Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

proyecto de la familia solís para convertirlo en un hotel de su cadena one shot

La operación del edificio Generali de Alicante se tambalea: los inversores no cierran la compra 

26/07/2020 - 

ALICANTE. La operación inmobiliaria sobre el edificio Generali de Alicante adelantada por Alicante Plaza queda en suspenso. El grupo inversor que había alcanzado un acuerdo de compra con los propietarios del inmueble de La Rambla ha incumplido los términos del contrato y no ha llegado a completar su adquisición. Todo pese a que había depositado una fianza por anticipado y pese a que se había comprometido a escriturar la adquisición a fecha de 30 de junio. 

El importe definitivo del acuerdo no habría trascendido, aunque fuentes consultadas por Alicante Plaza indicaron que podría aproximarse a los 10 millones de euros, a los que se añadiría el coste de su reforma posterior (lo que podría llegar a disparar la suma hasta los 30 millones) para convertirlo en un hotel boutique de lujo. Sin embargo, los inversores habrían planteado un aplazamiento de la operación, de modo que se estaría renegociando una posible fecha para la firma de la escritura. 

¿De qué inversores se trata? Según las mismas fuentes, la venta se cerraría con Enrique de Solís Tello, en representación del family office Miguel Ángel de Solís y Martínez-Campos e hijos, una familia aristócrata de origen sevillano (aunque el family office está basado en Madrid). Los Solís son copropietarios de la cadena hotelera One Shot Hotels, respaldada por la financiación del fondo Nazca Capital (entró en su accionariado el pasado diciembre) para llevar a cabo la compra y remodelación del inmueble. 

Hasta ahora, One Shot Hotels ya dispone de cuatro establecimientos situados en Madrid, tres en València, dos en Sevilla y uno en San Sebastián y Barcelona, respectivamente. Además, dispondría de planes para desarrollar otros doce proyectos en edificios singulares de otras tantas ciudades hasta el año 2023. Entre ellos, figuraría el Generali, escogido tanto por su ubicación céntrica, como por su singularidad arquitectónica: dos de los criterios primados por la cadena a la hora de concretar su expansión. 

El family office de los Solís depositó fianza pero no escrituró la compra en la fecha preacordada

En principio, la apuesta de los Solís comprendería la remodelación del edificio, que hasta ahora tiene carácter residencial, para transformarlo en un hotel con un cuidado interiorismo y destinado a clientes de alto poder adquisitivo. En principio, en ese proyecto sí tendrían encaje parte de sus bajos comerciales (permanecerían las dos zapaterías con fachada a la Rambla, pero no la tienda de licores, con frente en la calle Gerona). Además, en su azotea, junto al torreón, los primeros esbozos del proyecto incluyen la construcción de una terraza con piscina.

El edificio fue adquirido a la antigua aseguradora en 2017 por un grupo de cinco propietarios con la intención inicial de destinar al menos parte de sus siete plantas a la construcción de apartamentos turísticos. Ese planteamiento quedó descartado y algunos de sus dueños decidieron intentar una segunda apuesta por las viviendas de lujo. Sin embargo, ese proyecto también quedó desechado en cuanto se entablaron negociaciones con el family office de los Solís.

De completarse la compra del inmueble, el proyecto se sumaría a los últimas inversiones hoteleras ya registradas en pleno centro de la ciudad, como la irrupción de la cadena Barceló en el antiguo NH Rambla para convertirlo en un hotel de cuatro estrellas. En la lista se incluye la futura apertura del hotel de cinco estrellas promovido por Corisa junto al Ayuntamiento, que gestionará Eurostars, además del nuevo hotel promovido por el fondo Vista y la familia Soler en la confluencia entre Rafael Altamira y la calle Alberola Romero. Una oferta que completa la del hotel Amérigo, la reciente apertura del Casa Alberola por parte de Hilton, o el proyecto de Baraka para reconvertir en hotel el cine Ideal todavía pendiente de superar el trámite de concesión de licencia (sin que esté confirmada su posible obtención).

Noticias relacionadas

next
x