X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

saúl en 'el secreto de puente viejo'

Rubén Bernal: "El cine y las series viven un buen momento, pero lo mejor está por llegar"

12/02/2019 - 

ALICANTE. Rubén Bernal Vera es de Sant Joan d'Alacant, pero habita en Puente Viejo. Hasta allí llegó gracias a un infortunio para uno de los actores de reparto, que resultó ser un golpe de suerte para el alicantino. Antes se había forjado como actor en obras de teatro como Porno star, Instinto suicida o Crónicas oníricas, además de cortometrajes como Yo nunca, Aberraciones o Super 90. Su papel protagonista en la webserie Hipsteria para MTV y su intervención en Centro médico de TVE fueron pasos firmes en su carrera, que le llevaron hasta el casting para una nueva trama en El secreto de Puente Viejo de Antena 3, donde actualmente interpreta a Saúl Ortega

Hecha la vista atrás y se da cuenta de su evolución como actor. "Después de esta experiencia, ahora lo pienso y mi personaje en Hipsteria fue mucho más sencillo", recuerda. Y es que Rubén se incorporaba hace un año a una serie que ya contaba con seis de recorrido. "Sentí que me subía a un tren que iba a cien por hora mientras yo iba a veinte", confiesa. Pero a base de esfuerzo y de ensayos, consiguió ponerse a la altura en poco tiempo. Aunque bien le costara una considerable pérdida de peso, como recuerda. No obstante, aprenderse los guiones en castellano antiguo ha sido quizá una de las cosas que más le han costado. "Yo no estoy acostumbrado a hablar así en ningún papel que haya hecho antes, así que me costaba expresarlo de manera natural".

"El casting fue súper rápido y al día siguiente de hacerlo ya estaba ensayando", cuenta el actor. Precisamente ese ritmo frenético y la ansiedad que conllevaba habían hecho renunciar al papel al actor que un principio iba a interpretar a Saúl. Golpe de suerte, quizá, que supo encajar con profesionalidad para exprimir a su personaje. Uno de los dos hermanos que fueron a parar repentinamente al conocido pueblo de la sobremesa televisiva para comercializar con bisutería. Allí son acogidos por Francisca Montenegro, uno de los personajes más veteranos, por muchos odiada y por otros tantos admirada. Su alta posición y el carácter tan especial de la Señora, llevará a estos dos hermanos a los que adopta a que se metan en el algún que otro lío escabroso. "Nos ha pasado de todo, aunque lo mejor viene ahora, porque se va a desvelar un gran misterio", cuenta Rubén.

Tanto le ha pasado al actor, que hasta le ha cambiado la vida en lo personal. Porque si Saúl Ortega es la pareja sentimental de Julieta Uriarte en la ficción, Rubén Bernal es la pareja de Claudia Galán en la realidad. Ambos se conocieron allí mismo, donde surgió la chispa. "La dirección de la serie nos dijo que nos fuéramos un día a cenar para que después nos sintiéramos más cómodos en el rodaje... y tan cómodos", confiesa el actor. "Lo hemos llevado muy discretamente y con mucho respeto en el trabajo", afirma. Aunque la química que hay entre los dos es innegable. Tanto que traspasa la pantalla. Y es que el momento de su boda en la trama ha sido el minuto de oro. La escena más vista esta temporada. 

Rubén Bernal y Claudia Galán son pareja en la ficción y en la realidad

"Para mí esto es un regalo, es como un máster pagado, he aprendido muchísimo y he ganado seguridad", explica el actor, que cuenta como "antes pensaba tanto en el texto que casi no estaba actuando, mientras que ahora me siento muchísimo más preparado para cualquier reto". "Estoy aprendiendo a bailar flamenco para poder encarnar a otro tipo de personajes, porque me encantaría hacer un papel como gitano", desvela. Es consciente del apogeo que está viviendo el mundo audiovisual y quiere formar parte de ello. "El cine y las series están en un momento muy bueno, pero presiento que lo mejor está por llegar", afirma. "Se hacen muy buenos productos audiovisuales, cada vez con más calidad, pero todavía se puede hacer mucho más y parece que así será, porque las plataformas de streaming lo están favoreciendo", añade.

Netflix establecerá una sede en Madrid en 2019 y allí se grabarán decenas de series y películas cada año. "Eso a los actores nos brinda muchísimas oportunidades para trabajar cobrando, que debería ser lo normal, aunque esta profesión puede llegar a ser muy precaria", confiesa. "Incluso nos promociona a nivel mundial y nos abre nuevos horizontes fuera, porque el cine y la producción española gusta mucho y cada vez más", añade, recordando como la pasada Navidad acudió a Italia para un evento y la gente le paraba por la calle. 

La serie se emite allí en horario de máxima audiencia, en uno de los canales más vistos por el público italiano. Y aunque ese es el formato tradicional, Rubén asegura que las nuevas plataformas de difusión de contenidos, no solo están favoreciendo la internacionalización del producto español, sino que también están cambiando los hábitos de consumo, generando más demanda y dando más actividad al sector. "Someterse al horario de la televisión quizá pueda suponer un pequeño incordio para el espectador, que tiene que esperar el día y la hora de la emisión, mientras que ahora puedes visionar temporadas completas de las series que les gustan en cualquier momento e incluso rescatar algunos contenidos del pasado", explica. "Gracias a esto, ahora hay un montón de producciones en marcha y son de una calidad increíble", cuenta entusiasmado. Quizá pronto le veamos en alguno de esos nuevos y variados proyectos.

next
x