Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

Normalidad y tráfico fluido en el primer día de AP-7 gratis tras casi 50 años de peaje

2/01/2020 - 

VALÈNCIA (EP). La Autopista del Mediterráneo vivió este miércoles su primer día gratis desde 1971 sin incidentes significativos, con tráfico fluido y sin atascos en los kilómetros que atraviesan la Comunitat Valenciana, según la Dirección General de Tráfico (DGT).

Desde que se levantó el peaje, a unas horas de fin de año, la AP-7 es gratuita para los 20.124 conductores que la utilizan de media diariamente entre Tarragona y Alicante. El primer día de liberalización coincidió con el festivo de Año Nuevo y no registró accidentes ni colas de vehículos.

Finaliza así el plazo concesional de los tramos Tarragona-València y València-Alicante, que suman 374 kilómetros de longitud tras casi 50 años de peaje. La previsión del Ministerio de Fomento es que la circulación aumente alrededor de un 30% y no afecte al tráfico.

Se trata del mayor tramo de autopista liberado hasta la fecha, con lo que Fomento calcula que circular por la red de carreteras del Estado de la Comunitat será un 93% más barato y supondrá un ahorro anual de 300 millones de euros para los usuarios.

De cara al futuro, el Gobierno pretende invertir 21 millones de euros en la conservación de la carretera a su paso por la Comunitat y cerca de 30 millones contando Tarragona, con un aumento global del 38%, como anunció el ministro en funciones, José Luis Ábalos, a unas horas de que se levantaran las barreras.

Para el titular de Fomento, se trata de un "cambio radical" porque, hasta la fecha, tres de cada diez kilómetros de las vías de alta capacidad las pagaban directamente los usuarios. Da como resultado la casi total eliminación de los peajes de la Comunitat, que hasta ahora era la tercera autonomía en número de kilómetros de carreteras de pago.

El compromiso del Gobierno es que las concesiones cuyo plazo acabe en esta legislatura no se van a prorrogar ni a volver a licitar. El pasado 12 de noviembre se licitaron cuatro contratos de servicios para la conservación y explotación de la AP-7, uno para cada provincia (Tarragona, Castellón, Valencia y Alicante), con un presupuesto conjunto de 53,7 millones (26,9 millones anuales).

Durante esta situación transitoria, hasta que se adjudique el contrato, Fomento ha previsto la ejecución de las operaciones de conservación y explotación, desmantelamiento de las instalaciones de los peajes y demolición de las playas de peaje de la autopista, que se realizarán progresivamente en los próximos meses.

Por parte de los transportistas, la Federación Valenciana de Empresarios del Transporte (FVET) valoró positivamente la liberalización de la AP-7 al suponer un ahorro "importante" para este colectivo laboral, entre 2.000 y 2.500 euros por vehículo.

Noticias relacionadas

next
x