X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

ABIERTA LA EXPOSICIÓN DE HUGO MARTÍNEZ-TORMO

Arte contemporáneo en la Lonja del Pescado para salvar los mares

29/09/2017 - 

ALICANTE. ¿Qué pasa si lanzamos una botella al mar con un mensaje? ¿gesto romántico o contaminación? Esta es la pregunta que se plantea Hugo Martínez-Tormo en la  panorámica presentada este viernes en la sala C de la Lonja de Alicante. La respuesta: arte contemporáneo para denunciar la contaminación de mares y océanos, con la intención de que tomemos conciencia del problema y revertir la situación.

Daniel Simón, concejal de Cultura de Alicante, y Pérez Pont, director del Consorci, han presentado en la sala municipal de la Lonja del Pescado la muestra La deriva de un gesto post–romántico, del artista e ingeniero agrícola Hugo Martínez-Tormo.

Los dos portavoces han hecho hincapié en que la muestra se ha hecho realidad a través de un concurso público, con lo que se avanza hacia la igualdad de oportunidades para los artistas.

El director del Consorci y el concejal han aludido a que un artista valenciano como Hugo Martínez-Tormo inaugura este viernes su primera exposición individual en Alicante mientras el Centre del Carme de València abre sus puertas a dos alicantinos Ángel Masip y Pablo Bellot. Estas exposiciones son un ejemplo de la igualdad de oportunidades y de la calidad de sus propuestas escogidas por jurados independientes de entre casi 200 proyectos.

Pérez Pont ha señalado que “la muestra introduce al visitante en una paradoja, una radiografía del interior de los océanos en la que su belleza queda ensombrecida por la cantidad de plásticos a la deriva”.

El director ha explicado que la exposición es la primera que inauguramos como resultado de la convocatoria Escletxes dirigida a artistas de la Comunitat para producción y apoyo a la investigación. Tras su exposición en el Centre del Carme llega a Alicante con una nueva propuesta, un mensaje que ha evolucionado y sobre el que el artista ha continuado a lo largo de estos meses trabajando e investigando tal y como se pretende con el objetivo de esta convocatoria. Gracias a esa evolución, la muestra exhibe en Alicante un contenido diferente al de València.

 Pérez Pont ha recordado que “ya se trabaja en la segunda edición de Escletxes cuyo plazo para presentar proyectos culmina el 2 de octubre. “En total tenemos en estos momentos cinco convocatorias abiertas, a estas tres se suma la convocatoria para producción, la primera del programa de residencias artísticas que se inaugura en Alicante, Cultura Resident, que finaliza el 15 de octubre y la convocatoria de nueva creación Trajectòries que revisa la trayectoria de un artista o colectivo vinculado a la Comunitat Valenciana y que finaliza el 30 de octubre”.

En La deriva de un gesto post-romántico la visión de lanzar al mar una botella con un mensaje en su interior, queda relegada por una visión más ecológica y respetuosa con el medioambiente. ¿Qué mensaje estamos lanzando con tan romántico gesto? El mensaje ha dejado de estar en el contenido para estar en el continente. La botella es el mensaje.

La cantidad de residuos plásticos que acaban a la deriva en los mares y océanos, está creciendo exponencialmente cada década, convirtiéndose en una de las problemáticas medioambientales que más preocupan en la actualidad.

Obra: 1.16.625

Está formada por una serie de tres fotografías donde se muestra el proceso de fragmentación de una botella de plástico flotando a la deriva en el mar. Los últimos estudios estiman que en un año se habrá dividido en 10.000 micropedazos produciendo compuestos muy tóxicos como el Bisfenol A, que acaban siendo ingeridos por los animales acuáticos y finalmente por los seres humanos.

El Cachalote

Esta instalación de 10 metros de largo, reproduce los componentes y materiales que fueron ingeridos y encontrados posteriormente en el interior de un cachalote macho hallado muerto en la playa del Castell de Ferro de Granada, en 2012. Entre ellos, dos macetas, 30 metros cuadrados de cubierta de invernadero, 5 cuerdas de 9 metros, 1 bote de detergente, etc. Además, las obras – volúmenes colgados en las paredes están realizadas con polietileno de alta densidad, sometido a altas temperaturas. También figuran unas series de pirograbados sobre planchas de propileno.

Noticias relacionadas

next