X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

ciudadana / OPINIÓN

Valientes

10/11/2019 - 

El pasado lunes el Juzgado Privativo de aguas de Orihuela fue el escenario de un acto protagonizado por la Asociación de Juristas Valencianos y el Consejo Valenciano de Abogados.

Un aforo repleto, acudió a la llamada de los organizadores. El acto contó con dos mesas, una de carácter técnico donde don Miguel Mazón, Letrado del Juzgado Privativo de Aguas de Orihuela puso negro sobre blanco un conjunto de deficiencias en infraestructuras y reclamaciones históricas de la Comarca de la Vega Baja y sus ciudadanos. El DANA fue el recordatorio a que cada cierto tiempo la tierra habla, a través de inundaciones y riadas pero sin embargo, no se actúa, no se escuchan los lamentos.

El catedrático de Derecho Procesal de la Universidad de Valencia. Don José Bonet expuso la necesidad de reconocer desde una reforma de la Ley del Poder Judicial el carácter jurisdiccional del Juzgado consuetudinario privativo de aguas Orihuela.

La asociación de Juristas Valencianos a través de su Presidente; Don José Ramón Chirivella aprovechó el evento para reclamar la necesidad de la recuperación del derecho civil valenciano, y que el Tribunal Constitucional ha denegado en nuestra comunidad pero lo permite en otros territorios.

Después fue el turno de una mesa política con candidatos de los diferentes partidos con representación en el Congreso por la provincia de Alicante a los que se les pidió “mojarse” sobre las reivindicaciones precedentes. Asistió Don José Asensi, catedrático de Derecho Constitucional, quien fuera profesor de algunos de los presentes y candidato por el PSOE al Senado, Don Cesar Sánchez, candidato por el Partido Popular al Congreso de los Diputados y don Txema Guijarro, candidato de Unidas Podemos por la provincia de Alicante. Fueron todos ellos unos valientes, por acudir a un foro no especialmente agradecido con las administraciones públicas, porque como decía Cesar Sánchez, la Vega Baja, está lejos de casi todos los poderes de decisión.

También el profesor Asensi recordaba que ese olvido es histórico y responsabilidad de casi todos los partidos. Como he dicho yo alguna vez, no hemos tenido líderes peleones que hayan sido reivindicativos allí donde se decide.

Pero los políticos asistentes al acto fueron también valientes por aguantar con compostura, y gallardía, durante más de tres horas el conjunto de preguntas y/o quejas que desde el público se lanzaba hacía los invitados. Un público saciado de agua desordenada y sediento de agua de calidad para el regadío. Los candidatos fueron valientes porque lo cómodo hubiera sido hacer como Ciudadanos o Vox que después de confirmar su asistencia al acto y aparecer en los cárteles, a última hora, con excusas de poca credibilidad, evitaron dar la cara ante un foro exigente. Se libraron de explicar por qué Ciudadanos se niega a apoyar el reconocimiento del derecho civil valenciano, cuando tiene un acuerdo de gobierno con Unión del Pueblo Navarro que respeta el derecho foral de aquel territorio. También Vox al no asistir, evitó mojarse sobre el proyecto territorial de Estado que tiene su partido, si es que tiene alguno.

Quedaron muchas preguntas en el tintero realizadas por un público ansioso de saber sobre posibles responsabilidades de la Confederación Hidrográfica del Segura en las desastrosas consecuencias del DANA, sobre plazos y fechas de ejecución de infraestructuras prometidas desde hace años, sobre si existe amenaza a los trasvases o si las indemnizaciones a los afectados por las riadas de septiembre llegaran pronto o menos pronto.

Los ponentes invitados no perdieron en ningún momento la calma, ni la compostura, no agotaron su paciencia y tuvieron una empatía que no suele ser habitual.

El papel feo de controlar tiempos o quitar palabras, me tocó a mí. Espero que sepan perdonarme.

next
x