X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

Sarna con gusto no pica

2/11/2018 - 

ALICANTE. Más de 14 horas metidos en un autobús para recorrer los 1.300 kilómetros de carretera (ida y vuelta) que separan Alicante de Olot. Esa es la paliza que se van a pegar los 40 aficionados que apoyarán a los jugadores blanquiazules en su partido del domingo en la provincia de Girona.

Mientras que el autobús oficial del equipo partirá este sábado al mediodía del estadio José Rico Pérez, teniendo prevista su llegada a la localidad gerundense ocho horas más tarde (con parada para comer incluida), el de los aficionados iniciará su periplo 18 horas más tarde, a las 6:45 del domingo, con la esperanza de llegar un par de horas antes del inicio del choque (previsto para las 17 horas) al Municipal de Olot.

No será el desplazamiento más numeroso del curso (la visita a Paterna es la que más aficionados ha movilizado hasta la fecha), pero sí el más largo junto al viaje a Lleida de hace una semana y el que habrán de girar a Peralada (de haber desplazamiento de aficionados) cuando el equipo de Lluís Planagumà se mida al filial del Girona allá por abril; siempre con permiso de la hipotética disputa del 'play-off' de ascenso y un cruce de los de quitar el hipo estilo Alicante-Santander-Alicante.

Los aficionados del Hércules han desembolsado 35 euros por el viaje y la entrada a un encuentro que se podrá seguir en 'streaming' por la plataforma Footters a cambio de 2,99 euros.

Noticias relacionadas

next