X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

ronda de consultas entre los operadores del sector

Alicante se enfrenta a un sudoku para cuadrar las aperturas en domingo tras testar al comercio

5/07/2017 - 

ALICANTE. La ronda de entrevistas que el Ayuntamiento de Alicante había anunciado para conocer la opinión de todos los operadores comerciales sobre la regulación de las aperturas en domingo para la ciudad concluirá este jueves con un último encuentro. Los contactos se cerrarán con los representantes de la Asociación de Consumidores (Asucova), después de haber sondeado las posiciones de todos los colectivos e instituciones representados en el Consejo Local de Comercio. Pero, antes de esa última cita, el equipo de Gobierno ya tiene claro que no va a ser nada fácil encontrar una postura de consenso.

Fuentes municipales consultadas por Alicante Plaza precisaron este martes que los actores del sector con los que ya se ha hablado han manifestado opiniones y planteamientos muy dispares. Mucho más de lo que se esperaba, a la vista del amplio acuerdo que sí se alcanzó en la última reunión del consejo sectorial, el pasado octubre, para ratificar la Zona de Gran Afluencia Turística (ZGAT) limitada al Centro Tradicional.

Según las mismas fuentes, ese criterio mayoritario ya no se sostiene. Primero porque existe una sentencia (recurrida ante el TSJ) que invalida esa regulación: la que reconoce el derecho a Plaza Mar 2, Gran Vía y Puerta de Alicante -alejados del Centro- a ser incorporados en una ZGAT. Y segundo, porque esa regulación -en vigor casi de forma permanente desde 2013- ya habría dejado de ser un modelo que concite el mismo grado de anuencia que entonces.

¿Cuál va a ser, en ese caso, la propuesta que presente el equipo de Gobierno para su debate en el consejo del próximo 13 de julio? Haberla la habrá. Según las mismas fuentes, Alicante no puede permitir que el modelo que se implante en la ciudad se acuerde sin contar con la opinión de los representantes de la ciudad. Eso sí, la alternativa al régimen estacional propuesto por el Consell todavía es una incógnita. El propio alcalde, Gabriel Echávarri (PSOE), explicó, durante el acto de inauguración oficial del Palau del Portalet, que se planteará cuando concluya esa ronda de contactos con los implicados. Entonces, será la Concejalía de Comercio -y, tras ese departamento, los tres partidos que conforman el tripartito- la encargada de encontrar una solución a ese complejo sudoku que consiga satisfacer a más de la mitad de los 27 miembros del consejo. 

Al margen de la representación política de la corporación municipal (al menos un consejero por cada partido) y del representante del Consell, el órgano consultivo está compuesto por cinco responsables de colectivos de comerciantes, otro por la asociación que los agrupa, uno del sector de la hostelería, uno de consumo, otro por los supermercados, otro por las grandes superficies, dos por CCOO y UGT, otro por la Universidad de Alicante y otro por la Autoridad Portuaria.

El tripartito debe conseguir una propuesta que atraiga el voto de más de la mitad de los 27 miembros que componen el Consejo Local de Comercio

Las posiciones de algunos de ellos ya se han hecho públicas. Por la parte política, Compromís apuesta por el modelo estacional que promueve la Dirección General de Comercio, ahora en exposición al público y pendiente de la propuesta de alegaciones de Alicante. En ese propuesta, se permitiría la apertura en festivo limitada al periodo de verano: de 15 de junio a 15 de septiembre. Para la zona de Playa, además, se tendría en cuenta el periodo de Semana Santa. Guanyar rechaza cualquier propuesta que no se ajuste a dar libertad a la zona de playas, pero aceptaría la regulación estacional como mal menor.

Por el pequeño comercio, los representantes de las asociaciones locales y la federación que los agrupa, Facpyme, abogaría por un modelo limitado a entre 25 y 30 festivos de apertura al año, entre los que se incluirían los del periodo de verano y los festivos tradicionales de Navidad. Los sindicatos rechazan cualquier propuesta que implique restringir la conciliación laboral sin fomentar la contratación estable. CCOO, de hecho, ha convocado una movilización en señal de protesta frente a la libertad de horarios este viernes. Sin embargo, el pequeño comercio estaría tratando de incorporar tanto a CCOO como a UGT a su propuesta.

Ahora bien, sigue sin conocerse oficialmente cuál es la regulación que piden los supermercados y las grandes superficies. La única confirmación que sí han expuesto los tres centros comerciales que lograron un fallo a su favor es que exigirán un trato igualitario para todos. Y El Corte Inglés ha deslizado que aceptaría la regulación que se dictase por parte del Consell.            

Noticias relacionadas

next