabajando como hasta ahora, con dedicación, estabilidad y compromiso con nuestros ciudadanos". El puesto de Martínez debería ser ocupado por el siguiente nombre de la candidatura con la que el PSPV concurrió a las urnas en 2015: se trataría de la número 6 de la lista, Sonia Sánchez Lumbreras.

¿Qué motivos subyacen en la dimisión y a qué supuesta "guerra fraticida" alude Martínez en su comunicado? Según las fuentes consultadas, el origen del conflicto es la disputa por la dirección política de la agrupación local y una pérdida de confianza en las relaciones entre Martínez y Villar. Según las mismas fuentes, con su decisión, Martínez habría manifestado su hartazgo frente a la campaña de desprestigio personal que su entorno atribuye a determinados sectores del partido, encabezados por el histórico dirigente y exconcejal José Gadea y el edil de Deportes, José Luis Lorenzo

Esa campaña trataría de cerrar el paso a Martínez para que pudiese repetir como secretario general cuando se convoque la asamblea local (en el primer trimestre de 2018) pese a que el ya exconcejal viene sosteniendo que su intención no es repetir en el cargo. En último término, según el entorno del todavía dirigente local (que de momento seguirá en esa responsabilidad), esas familias tratarían de impulsar a un secretario general alternativo. Las mismas fuentes sostienen, además, que Villar se habría posicionado junto a esos sectores que ambicionan un cambio de liderazgo, lo que habría acabado quebrando la confianza recíproca.

Lo cierto es que la división entre los bloques de Martínez y Gadea-Lorenzo se habría evidenciado ya en el proceso de recogida de avales para los congresos regional y provincial, en el que, según las fuentes consultadas, cada sector se habría encargado de recabar apoyos por separado, aunque fueran para el mismo candidato. Es más, algunas fuentes sitúan a Martínez en el grupo de influencia de Rubén Alfaro, que pretendía presentar a la secretaría general del PSPV provincial de Alicante, y que contaba con el respaldo del grupo de Ángel Franco.      

Noticias relacionadas

next