Hoy es 15 de julio

el bloqueo obliga a recurrir a los seguros de impago para recuperar el dinero retenido

Las empresas valencianas, entre las más expuestas a los impagos de Argelia

Foto: EDUARDO MANZANA
10/06/2022 - 

VALÈNCIA. Las empresas de la Comunitat Valenciana son, junto a las de Cataluña, las que más riesgo tienen de quedarse sin cobrar los pedidos en curso con Argelia tras la decisión unilateral de este país de suspender el Tratado de Amistad con España por el giro del Gobierno central con el Sáhara Occidental. Según los datos de comercio exterior del ICEX, las empresas valencianas están detrás del 22% de los 1.887 millones de las exportaciones españolas a ese país. Un dato que posiciona a la autonomía valenciana en el 'top 2' en cuanto a relaciones comerciales con Argelia, solo por detrás de Catluña que exportó el 33% del conjunto del país. 

Así, en 2021 fueron 1.343 las empresas de la Comunitat Valencia que hicieron negocios con Argelia por valor de 416 millones de euros, mientras que 18 están implantadas. Entre ellas, están Vicky Foods, Ecisa, Idai Nature o Novaterna, firmas que, por el momento, se muestran cautas a la hora de valorar el impacto de la decisión del país africano. 

Grupotec también tuvo una delegación propia, pero hace unos años decidió cerrarla y dejar el país por las trabas burocráticas que se encontraban cada vez que emprendían un proyecto. "Es un país complicado con unas reglas de juego muy diferentes y al final había que hacer muchos esfuerzos y no compensaba", señalan desde la compañía.

Por provincias, Castellón y Alicante son la segunda y tercera que más ventas realizan en el país y, por lo tanto, las más expuestas a sufrir los impagos derivados de la suspensión de las transferencias de los bancos argelinos hacia España. Se trata sobre todo de empresas de calzado y cerámicas, ya que el azulejo copa un tercio de las ventas de toda la Comunitat Valenciana a Argelia. Valencia, con casi 93 millones el pasado año, también figura en las primeras posiciones, ya que por el Puerto de Valencia pasaron más de 273.090 contenedores TEU en 2021, tanto de import-export como de transbordo.

Fuente: Cámara Valencia

Según José Vicente Morata, presidente de Cámara Valencia, lo más grave de la situación generada con la ruptura unilateral del Tratado de Amistad es que, por orden del Gobierno argelino, los bancos de ese país ha suspendido los pagos de los pedidos formalizados con empresas españolas.

Para las empresas que estén pendientes de cobrar mercancías entregadas, esto implica que tendrán que acudir a los seguros de impago y podrán ingresar el dinero 90 días después. Pero para las empresas que tengan contenedores en tránsito o que estén en producción de pedidos para Argelia de los que no se haya constituido el depósito en un banco argelino el problema es mucho mayor porque no hay transferencias.

Foto: EDUARDO MANZANA

"Es cierto que es un mercado pequeño y apenas representa 1,2% de las exportaciones totales de la Comunitat Valenciana, pero al que le toca le toca", resume a Valencia Plaza el presidente de Cámara Valencia para dar idea del daño que la medida puede ocasionar en algunas empresas.

Un claro ejemplo es el de la naviera Baleària, que opera una ruta semanal de ferry entre los Valencia y Mostaganem. Su presidente, Adolfo Utor, calculó entre 4 y 5 millones de euros retenidos de billetes ya vendidos para la temporada alta, incluidos los desplazamientos de verano en el marco Operación Paso del Estrecho (OPE). Además de este perjuicio económico, la crisis diplomática arruina sus expectativas de reabrir antiguos trayectos o extenderse a otros destinos como Argel.

Cámara Valencia pide implicación a la banca

Para paliar el impacto de los impagos, el presidente de Cámara Valencia pide apoyo a las compañías aseguradoras y a las entidades bancarias para que "canalicen instrumentos para que esas empresas que estaban produciendo puedan esperar a la solución del conflicto o a la llegada de otros mercados para sacar esa producción".

Cuando realiza un pedido a una empresa española, el importador argelino tiene que depositar en una entidad bancaria argelina un porcentaje de entre el 100 y el 120% del valor del mismo 30 días antes del pedido. El pago se realiza posteriormente tras el visto bueno del gobierno argelino, por lo que el mayor problema será para las compañías con pedidos en marcha sobre las que todavía no existía depósito constituido. 

José Vicente Morata

José Vicente Morata considera que la Comisión Europea debe intervenir para resolver la crisis y garantizar el cumplimiento de los acuerdos generales entre la UE y Argelia, pero advierte que una cosa es el acuerdo y otra la solución. Si se desbloquea una parte de esto (el dinero que ya está depositado en los bancos para que se pueda pagar). Lo cierto es que la Comisión Europea ya se ha pronunciado sobre esta cuestión y su portavoz principal, Eric Mamer, ha instado a Argelia a que "revierta" la decisión, que ha calificado de "extremadamente preocupante", pero los empresarios valencianos piden ir más allá y tomar medidas en el asunto.

Pedidos paralizados

De hecho, la directora general de Internacionalización de la Generalitat, Maria Dolores Parra, advierte de que ya se han paralizado muchos de los envíos que estaban pendientes por miedo a no poder cobrarlos, lo que pone en jaque el negocio del tejido empresarial. "Lo que está claro es que si esto no se resuelve, las empresas empezarán a buscar soluciones alternativas a las españolas, afectando de una manera muy importante a las compañías valencianas", advierte.

Los sectores valencianos con mayores intereses en la región africana son 'semimanufacturas' (fritas/esmaltes y azulejos, concentrada en Castellón), seguida de 'bienes de equipo' (Alicante y Castellón) y 'manufacturas de consumo' (textil y calzado, en Alicante). En Valencia la concentración se ubica en las ramas de química y plásticos. En importaciones, la concentración se produce en 'semimanufacturas' y 'alimentos', destacando la importación de 'semimanufacturas' en la provincia de Castellón.

Pero, además, Parra lamenta que se produzca esta tensión en un momento en el que "las empresas necesitan seguridad y tranquilidad en los precios y suministros de gas provenientes de este país". "El gobierno argelino no ha roto el Tratado de Libre Comercio, sino el Acuerdo de Cooperación y las relaciones diplomáticas entre las dos partes están peor que nunca. Esta situación afecta porque en los negocios lo que prima es la seguridad y la certeza de las operaciones. Y, en este contexto, lo normal es que las decisiones de compra de productos valencianos y del resto de España se aplacen hasta saber qué ocurre", señala.

María Dolores Parra. Foto: KIKE TABERNER

También la patronal autonómica CEV advierte sobre el impacto "inmediato" que esta ruptura supondrá para la economía de la Comunitat. "Preocupa la incertidumbre que provoca la reacción argelina y cómo afectará esta situación a aquellas empresas valencianas establecidas en Argelia que importan producto de la Comunitat para su transformación, acabado y posterior venta local en Argelia o exportación a terceros países", señalan. 

A largo plazo, las consecuencias pueden ser más duras y tener un efecto directo en el conjunto de la economía española "con un más que previsible aumento del precio del gas procedente de Argelia y afectará sobre todo a las ramas más gasintensivas", auguran desde la patronal autonómica, que lamenta, asimismo, la limitación de "gestión de procesos productivos y volumen de actividad" que está decisión conllevará para el tejido industrial.

Duro golpe para la cerámica castellonense

Castellón es la provincia valenciana más expuesta con un volumen de negocio de 230 millones de euros anuales, de los que el 60% proceden del sector cerámico. Una situación que supone, por tanto, un nuevo revés para una industria ya amenazada por la crisis de las materias y el alza de los costes energéticos.  

Por el momento, el secretario general de la patronal de productores españoles de fritas, esmaltes y colores cerámicos (Anffecc), Manuel Breva, se muestra cauto a la hora de valorar el impacto, pero sí alerta de que la ruptura de relaciones comerciales con Argelia "sería muy grave" para el sector pues tiene una industria azulejera importante y es su segundo país de destino. Por tanto, reclama "una intervención diplomática urgente por parte de la Administración". 

Breva también ha avanzado que mantienen contacto tanto con las autoridades españolas como argelinas para recabar más información porque desconocen el alcance de esta suspensión, pero existe "incertidumbre en cuanto a pagos envíos".

Impacto relativo para Alicante

Para la provincia de Alicante, según las estimaciones del Instituto de Estudios Económicos de Alicante (Ineca), el bloque comercial de Argelia a España pone en jaque más de 150 millones de euros en exportaciones (sobre todo) e importaciones. Los principales sectores afectados son la maquinaria y componentes eléctricos, con más de 20 millones de euros, y el textil, con unos 17 millones.

Empresas alicantinas referentes en el sector de la construcción tienen delegaciones en este país mediterráneo. Ecisa y CHM Obras e Infraestructuras, mantenían hace años un importante volumen de negocio en Argelia a través de acuerdos con socios locales. Mientras la primera se ha ido retirando progresivamente para centrarse en España, más tras su compra por Urbas, la segunda sí había apostado por el país magrebí, que justo antes de la pandemia aportaba el 10% de su facturación. Sin embargo, el covid hundió también el negocio en el norte de África por las restricciones a la movilidad y el peso argelino en el negocio cayó considerablemente, sobre todo porque la facturación global del grupo creció.

Noticias relacionadas

next
x