Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

600.000 clientes

Oh my Cut! La franquicia ilicitana de peluquería y belleza desembarca en Estados Unidos

Oh my Cut! se constituyó hace algo más de 9 años y al frente de ella se encuentra el ilicitano Francisco Medina, CEO & founder. Acaba de desembarcar nada más y nada menos que al otro lado del Océano Atlántico, en México y Colombia

19/02/2017 - 

ELCHE. En poco menos de una década  Oh my cut! se ha convertido en un modelo de referencia dentro del franquiciado en el sector de la peluquería y la belleza, además han conseguido rebasar las fronteras y llegar al mercado internacional. “Efectivamente esto es un reto para nosotros, posicionar Oh my Cut! en la mente del consumidor como una marca de referencia que rompa con el concepto tradicional de peluquería.” Con estos principios Francisco Medina, CEO de Oh my Cut!  lanzó al mercado la marca hace una década.

Entre las claves del éxito de la franquicia se encuentra la innovación y la visibilidad a través de los nuevos soportes electrónicos. Entrar, expandirse y consolidarse en un mercado tan saturado como es de las peluquerías se ha basado en la multiplicidad de servicios, la atención personalizada e individualizada y en el esmero a la hora de estudiar el mercado. “Las carencias fueron principalmente en cuanto a la falta de originalidad e innovación del sector, un sector tradicional, que bajo nuestra opinión puede llegar a ser muy atractivo, fresco y divertido de la mano de Oh my Cut!  Para ello nos rodeamos de espacios tan diferentes e innovadores como nuestro Color Bar, zona técnica de color y tratamientos donde nuestras estilistas asesoran a los clientes; nuestro Final Touch, un córner creado para que el cliente pueda darse un retoque final totalmente gratuito utilizando productos de primeras marcas incluso pudiendo secarse el cabello y no cobrarle este servicio; o nuestra innovadora aplicación móvil OhApp para la gestión de turnos en peluquería única en el sector, creada con el objetivo de mejorar la experiencia del cliente sin esperas en nuestros salones.”

El primer salón Oh my Cut! abrió sus puertas en el año 2007 en  Murcia, antes de la llegada de 2008 ya contaban con 3 unidades de negocio como salones propios. Fue en 2009 cuando el concepto se llevó a franquicia como modelo negocio. “Durante los años siguientes continuamos abriendo salones en diferentes ciudades como Valencia y Vitoria, además de llevar el negocio a franquicia en el año 2009. Y fue en 2011 cuando nuestro proyecto de expansión nos llevó a implantar nuestro concepto de peluquería y belleza a nivel internacional, apostamos por la ciudad de México DF para ello. Actualmente contamos ya con 8 salones en el país en ciudades como DF, Guadalajara, Cancún y Monterrey. En 2012 nos planteamos el reto de llevar nuestra marca a Madrid, esperando tener la mejor de las acogidas, y así fue. Abrimos nuestro primer salón Oh y Cut! en la calle Núñez de Balboa considerándolo como el flagship de la marca. Actualmente estamos presentes en la Comunidad de Madrid con más de 22 salones.”

El núcleo de Oh my cut! cuenta con un total de 20 colaboradores especializados en diferentes áreas de trabajo al servicio de la marca. Desde marketing, comunicación, logística, pedidos, business consultant, contabilidad, legal, atención al cliente, on boarding y recursos humanos. “Actualmente contamos con más de 90 salones entre España, México y Colombia, y con una proyección de abrir más de 20 salones este año, 4 de ellos a lo largo de este mes. Somos más de 400 empleados entre BackOffice, salones propios y asociados, y colaboradores externos a la firma. Este año hemos atendido a más de 600.000 clientes, aumentando nuestra facturación un 16%, abriendo 17 nuevos salones y 5 nuevas ciudades.”

La empresa desde que da al salto al franquiciado ha seguido unas líneas en cuanto a la selección inversores con el objetivo de que las líneas maestras del negocio mantengan el concepto con el que nació la cadena. “Los inversores de Oh my Cut! deben ser fundamentalmente emprendedores, con pasión por la innovación y la originalidad. La figura del franquiciados hace que nuestro sistema se expanda y sea conocido, compartiendo nuestro valor principal que es la belleza accesible y real bajo valores como la rapidez, transparencia e innovación.” Valores que han conseguido exportar y que están consolidando en nuevos mercados.  “En 2014 continuamos con el proyecto de expansión internacional y abrimos en la ciudad de Bogotá en Colombia. Tras varios estudios de mercado nos dimos cuenta que los clientes de estos países tienen intereses en cuanto a peluquería y belleza muy similares a los españoles. Por lo que implantar nuestro modelo de negocio allí fue relativamente sencillo por su acogida, además del idioma. En los años consecutivos nos centramos en consolidar los salones ya abiertos y aumentar su número, hasta conseguir y sobrepasar el objetivo fijado para 2015 de 50 salones en 69 para ser exactos. En el año 2016 cerramos con más de 90 salones entre España, México y Colombia, y actualmente estamos inmersos en la conquista de EE.UU con nuestra próxima apertura en la ciudad de Miami prevista para los próximos meses.”

Durante le último año año la facturación  ha aumentado un 16%, abriendo 17 nuevos salones y llegando a 5 nuevas ciudades. En todas ellas piensan seguir implantando un modelo de negocio que les siga diferenciando de la competencia por su amplia oferta de servicios. “La mayoría de los clientes consumidores de servicios de peluquería y belleza tienen la necesidad de completar su look en una única visita al centro. Es por ello, que en Oh y Cut! apostamos por ofrecer servicios completos tanto de peluquería y belleza para que nuestros clientes puedan tener ese “total look” que desean en una única visita a nuestros salones. Que dispongan de una oferta amplia y variada de servicios tanto de Hair como Beauty que satisfagan sus necesidades. Por otra parte, creemos en la importancia de introducir servicios novedosos que nos diferencien de la competencia y sean de interés para nuestro público objetivo.”

La marca de cara al año que arranca tiene como objetivo consolidar su presencia a nivel nacional y aumentar su visibilidad de marca con nuevos salones a nivel internacional siguiendo así con su internacionalización. Otro proyecto fundamental que verá la luz este año será el de la Academia Oh my Cut! donde se formará a los equipos de los salones y a los futuros integrantes de la marca.

next
x