Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

entrevista al rapero eldense, semifinalista en las batallas de gallos a cargo de juventud

Rubén 'El Mata': "Hay que rascar en la superficie de mis versos para entenderlos"

30/08/2020 - 

ELDA. Aunque El Mata no sea el mote rapero más original del mundo -él mismo nos lo ha confesado-, su identidad y personalidad musicales le hacen contar con un sello propio. "Viene por mi apellido, me empezaron a conocer así en el instituto", explica Rubén, el joven de 22 años original de Elda que ha quedado semifinalista en la primera de las tres batallas de gallos organizadas por la Concejalía de Juventud de la localidad, y que tendrá su desenlace el próximo 2 de septiembre, junto a nombres de la talla de Salcadore, Hijo del mata, Luterio, Dude, Marcos, Hexors y Pedrojo entre los finalistas de la primera jornada de cultura y música urbanas, con aforo reducido al 50%.

"Yo empiezo a escuchar algo de rap con diez, doce años. No soy consciente hasta los 15, que es cuando comienzo a meterme en la cultura: escucho a las bestias del rap de Elda, Arma Blanca, La Odisea, y a tener consciencia", recuerda Rubén El Mata. Tras el comienzo, el resto viene rodado. "Empiezo a seguir batallas, corros, a improvisar". ¿El resultado? Hace cinco años que' pelea' con sus versos en batallas. Sus temas sueltos y maquetas se guardan, a buen recaudo, en YouTube, concretamente, bajo el canal 'Ruben Elmata Sabater'; "nada en físico", de momento. "Soy un rapero muy técnico y muy versátil, intento verme en todos los estilos de la cultura que me permite mi manera de rapear, y soltar siempre un mensaje; hay que rascar en la superficie de mis versos para entenderlos", explica. 

"Elda siempre ha sido la cuna del rap, por la zona en la que estamos, muy cerca de Alicante, crisol de todo tipo de cultura urbana desde los noventa. Por mero contacto, empieza a llegar aquí y surgen grupos nuevos; son como nuestros padres, yo soy hijo artístico de lo que viene antes, voy bebiendo de lo que he visto", detalla. Por eso, Rubén El Mata lamenta plenamente el "parón" que, dice, ha habido en su ciudad con respecto a este tema. "Totalmente; desde 2007, 2008, hay una época en blanco en Elda; hasta hace tres o cuatro años no se había vuelto a retomar el espíritu callejero de juntarse, hacer batallas… Había quedado para antiguas glorias, y la gente estaba fría, por así decirlo", confiesa. Y lo intenta comprender: "Llega un punto en que el panorama de Elda está a un nivel tan grande, que, o por miedo, o excesivo respeto, a las generaciones antiguas, las nuevas se cortan, las 'frescas' han debido empezar desde cero para remover el 'agujero'", apunta.

"A nivel de promoción por parte del Ayuntamiento, que se haya implicado, sí, es la primera vez; no lo habíamos visto antes, hasta ahora lo habíamos organizado nosotros". Acostumbrados a nutrirse de "batallitas" en parques, y con intercambios entre pueblos, con gente de Novelda, Aspe, Elche, las batallas de gallos organizadas por Juventud, con el primer encuentro el 19 de agosto, y el segundo este pasado miércoles, llegan como una bendición para la cuna eldense de la cultura urbana. "Se primaba menos la sangre y más el 'freestyle'; En los parques normalmente es 'morir' en la sangre, el ocho por ocho. Aquí es más fresco, con palabras, minutos enteros…Conceptualmente están muy bien organizados. Por ejemplo, era el típico 'uno contra uno' pero, en octavos, el formato era un minuto entero con tres palabras y patrones; el siguiente era minuto-minuto y luego patrones. Así da más juego", relata el joven rapero.

Las mujeres en la escena alicantina del rap

"El ganador en estas batallas de gallos siempre es subjetivo; los jurados tienen su criterio, y cada uno ve el rap de una manera, no suele haber victorias aplastantes", señala Rubén El Mata, semifinalista en el primer encuentro organizado en el Skate Park de Elda, y que va alternando a sus diecinueve participantes. "Las dos primeras batallas son clasificatorias para la final del día 2. ¿Yo? Si el nivel me lo permite puedo ir y ganar, por soñar, soñemos, aunque es altamente improbable (risas)". Además de que sus intereses van por otro camino. "Prefiero ponerme a escribir que la batalla en sí", asegura.

Y hablamos de la 'cuestión de géneros'. Si la hay o no, en su pasión. "Se va abriendo muy poco a poco, demasiado, la puerta a las raperas nuevas. Desde el principio de los tiempos ha sido música, como quien dice, de 'machotes'. Es genial ver el nivel, ya que hay raperas de la hostia aquí en Alicante, aunque están tapadas", concluye el joven artista, a quien le deseamos mucha suerte para sus futuras batallas.

Noticias relacionadas

next
x