Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

Foro AP

Los hospitales de la provincia piden más apoyo de las instituciones para un cluster sanitario

10/04/2019 - 

ELCHE. El centro de congresos Ciutat d'Elx acogió ayer la segunda edición del foro de Sanidad Privada que organiza Alicante Plaza: Sanidad pública o privada. Servicios de calidad en nuestro sistema sanitario. Aquí se abordaron tres temáticas: los servicios de los hospitales, tanto públicos como privados; los nuevos espacios hospitalarios, y las nuevas formas de comercialización de los seguros.

En el primer bloque, el de los hospitales participaron el director ejecutivo de Vithas Alicante, José Luis Pérez-Mateo; el director general de IMED Hospitales, Luis Cuenca; el director gerente de Quirón, Gerson Morales; la directora médica HLA Vistamerhosa, Concha Giner; el adjunto a la Dirección General de Clínica Benidorm, Eduardo Burguero, el director general de Oftálica, Enrique Chipont, y el director adjunto a gerencia de Ribera Salud, David Zafrilla.

Esta mesa redonda vino marcada por un debate en el que participaron los representantes de estos cinco hospitales privados que operan en la provincia. En este espacio se trataron asuntos como el reto de captación de profesionales para la sanidad privada, el papel de la administración pública y las instituciones con el sector sanitario, las posibles consecuencias del Brexit o la articulación del sector y englobar a la sanidad privada en un cluster

En este foro, Enrique Chipont comenzó su intervención poniendo de relieve las dificultades para encontrar profesionales nuevos que puedan integrarse en la sanidad privada y las medidas que cree que deberían tomar desde las instituciones. Así, mantiene que es complicado convivir y trabajar en los dos sistemas sanitarios "porque el público lo pone difícil". Asegura que es difícil encontrar oftalmólogos. Para Eduardo Burguero, existe el mismo problema y afirma que hay miles de doctores que se jubilarán en los próximos años y que por ello, han dado el paso de tratar de contratar a profesionales de fuera, mayoritariamente de Holanda,de donde provienen buena parte de sus pacientes. No obstante, las barreras del idioma ponen difícil que se puedan incorporar a su equipo médico. Para Burguero "roza lo absurdo" las incompatibilidades entre los dos sectores sanitarios y los requisitos reclamados.

Según Concha Giner, en este sentido, la planificación es esencial en la formación. Ahondó en que en España  hay 7.000 médicos sin especialidad, sin el MIR, que se tienen que ir fuera para trabajar. Ella cree que la fuga de talentos se podría mitigar si se permitiera que quienes estudian Medicina pudieran hacer prácticas en hospitales privados. "Tienen miedo de trabajar en el sector privado porque no nos conocen, se creen que hay menos calidad pero no es así". Giner asegura que la planificación, asimismo, debería estar en manos de personal técnico y no político. Gerson Morales, por su parte, aseguró que el apoyo y colaboración entre hospitales es la clave para salir adelante, crear sinergias y sentarse a dialogar, también, con la sanidad pública para tener eficacia de cara a la atención a los pacientes. Además, señaló que "encima de la mesa vemos el problema de la falta de médicos y jubilaciones numeradas, un problema general y se va a tener que reflexionar de forma seria". A la hora de retener talento, afirmó Morales, hay que reforzar la investigación y mostrar que se hace "algo más de lo que se piensa que hacemos". Para Luis Cuenca, sería interesante que se resolviera la exclusividad de trabajo para poder permitir una mayor flexibilidad a la hora de encontrar médicos en cualquiera de los sistemas, privado o público. Además, cree que en el pasado la sanidad pública "nos tenía como enemigos" pero cree que ahora es distinto. José Luis Pérez-Mateo, aseguró que hay una inadecuada planificación de formación de médicos y especialistas en la actualidad, que fue algo que comenzó en los años 80 y que apenas ha cambiado, a pesar deque el contexto actual es muy diferente. Salvo pequeños retoques, asegura Pérez Mateo, en las plazas MIR. "Eso obliga al sector privado a estimular la imaginación y a ser ágiles a la hora de responder a las propuestas que recibimos de profesionales" y afirma que hay que trasladar a los potenciales trabajadores que en sus clínicas se puede hacer un desarrollo profesional igual que en la sanidad pública y ser capaces de darles esas ofertas. Aunque asegura que "la situación es complicada y que no tiene visos de mejora en determinadas especialidades". David Zafrilla, asimismo, aseguró que lo ideal es hacer un pacto de colaboración entre la sanidad pública y privada par mejorar las condiciones de contratación. Además, aseguró que hay un problema real de captación. Incide que que utilizan sinergias porque hay un problema que se acrecentará en el futuro de retención de talento y de marca. En especialidades como Urología, Pediatría o Medicina Familiar tienen un problema de captación para dar servicio a cientos de miles de personas de su área de trabajo.

Sobre las posibles consecuencias del Brexit en los hospitales privados de la provincia, el director adjunto a Gerencia de Ribera Salud, aseguró que un 33% de las personas internacionales, mayores de 65 años, vienen en su mayor parte de Reino Unido. Y que en la clínica de Torrevieja hay 20.000 personas británicas esperando para operarse lo antes posible, ante la incertidumbre. "Hay gente que puede atravesar dificultades sociales, sin cobertura médica, residentes que no han cotizado en España. En Torrevieja se nota mucho el problema". En el resto de hospitales privados el problema no es tan acuciante, si bien en el Hospital Clínica Benidorm destacaron que en el área de influencia de la ciudad benidormí, el porcentaje de población extranjera alcanza el 35% y cunde la preocupación entre esas personas.  No obstante, el turismo sanitario ha aumentado un 7% en el último trimestre de 2018, lo que son datos contradictorios. En el resto de clínicas donde no tienen tanta población residente, sino más turistas, no afecta tanto porque, en muchos casos los turistas ya vienen con sus propias pólizas de seguro, con acuerdos con determinadas clínicas. En este sentido, el representante de Vithas, aseguró que la amenaza del Brexit "afecta menos a la sanidad privada" y apuntó que, si siguen viniendo los turistas lo harán con sus compañías y sus propias capacidades económicas.

Sobre la articulación del sector y la necesidad de crear un cluster sanitario, los ponentes insistieron en que es una iniciativa que lleva años de recorrido pero nunca llega a materializarse. Para Concha Giner, "lo que atrae a los pacientes es un nombre de profesional con prestigio internacional, es la mejor manera de llegar al cliente". Y cree que la marca de un cluster necesita dela mano de la administración que lo dote de medios y dinero, además, de mantenerlo en el tiempo. Enrique Chipont coincidió en este sentido, aportando que el apoyo de las instituciones ha de ser total, y que hasta ahora, no lo ha habido para llevarlo adelante y dotarlo de prestigio como al sector turístico. Según Luis Cuenca "alguien debe pagar esa marca" y asegura que no puede ser solo el sector privado, sino que debe haber articulación entre los dos sistemas sanitarios porque no todos pueden permitirse. Para el representante de Ribera Salud, hay experiencias de éxito en este sentido dentro de su grupo empresarial pero afirma que "detrás debe existir un aval, aunque no sea oficial, pero sí de la administración" para alcanzar el éxito sin riesgos. Luis Cuenca cerró la mesa redonda afirmando que se debe llegar a los turistas sanitarios antes de llegar  España, "quien viene a hacer turismo, lo último que piensa es en buscar un hospital, aunque sea importante, porque viene a pasarlo bien, debemos hacerle llegar nuestra oferta previamente". 

Noticias relacionadas

next
x