Hoy es 18 de mayo y se habla de aquaculture ACUICULTURA alicante urbanismo benidorm iglesia

obras de 2 millones en la sede de la concejalía de juventud

Vivienda y Alicante encallan en la ampliación del edificio del Centro 14: pendiente de un convenio

24/04/2021 - 

ALICANTE. El entendimiento alcanzado entre la Conselleria de Vivienda y el Ayuntamiento de Alicante el pasado verano para finalizar la ampliación del edificio del Centro 14 continúa sin materializarse cerca de diez meses después. Las dos administraciones no han suscrito todavía el convenio necesario para que el Ayuntamiento asuma la competencia sobre la licitación de las obras que siguen pendientes de ejecución desde hace más de cinco años.

En principio, la pretensión con la que trabaja el equipo de gobierno de Alicante (compuesto por PP y Cs) es que ese convenio pueda aprobarse en Junta Local antes de que concluya el mes de mayo. De hecho, fuentes del departamento autonómico que coordina Rubén Martínez Dalmau indicaron que la previsión es que la firma de dicho convenio pueda producirse como máximo en el mes de junio. Ese paso permitiría que el Patronato de Vivienda pudiese sacar a concurso la actuación, con un presupuesto de cerca de dos millones, que seguirían siendo asumidos por la Generalitat.

Eso sí, con ese calendario, no queda garantizado que los trabajos puedan reanudarse antes de que concluya 2021, pese a que se había previsto que se retomarían a principios de este ejercicio: un año después de que Vivienda consiguiese rescindir el contrato con la última empresa que asumió la responsabilidad de la actuación.  


Mientras, la estructura del edificio de la calle Labradores continúa cerrada y abandonada, sin posibilidad de uso. Sus obras se iniciaron en 2011, con un presupuesto inicial de 4,4 millones, en función del proyecto trazado por el propio Patronato de Vivienda. El inmueble, justo en el solar anexo a la sede de la Concejalía de Juventud, debía servir para acoger actividades complementarias organizadas por la concejalía que no pudiesen desarrollarse en sus instalaciones, que comenzaron a acoger los servicios administrativos y al personal del departamento a partir de 1995.

Su ampliación quedó planificada en 2003 sobre el inmueble anexo. Pero, cuatro años después de que comenzaran a ejecutarse, las obras quedaron interrumpidas por los problemas económicos que atravesaba su adjudicataria inicial, Intersa Levante. La situación no mejoró con la empresa que tomó su relevo, después de que se desencadenase una disputa entre la compañía y el arquitecto responsable de la obra, a cuenta de un último modificado relacionado con las condiciones de climatización del edificio y la introducción de medidas encaminadas a mejorar su eficiencia energética. Esa disputa derivó en un conflicto sin solución, que también forzó la paralización de los trabajos. Hasta ahora.

Noticias relacionadas

next
x