X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

paralizada desde 2012, permitirá el crecimiento industrial en la zona 

La subestación de Castalla se pone en marcha; en septiembre funcionará a pleno rendimiento

29/08/2018 - 

ALICANTE. Por fin ve la luz, nunca mejor dicho, uno de los proyectos más largamente reivindicados por los empresarios de la Foia de Castalla. La subestación TS Bastá, en el polígono del mismo nombre, se ha puesto en marcha este martes, y se prevé que en septiembre se pueda poner a pleno rendimiento. La ausencia de esta subestación, cuyo proyecto ha sido modificado en diversas ocasiones y que finalmente se ha hecho al margen de la planificación eléctrica nacional (lo que implica que no la paga Red Eléctrica Española, sino los usuarios vía tarifa), estrangulaba el crecimiento industrial en la zona desde hace una década.

El conseller de Economía, Rafa Climent, ha asistido este martes a la puesta en marcha de la subestación, junto a las autoridades locales, empresarios y representantes de Iberdrola (la empresa ha asumido la construcción de la infraestructura). El conseller ha destacado que la puesta en marcha de la TS Bastá es "una gran noticia para el crecimiento de la industrial de la comarca porque va a mejorar el abastecimiento eléctrico a las empresas, al evitar la saturación que sufría la subestación de Ibi".

Iberdrola ha puesto en marcha la nueva subestación y dos líneas de la nueva infraestructura, que ha construido durante el último año. La subestación funcionará a pleno rendimiento en septiembre y se completará con una segunda subestación, que en este caso sí construirá REE. De hecho, el proyecto inicial contemplaba una sola subestación con mayor potencia, pero finalmente el Consell optó por dividirla en dos para que Iberdrola pudiera iniciar las obras de una de las dos sin esperar a la próxima planificación estatal.

Tal como ha destacado Climent en un comunicado tras la visita, se trataba de "una reivindicación histórica que habían solicitado de forma infructuosa durante los últimos diez años, tanto los empresarios como los ayuntamientos de la comarca". Por tanto, "el desbloqueo de este proyecto, que llevaba paralizado desde 2012, fue uno de los primeros compromisos y objetivos al llegar a la Conselleria de Economía". También ha resaltado su carácter "vital para el desarrollo industrial, ante la situación actual de saturación y la falta de potencia suficiente en la alimentación eléctrica, que perjudicaba a las empresas e industrias de la zona, al impedirles su crecimiento".

De hecho, tal como ha venido contando este diario, son varias las empresas que estaban interesadas en implantarse en la ampliación del polígono de la Bastá y que, de momento, habían congelado sus planes, al no disponer de suministro eléctrico para su actividad. El proyecto, en cualquier caso, sigue generando algunas dudas a la patronal comarcal, Ibiae, dado que no se ha establecido el sistema de pago que se aplicará a los usuarios que soliciten un enganche para amortizar la inversión. Los empresarios pidieron a Climent en febrero de este año que mediase con Iberdrola para resolver esta incertidumbre. Solo una empresa pagó el enganche 'a cuenta' antes de iniciarse las obras: más de medio millón.

Modificaciones en el proyecto

Según recuerda el comunicado de la Generalitat, "con el objetivo de evitar complicaciones técnicas y medioambientales, así como de reducir los costes económicos para el sistema eléctrico, se acordó la construcción de dos subestaciones eléctricas, denominadas ST Castalla, de 220 kV, y ST Bastá (antigua ST Castalla), de 132 kV". Lo cierto es que el proyecto inicial obligaba a soterrar parte del tendido hasta Villena, por lo que los costes se disparaban, y que luego REE sacó de la planificación nacional el proyecto para el periodo 2012-2016, por lo que el Consell e Iberdrola optaron por dividir la subestación original en dos para agilizar el proyecto.

Así, ahora Economía asegura que "avanza en la tramitación de la subestación Castalla (situada entre la CV-811 y la CV-80) y consensúa cuestiones relativas a la implantación con Iberdrola y Red Eléctrica de España". Al respecto, el conseller ha hecho hincapié en que el proyecto de esta subestación, que permitirá solucionar la saturación eléctrica de la zona a largo plazo, "ya está en el departamento". Hasta la fecha, la Foia de Castalla se proveía de la subestación eléctrica de Ibi. En los últimos años, el elevado crecimiento de la demanda eléctrica, asociado fundamentalmente al sector industrial, ha provocado problemas de saturación.

Noticias relacionadas

next