X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

los dueños de porcelanosa poseen la mayoría de los locales comerciales

Los hermanos Colonques, los mayores 'caseros' de Maisonnave, la milla de oro de Alicante

25/08/2018 - 

ALICANTE. A estas alturas, no es necesario explicar qué es la avenida de Maisonnave de Alicante. Conocida como la 'milla de oro' de la capital alicantina, la instalación de los dos centros de El Corte Inglés, uno en cada extremo, la convirtieron en su día en el nuevo eje del centro de la ciudad, desplazándolo desde el casco antiguo hacia las inmediaciones de la plaza de los Luceros y la estación de Adif. No hay comercio al que no interese tener un establecimiento en las aceras más transitadas de la ciudad, especialmente cuando se acerca el fin de semana y alicantinos y visitantes aprovechan para hacer sus compras.

Con la única excepción del antiguo local de Blanco, que no parece despertar el interés de los comercios por su falta de fachada a pesar de ser muy amplio en su interior, es raro que un bajo comercial pase vacío mucho tiempo en esta 'milla de oro'. Y si uno se va, no tarda demasiado en llegar otro a ocupar su lugar. En estos momentos, solo permanecen disponibles el citado bajo de la extinta cadena de moda, al comienzo de la avenida desde Federico Soto, y la antigua sucursal de CaixaBank, heredada de Barclays y cerrada el pasado julio. En cambio, la esquina con la avenida de Salamanca fue ocupada por Scalpers poco después de que cerrase Marypaz, y la antigua tienda de Chicco es hoy de Rituals

El atractivo comercial de la zona es evidente. Pero encierra un misterio sobre el que pocas veces se vuelve la mirada: ¿de quién son esos locales que tanto interés despiertan en empresas locales y franquicias internacionales? Fuentes del mercado habituadas a intermediar entre los propietarios de los bajos comerciales y sus inquilinos nos dan la respuesta. Los mayores 'caseros' de Maisonnave no son alicantinos, sino castellonenses: los hermanos Héctor y Manuel Colonques, de la firma azulejera Porcelanosa.

Héctor Colonques y su hermano mellizo controlan el 45% del capital de la mayor azulejera española, toda una institución de la 'marca España' gracias a su relación con celebrities y, sin duda, por su larga vinculación con Isabel Preysler como imagen. Héctor es además el presidente del consejo de administración. Los dos hermanos comparten la gestión del día a día con sus socios, María José Soriano y Silvestre Segarra (director general). Este tándem controla el resto del capital de la firma, que factura cerca de 900 millones al año entre todas sus empresas. El presidente de la azulejera por antonomasia fue consejero del Banco Sabadell durante una década. A la vuelta del verano se va a celebrar la ya tradicional recepción de la familia real británica, que es una de los principales clientes.

El patrimonio neto personal de los hermanos Colonques se calcula en unos 400 millones de euros (y en el pasado fue incluso mayor), según la lista de 'Los 200 más ricos de España' elaborada por el diario El Mundo el pasado febrero. Las inmobiliarias, como suele suceder en casos de fortunas personales tan destacadas, son una de las inversiones habituales de los empresarios castellonenses, que entre otros muchos emplazamientos premium poseen varios locales en Maisonnave. Según las fuentes consultadas, los Colonques son los principales propietarios de la avenida.

Las inversiones de este tipo, obviamente, se realizan con la máxima discreción. No obstante, en ocasiones alguna de ellas ha trascendido. La última de la que se tiene noticia la protagonizaron en el año 2015, al adquirir uno de los bajos más codiciados de la zona: la esquina entre Maisonnave y la calle Portugal, que durante años fue una sucursal de la CAM y luego, con la compra de la caja alicantina por parte del Banco Sabadell, pasó a funcionar como oficina de esta última entidad (de la que Colonques era consejero). Actualmente, el local es una tienda de la firma de moda barcelonesa Macson. Por este mismo local se interesaron importantes empresarios locales y hasta alguna cadena de distribución, pero fueron los fundadores de Porcelanosa los que se llevaron el gato al agua.

Con todo, los empresarios castellonenses no son la única gran fortuna con inversiones en la avenida de Maisonnave. Otros hermanos empresarios muy conocidos en la provincia, a la par que discretos, son Juan y Pedro Alcaraz, fundadores de Goldcar y hoy volcados en el negocio inmobiliario con su family office Aligrupo. Los Alcaraz poseen también un buen número de locales comerciales, entre ellos, el que sigue cerrado tras la marcha de Blanco. No obstante, si hay uno que destaca es el edificio de Zara, en el extremo de la avenida más próximo a la estación. Un inmueble de tres alturas dedicado completamente a la flagship del buque insignia de Inditex en Alicante.

El resto de locales, descontados los edificios de El Corte Inglés, que pertenecen a los grandes almacenes que los ocupan, están en manos de otros family offices y fondos, según las fuentes consultadas. El interés de todos ellos por esta zona no es extraño. Aunque muy lejos de los mejores tiempos pre-crisis, los precios del alquiler comercial en Maisonnave aseguran una elevada rentabilidad. Según el punto de la avenida, los metros de fachada o su cercanía a los 'puntos calientes', el precio del metro cuadrado puede oscilar entre los 100 y los 150 euros al mes.

Noticias relacionadas

next