Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

impulsado por la emprendedora Yulia Garayshina

Pyöreä: el proyecto alicantino de alquiler de ropa para niños para caminar a una economía circular 

23/02/2021 - 

ALICANTE. La palabra "pyörëa" significa 'circular' en finlandés. Y, precisamente, una economía circular y contribuir a una moda más sostenible es lo que busca la emprendedora Yulia Garayshina con su proyecto "Pyörëa". Su idea es ofrecer un sistema de alquiler de ropa para menores de hasta seis años, de alta calidad, por una cantidad de dinero al mes, y que va renovándose mensualmente -sin permanencia y devolviendo la ropa usada el mes anterior-. 

"Este proyecto se inspira en el amor por nuestros hijos, la vida, viajes y hacia el planeta", explica su impulsora, Yulia Garayshina, que trabaja desde Alicante en esta plataforma online. "Ofrecemos marcas europeas y de Estados Unidos, seleccionadas con muchísimo detalle por nosotras, cuyo valor añadido es la fabricación de prendas que respetan el medio ambiente mediante la sostenibilidad y tejidos naturales, con certificación de Oeko-Tex". Unas prendas que mezclan "arte, creatividad, imaginación, ofreciendo ropa única de diseño para niños modernos". 

Esta emprendedora ya tiene experiencia en diseño y economía, a nivel de formación, y también a nivel profesional. Ha trabajado para Prada y Cartier y tuvo la marca de ropa infantil Mishka. Además, ganó un concurso de Tutto Piccolo de diseño de ropa infantil y su colección salió en la Semana de la Moda de Valencia. Recientemente, Garayshina hizo en curso de moda sostenible en la business school de Copenhague. 

El proyecto tiene base en Alicante pero se trata de una plataforma de alquiler de ropa online que funciona en todo el país, con envío también a las islas, y que quiere expandirse este año a Portugal y Francia. Su principal objetivo es "cambiar el consumo de ropa infantil, puesto que la industria textil es la más contaminante y, en especial, los niños, cambian mucho de ropa por su crecimiento, en los dos primeros años, una ocho veces", explica Garayshina, que también conoce la experiencia en su propia piel, ya que también es madre. "Entre conocidas, familiares y amigas compartimos las prendas que perduran" y ese será el espíritu de Pyörëa.  Después de su ciclo de uso por clientes, la ropa o bien se recicla, o bien se dona a una ONG. 

La creadora de esta empresa alicantina reconoce que en España aún existe en handicap con el uso de la ropa de segunda mano. "Pero es la misma filosofía que los servicios compartidos, como Blablacar, por ejemplo. Cada vez hay más proyectos con ropa, está arrancando". El proyecto comenzó a caminar en octubre de 2020 y, desde diciembre tienen la página web activa, por lo que ya tienen unos meses de experiencia con la marca. 

El funcionamiento del sistema es sencillo. A través de la plataforma online, el usuario se registra y realiza una suscripción con una cuota mensual de 39 euros -sin permanencia- que puede ir renovando si se desea. Cada vez, recibe un pack de ropa infantil con cinco prendas, después de rellenar el formulario donde se indican los gustos o estilos deseados -hay tres estilos disponibles, clásico, boho o esencial-, los colores preferidos os y la edad. Así, el cliente recibe un paquete con cinco prendas de marcas selectas, y tras un mes de uso, se devuelven y recibirían un paquete nuevo. "Usamos un servicio de lavandería ecológica, donde lavan y desinfectan de manera adecuada las prendas y cada envío se realiza en bolsas de plástico reciclado que se usan para el envío y la devolución". Su público objetivo es de un nivel adquisitivo medio, y el valor de las prendas del pack enviado es de unos 320 euros. Con el alquiler, las familias de un nivel adquisitivo que no es alto, pueden permitírselo. 

El proyecto de "Pyörëa" ganó un premio de UPV y Aitex en concurso de emprendedores en diciembre 2020, momento en el que arrancó la web. "Desde entonces contamos como mucho apoyo de amigos y gente conocida. Las críticas en este mes y medio son muy buenas y los clientes suscritos están encantados con los packs, con un producto muy seleccionado y con marcas muy top, y modernas, atentas a las tendencias". De momento funcionan a nivel nacional, pero en el calendario de 2021 ya tienen previsto el salto internacional. 

Portugal en verano y Francia a final de año

La firma recién creada está en pleno proceso de mejora de marketing y trabajo de presencia en redes. Para ello, preparan varias campañas con influencers este año. El salto internacional comenzará por Portugal, porque es sencillo para el envío de packs. Así, a mediados de año ya quieren estar en el país vecino. Asimismo, quieren llegar e Francia a finales de 2021. Otro de los planes, según está funcionando el proyecto, es ampliar la franja de tallas y edad de la ropa que ofrecen. En este momento la talla máxima es para seis años y les gustaría ampliar su oferta hasta los 12 años, según vean la respuesta de los clientes.

Garayshina tiene claro que el mercado de la moda "está saturado" y por ello apuesta por una oferta diferente. "La ropa tiene un ciclo muy corto en los niños y este modelo de alquiler funcionará muy bien". Por eso impulsa el alquiler de prendas para contribuir a una moda y usos más sostenibles. 

Noticias relacionadas

LAS PRENDAS TRANSITAN HACIA UN GÉNERO NO BINARIO

Pellicer: moda y poética ante los roles de género

Por  - 

La historia de la moda narra también la asimilación de los estereotipos de género. El terreno no es baldío para la transgresión, pero a pesar de los múltiples intentos en las últimas décadas, la estética de la indumentaria sigue cargada de significados genéricos. Masculinidad y feminidad: pantalón, falda y corbata definen la imagen personal y, por extensión, la cultura estética internacional. Coco Chanel rompió los corsés noucentistas en París, años 50; Francis Montesinos propuso la falda masculina en la València de los 90; Palomo Spain rompe fronteras con sus figurines andróginos. Y ahora, un creador de la generación Z, Gio Pellicer, diseña desde Alicante una línea de prendas para hombre que nacen del romanticismo, de la poesía, y transitan entre la feminidad y el homoerotismo.

next
x