X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

concurso para definir la prestación del servicio

Alicante encarrila el futuro de su red de autobús con el primer filtro para redactar el proyecto

11/09/2018 - 

ALICANTE. El Ayuntamiento de Alicante comienza a despejar el futuro de la red de transporte urbano con un primer examen que resultará determinante para definir las características del servicio a partir de junio de 2019, cuando expira la concesión actual, en manos de Masatusa (Grupo Vectalia). La Mesa de Contratación tiene previsto analizar este miércoles la propuesta presentada por una Unión Temporal de Empresas (UTE) para redactar el proyecto de prestación con el propósito de concretar si debe ser admitida o rechazada. 

La licitación se convocó el pasado mayo por un importe de 121.000 euros (impuestos incluidos) y la oferta presentada por dicha UTE (por una cifra que no ha trascendido) habría sido sustancialmente inferior. Tanto que los técnicos habrían considerado necesario someterla a análisis ante la posibilidad de que pudiese haber incurrido en baja temeraria. En cualquier caso, fuentes municipales apuntaron que la oferta presentada por dicha UTE no sería la única que participa en el concurso (aunque no llegaron a precisar su número) con la licitación seguiría abierta a la selección de otro competidor.          

Como ha publicado este diario, la redacción del proyecto de prestación es el paso previo que resulta necesario para decidir si el servicio se vuelve a poner en manos de una empresa privada (mediante la convocatoria de un nuevo concurso público) o si, por el contrario, resulta oportuno asumir su funcionamiento de manera directa. Es una posibilidad que se registra en otras grandes capitales, como la ciudad de València, que ahora -al menos desde el punto de vista teórico- también estaría al alcance del Ayuntamiento de Alicante tras la cancelación del Plan de Ajuste, mediante la constitución de una empresa pública.

La Mesa de Contratación debe evaluar una oferta presentada por una UTE para evaluar si procede descartarla por incurrir en baja temeraria 

Así, en ese proyecto de prestación se debe asistir al Ayuntamiento sobre qué modelo de gestión (directa o a través de una concesión) resulta más indicado para una ciudad de las características de Alicante y qué condiciones se deben tener en cuenta para definir el funcionamiento de la red en esta futura etapa. Entre ellas, como se refleja en las bases de esta primera licitación, la más evidente es su coordinación con otros sistemas de transporte que también operan en la ciudad, como la red metropolitana de tranvía o las líneas de autobús que conectan con otros municipios de la comarca de l'Alacantí (Sant Joan, San Vicente, Mutxamel y El Campello). 

También figuran otras igualmente básicas como la posibilidad de mantener el sistema de transbordo gratuito entre líneas o la opción de compartir medios de pago (bonos) con esas otras redes de transporte o la necesidad de ajustarse a un plazo máximo de 10 años en el caso de que se opte por una nueva concesión, en lugar de los 50 años de la contrata vigente. En las bases también se concreta que la empresa que resulte adjudicataria tendrá un plazo de cuatro meses para entregar el proyecto. 

Noticias relacionadas

next