Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

Festival Internacional de Cine Independiente de Elche (FICIE) 

'Leyenda Dorada', del ilicitano Chema García Ibarra, gana el 43º Festival de Cine de Elche 

1/08/2020 - 

ALICANTE. El Festival Internacional de Cine Independiente de Elche (FICIE) ha llegado al fin de su 43ª edición con la gala de clausura y entrega de los premios a los mejores cortometrajes en un acto que ha tenido lugar en el Hort del Xocolater. La película Leyenda Dorada, dirigida por el ilicitano Chema García Ibarra y el donostiarra Ion de Sosa, se ha alzado con el Premio Extraordinario Fundación Mediterráneo a la mejor producción de la 43ª edición del Festival ilicitano.

El palmarés del certamen se ha dado a conocer en la Gala de Clausura celebrada en L'Hort del Xocolater. El presidente de Fundación Mediterráneo, Luis Boyer, ha hecho entrega de la Palmera de Plata como homenaje al sector de la cultura. Este año, Fundación Mediterráneo ha decidido hacer un guiño a todas aquellas personas, artistas e instituciones culturales que han trabajado durante los meses de confinamiento para hacer más llevadero este periodo a millones de personas. Por ello, se va a entregar una Palmera de Plata simbólica en homenaje a todo el sector de la cultura.

Un ejemplo de ello, ha sido el Cuarentena Film Festival, que ha colaborado con Fundación Mediterráneo en la puesta en marcha del concurso Cortos en Cuarentena, cuyos dos cortos ganadores también se han proyectado en el Festival de Cine de Elche con una gran acogida del público.

El presidente de Fundación Mediterráneo, Luis Boyer, ha sido el encargado de dar a conocer el nombre del corto ganador de la 43ª edición del FICIE. Leyenda Dorada tiene una duración de 11:05 minutos de duración y está rodada originalmente en 16 mm. Este corto de ficción, ambientado en la piscina municipal de Montánchez (Cáceres), transcurre en un día soleado, donde un grupo de gente que disfruta de su tiempo libre en la piscina… La peripecia resulta cotidiana y divertida, filmada desde una perspectiva entre lo costumbrista y lo grotesco, hasta que ocurre algo que lo cambia todo, incluso el realismo desde el que se nos explica la historia. Mientras, la Virgen de la Consolación, desde las alturas del Castillo mantiene, su ojo vigilante.

La trayectoria de Chema García Ibarra (Elche, 1980) le ha consolidado durante los últimos años como una referencia del panorama cinematográfico de nuestro país. Sus películas de “ciencia ficción doméstica” han sido seleccionadas en festivales de todo el mundo, incluyendo Berlinale, Quinzaine des Réalisateurs de Cannes, Sundance, San Sebastián, AFI Fest (Los Ángeles) o Ann Arbor, y han ganado casi 200 premios, incluyendo el Méliès d’Or, dos menciones de honor en Sundance y la nominación a los EFA (Premios del Cine Europeo).

Ion de Sosa (San Sebastián, 1981) es director, productor y director de fotografía de largometrajes y cortometrajes rodados principalmente en 16 mm. Su trabajo ha sido seleccionado en festivales como Berlinale, Locarno, Viennale, Toronto, Hong Kong o Lincoln Center (Nueva York).

El otro galardón extraordinario, que este año se entrega por primera vez, es el Premio Fundación Mediterráneo al mejor documental, que ha recaído en 18 meses descifrando los ojos de Dulce, del realizador español Pedro Roberto Jiménez Ramírez. El escritor y director de cine ilicitano, Vicente Molina Foix, ha sido el encargado de entregar este galardón.

Este corto es el resultado de casi dos años de rodajes siguiendo el día a día de Dulce, una niña con una parálisis motora que no le deja hablar ni usar sus manos con precisión. Con seis años empezó un largo proceso para aprender a comunicarse con su única opción: su mirada.

Por su parte, el drama Regina, dirigido por Lander Ibarretxe Pérez, se ha alzado con el Premio Ayuntamiento de Elche al Mejor Cortometraje de Ficción. Se trata de un cortometraje de 18 minutos duración, rodado en castellano y euskera, que narra historia de una joven llamada Carmen es obligada a vivir en un convento en la compañía de unas monjas y sus estrictas normas. Carmen no entiende por qué la han alejado de su padre y echa de menos la vida que llevaban juntos. Sin embargo, las monjas tampoco entienden cómo puede seguir queriendo a alguien que le ha infligido tanto daño.

El Premio al Mejor Cortometraje de Animación este año ha sido compartido por dos películas. La española Escenas de vida y la japonesa Mimi reciben el premio ex aequo. Escenas de vida, de la animadora vasca Izibene Oñederra y de 12 minutos de duración, es un oscuro relato sobre el papel de la condición humana en un marco contemporáneo.

La japonesa Lisa Fukaya es la directora de Mimi, una niña que tiene un grano por primera vez. Tiene miedo de ser diferente de otras chicas y se siente incómoda con quienes son diferentes de ella, y por ello comienza a imitar a otras chicas a su alrededor.

La producción hispano-brasileña Carne, de Camila Later, ha conseguido el Premio al Mejor Documental. Esta película presenta en 12 minutos la historia a través de los relatos íntimos y personales, de cinco mujeres que comparten sus experiencias en relación con su cuerpo, desde la infancia hasta la tercera edad.

El Premio al Mejor Corto Europeo se ha ido a Rumanía: Cadoul de Cracium, de Bogdan Muresanu, es un corto de ficción de 16 minutos de duración ambientado en la época de la dictadura del tirano rumano Ceausescu. El 20 de diciembre de 1989, pocos días después de la sangrienta represión de Ceausescu en Timisoara, una tarde tranquila de un padre se convierte en una verdadera prueba cuando descubre que su pequeño hijo le ha enviado una carta a Santa Claus pidiéndole que hiciera realidad el deseo de su padre: ver a Ceausescu muerto.

Por su parte, el Premio al Mejor Corto Iberoamericano ha sido para el film uruguayo Kini, de Hernán Olivera, una comedia negra en la que una anciana madre convoca a sus cuatro desavenidos hijos para darles la noticia de que ha ganado la lotería.

El galardón que depende del público, el Premio Hort del Xocolater, que el público asistente cada noche a las proyecciones ha votado a través telefóno móvil durante cada sesión del Festival, ha sido para Saber perder, corto de ficción de Sergio Milán, que en sus seis minutos de duración propone una reflexión sobre el poso que dejan aquellos que se van para siempre.

El Premio Cineclub Luis Buñuel al mejor cortometraje de autor novel ha sido para Tres veces, de Paco Ruiz, mientras que el Premio Fes Curt al mejor corto de la Comunitat Valenciana ha recaído en el corto Yo también quiero te, de Javier Valenzuela (Valencia). Por último, corto El comienzo, de Javier Callejón, ha ganado el premio Mobile Film Maker al mejor corto rodado con un teléfono móvil.

Organizado y patrocinado por Fundación Mediterráneo, el Festival Internacional de Cine Independiente de Elche cuenta con la colaboración del Ayuntamiento de Elche y del Cine Club Luis Buñuel de Elche.

Noticias relacionadas

next
x