X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

tribuna libre / OPINIÓN

No habrá 'sorpasso'

18/09/2018 - 

Hace unos días, desayuné con un periodista, y me hacía una pregunta en colación a una entrevista que un día antes habían publicado, en la que Mónica Oltra, vicepresidenta del Consell, manifestaba que era posible el “sorpasso” de Compromís al PSOE en la Comunidad Valenciana. Yo, rotundamente, le dije que no, que el PSOE le sacaría 15 puntos a Compromís.   

Mi opinión no tenía ninguna base científica, solamente sensaciones, sensaciones de haber hablado y hablar con muchísima gente. Ciudadanos normales, y cuando digo normales, digo personas no politizadas, que al fin y al cabo, con sus fluctuaciones de voto, son los que otorgan las mayorías. Y de la gran mayoría de estas personas, no se observa que Compromís ilusione tanto como para ser la lista más votada en esta Comunidad. Y no ilusiona porque no gobiernan para todos, no todos importan, o por lo menos no tanto como les importan sus votantes. Ese es el gran problema de partidos sin vocación de gobierno, que cuando alcanzan el poder piensan que deben cumplir con los suyos por encima de todos, cuando la realidad es que hay que cumplir con todos sin defraudar a los que te han llevado hasta ahí, que es muy distinto.  

En primer lugar, para ganar la Presidencia de la Generalitat hay que ser regular en las tres provincias, y Compromis, con sus políticas discriminatorias hacia Alicante, tiene muy difícil su total implantación en nuestra provincia. Como alcalde, he vivido situaciones en las se confrontaban los intereses de la ciudad de Alicante con el ideario de Compromís, siempre con rasgo muy valencianista. Pues bien, en todas y cada una de esas situaciones, el grupo de Compromís en el Ayuntamiento daba la espalda a la ciudad. Y no lo critico, eso demuestra unidad de partido, pero lo pongo de manifiesto para que nadie se lleve a engaño.   

En segundo lugar, hay que ser generoso y leal cuando se gobierna. No puede ser posible que todo siempre sea culpa de los demás, cuando los consellers más desastrosos (como los de Educación, Economía o Medio Ambiente, o la inútil Transparencia) sean del partido nacionalista. Destacable es la intolerable salida de tono de la señora Oltra con la consellera de Justicia, Gabriela Bravo, a colación de la apertura de una comisaria para mujeres maltratadas, alegando que las competencias en materia de Violencia de Género eran de ella... y solo de ella. Hasta ese momento, yo pensaba que la lucha contra la violencia de género era una cuestión transversal y era cosa de todos y todas, pero Mónica Oltra piensa que es solo cosa suya. Decepción.  

Y en ultimo lugar, la política es más que una foto, mucho más, es tratar con personas, hablándoles en su misma lengua. No pasa nada, por ejemplo, por hablar en castellano cuando alguien no entiende el valenciano. Es una cuestión de tratar con sentimientos, coincidan o no con los tuyos.  Por esto, y por muchas más cuestiones, veo complicado el “sorpasso” de Compromís al PSOE en las próximas elecciones autonómicas. Al igual que decenas de miles de valencianos, veo muy difícil el futuro si Mónica Oltra fuera presidenta de esta comunidad.

Noticias relacionadas

next