Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

Con un incremento previsto del 8,88% en los gastos y del 8,95% en los ingresos

Sant Joan lleva a pleno un presupuesto de 22,37 millones para 2020: el primero nuevo en 4 años

25/08/2020 - 

ALICANTE. El pleno del Ayuntamiento de Sant Joan d'Alacant debatirá en su próxima sesión la propuesta de presupuesto para 2020 elaborada por el equipo de gobierno formado por PSOE y Ciudadanos, y que de salir adelante será el primer presupuesto nuevo que aprueba el Consistorio desde 2016. Al no salir adelante el proyecto de 2017, Sant Joan ha funcionado prorrogando dichas cuentas desde entonces, ajustando el estado de ingresos y gastos.

El alcalde de Sant Joan, Jaime Albero (PSOE), ha pedido informes sobre el proyecto al secretario del Ayuntamiento, en relación con la legislación aplicable y el procedimiento a seguir para aprobarlo, y a Intervención, para que emita el dictamen correspondiente en relación al cumplimiento del objetivo de estabilidad presupuestaria y de la regla del gasto.

Asimismo, en una providencia de Alcaldía dictada el pasado viernes, Albero aprueba someter a dictamen de la Comisión de Hacienda el proyecto de presupuesto, para su estudio y propuesta de aprobación inicial, que se elevará al Pleno municipal en la próxima sesión que se celebre. Las cuentas se han elaborado sobre la estimación de ingresos y gastos para lo que resta de ejercicio.

Así, el presupuesto que propone el gobierno local de Sant Joan prevé unos ingresos de 22,38 millones de euros, y unos gastos de 22,37 millones (un superávit de 15.000 euros), lo que supone un incremento del 8,95% en los ingresos y del 8,88% en los gastos, según la memoria, respecto a las cuentas vigentes (que todavía son las de 2016).

La memoria indica que se trata de un presupuesto de tránsito, pero a la vez un hito en la tendencia de los últimos años, y que debe marcar la vuelta a una planificación anual de los recursos financieros municipales, así como garantizar una programación coherente con los objetivos de estabilidad presupuestaria, deuda pública y conformidad con la regla de gasto. El objetivo es que el Ayuntamiento se rija por el equilibrio presupuestario estructural a la vez que garantiza el bienestar de los vecinos en el contexto de la pandemia de la covid-19.

Noticias relacionadas

next
x