X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

seis firmas de la provincia, en la misión de la cámara al sudeste asiático

Las empresas alicantinas, a conquistar Vietnam

19/05/2018 - 

ALICANTE. Alicante ha fijado el punto de mira en un nuevo mercado para ampliar la internacionalización de sus empresas: Vietnam. Uno de los países emergentes más dinámicos del Sudeste Asiático, cuya economía crece a ritmos del 6% anual, y que ya ha captado la atención de varias empresas de la provincia. Seis firmas alicantinas se encuentran en estos momentos de misión comercial por la zona, acompañadas por la Cámara de Comercio de Alicante, pero no es la primera: en junio del pasado año, la institución que preside Juan Riera ya organizó otra misión comercial a la zona.

las seis empresas citadas están visitando no solo Vietnam, sino también Tailandia, acompañados por la Cámara de Comercio de Alicante en una misión comercial que forma parte del Plan Internacional de Promoción 2014-2020, cofinanciado por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER). Las empresas pertenecen al sector de los fertilizantes (Hispanoamericana de Fertilizantes SL y Toro Fertilizantes SLU), del mármol (Luis Sánchez Díaz SL y Benacantil de Mármoles SL), del mueble (Mas Q Living SL) y de reciclaje de textil y plásticos (Sempere Puerto SL).

Esta misión multisectorial, financiada al 50% por FEDER, brinda la oportunidad de conocer de cerca dos mercados con muchísimo potencial para las empresas de la Comunidad Valenciana. Vietnam es una de las economías asiáticas más abiertas al comercio internacional: su comercio exterior supone el 165% del PIB. En 2015 el PIB alcanzó un crecimiento del 6,5%, siendo el consumo privado uno de los dinamizadores. Las perspectivas del FMI apuntan que seguirá creciendo por encima del 6% en los próximos años.

Por su parte, Tailandia se ha ido transformando y adaptando, pasando de una base agrícola de exportación, a otra industrial más diversificada y orientada al exterior. Se ha convertido en una plataforma de producción de manufacturas intensivas en trabajo con destino al mercado internacional, gracias a una política industrial basada en el fomento de la inversión privada, tanto tailandesa como extranjera. La inversión pública se ha centrado en el desarrollo de infraestructuras y servicios públicos.

En 2017, la Cámara organizó otra misión solo a Vietnam, en ese caso centrada en los sectores de construcción, alimentación y tecnologías de la comunicación (TICs). El plan socioeconómico 2016-2020 del partido comunista de Vietnam muestra que la nación apuntará a una expansión anual promedio del 7%. El Gobierno vietnamita pretende industrializar el país a través de tres grandes avances estratégicos: el perfeccionamiento de las instituciones de la economía de mercado, el desarrollo de recursos humanos de alta calidad y la modernización de las infraestructuras.

Oportunidades en la modernización del país

Ahí es donde se crean los sectores de oportunidad para las empresas de la provincia de Alicante. La modernización de Vietnam está conllevando un intenso programa de regeneración y ampliación de sus infraestructuras, de transporte, de suministro y de urbanización. Ello supone una oportunidad para empresas de suministros de material, maquinaria o insumos, entre otras. 

Además, el incremento del nivel de vida ha conllevado un aumento y diversificación de la demanda de consumo, que hace que la población acceda a una serie de productos que hasta hace pocos años le resultaban culturalmente ajenos. Los productos de alimentación o bienes de consumo de gama alta son algunos de ellos. El sector agroalimentario está atrayendo a un número creciente de empresas en el país: bienes de equipo para el procesamiento de alimentos, fertilizantes, o suministros para la industria transformadora local.

Pese a todo, las exportaciones españolas a Asia suponen solo el 8,7% del total de las ventas al extranjero de nuestro país, por lo que la Cámara considera que, a pesar de que se trata de un objetivo recurrente (en los últimos tiempos, empresas como Actiu o Suavinex han abierto showrooms en Shanghai, por ejemplo), Asia sigue siendo "la gran olvidada de nuestras empresas exportadoras". Las misiones a Vietnam, un país que no suele entrar en los planes de las empresas alicantinas cuando abordan su expansión internacional, pretende revertir esta tendencia.

Noticias relacionadas

next