X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

el repartidor, condenado por lesiones leves, no tendrá que indemnizarlo

30 euros por agredir al youtuber de 'cara anchoa': la bofetada, "mecanismo de defensa racional"

8/03/2017 - 

ALICANTE (EFE). El juez ha condenado a pagar una multa de 30 euros al repartidor de paquetería que agredió a un conocido 'youtuber' alicantino dedicado a las bromas con cámara oculta, MrGranbomba, que le había llamado 'cara anchoa', un vídeo que se hizo viral en Internet. El titular del juzgado de Instrucción 8 de Alicante, Ángel Manuel Villanueva, considera al trabajador, R. O., autor de un delito de lesiones leves, aunque descarta que tenga que indemnizarlo por la bofeteda que le propinó.

Según la sentencia, compuesta de 42 páginas, que ha sido notificada hoy a las partes y a la que ha tenido acceso Efe, en este caso "existió una asunción de riesgo por parte del denunciante, que sabe que se expone al resultado". Es más, la actuación del 'youtuber' (ya retirado, tras vender su canal a la marca de gafas de sol Hawkers), S.S., con la grabación que hizo "rebasa incluso la mera auto puesta en peligro para llegar al consentimiento pleno en las lesiones".

Los hechos ocurrieron en el centro de Alicante el pasado 9 de septiembre cuando Soler se acercó al repartidor para gastarle una de sus bromas, grabarla en vídeo y 'subirla' luego a su canal de Youtube. El magistrado transcribe en el fallo la conversación que ambos mantienen, en la que Soler llama a Osorio 'cara anchoa' y éste reacciona propinándole una "bofetada con la mano abierta". El juez admite que el trabajador pretendía "menoscabar la integridad física" del denunciante, aunque respalda la versión del denunciado al dictaminar que pensaba que su interlocutor pretendía "distraerlo con la finalidad de sustraerle alguna de las mercancías que portaba".

El agredido sufrió lesiones que requirieron una única asistencia médica y de las que se curó a los tres días, las cuales consistieron en "dolor y tumefacción" de la parte izquierda de la cara y una "leve molestia" en la mandíbula al abrir y cerrar la boca. La sentencia avala la legalidad del vídeo de la broma como prueba, aunque recoge que su fundamentación no puede ceñirse a éste porque su fiabilidad está "cuestionada". En este sentido, el juez recuerda que el 'youtuber' no aportó "el soporte original", la videocámara, a la Policía sino que entregó una copia de la grabación cinco días después de interponer la denuncia.

En su opinión, esa circunstancia podría motivar que la fiscalía interpusiese una querella por "estafa procesal", ya que el vídeo podría haber sido manipulado. En esa misma línea, el magistrado señala que la grabación incluye un "fundido completo en azul" entre los segundos 38 y 39 "que no parece corresponderse con ningún tipo de circunstancia real". La discusión estriba en si Soler llamó al repartidor solo una vez 'cara anchoa', como él mantiene, o si lo hizo dos veces, como aseguró su interlocutor y ha declarado probado el juez Villanueva.

Agrega que el 'youtuber' prolongó la broma en lugar de marcharse del lugar, mientras que el agresor se encontraba en una "situación de evidente estrés", cuando finalizaba su jornada laboral, y pensó que pretendían robarle. El "recelo y hostilidad" del trabajador, precisa el fallo, "resultaba plenamente justificado, pero no hasta el punto de llegar a la agresión física". En esa tesitura, el juez considera un "mecanismo de defensa racional" el hecho de propinar una bofetada, un "supuesto de legítima defensa putativa".

Tras conocer el fallo que condena a su cliente a pagar 30 euros de multa, su abogado, Carlos Frigola, se ha mostrado en cierta forma satisfecho, pues lo entiende como una "casi absolución".

Noticias relacionadas

Foto: Youtube

Brantube lanza la primera web de empleo para 'youtubers'

Por |  - 

Brantube es una start-up alicantina que se ha convertido en la primera plataforma en español de influencers en Youtube. Posee una base de datos de más de 1.400 youtubers de países de habla hispana como México, Venezuela, Colombia o Argentina. Ahora lanza a través de su productora canalyoutube.es una plataforma de empleo para youtubers

next