X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

entrevista al nuevo presidente de la patronal alicantina

Juanjo Sellés (Uepal): "La legitimidad de una patronal va de abajo a arriba, no al revés"

4/11/2018 - 

ALICANTE. Juanjo Sellés, expresidente de Cepyme Alicante y Cepymeval, y actualmente presidente de la asociación de mayoristas de alimentación y vicepresidente de Facpyme, es el elegido para poner al día la nueva patronal alicantina, Uepal, e intentar un posible acercamiento a la autonómica CEV. Días después de su proclamación, atiende a Alicante Plaza en su escuela de catas para analizar la situación de su patronal, el estado de la provincia y las últimas decisiones de la Generalitat y del Gobierno central.

-A estas alturas de la vida, presidente de Uepal. ¿Cómo fue la decisión?

-Pues fue una decisión con el corazón, con el convencimiento de que había una labor que hacer en esta sociedad, la reestructuración después de la crisis habida y la caída de las instituciones de la provincia. Y encontrándome con capacidad para ello, se me ofreció la posibilidad y la acepté.

-En su discurso, al igual que en el de Perfecto Palacio, presidente de la CEV, se habló de unidad. Parece que todos están por la labor, pero no se si están de acuerdo en cómo alcanzarla.

-Creo que sí estamos de acuerdo en cómo, lo que igual cambian son los tiempos. Creo que tanto Perfecto,que además ha demostrado como presidente de Ineca que tiene un discurso provincial y de corazón, como yo, somos conscientes de que  tarde o temprano habrá que crear una estructura dentro de este asociacionismo. Él es más paciente y yo un igual tengo un poco más de prisa. Creo que es el momento de construir una asociación y después reestructurar desde dentro, ya que tanto unos como otros estamos creciendo, y sería bueno contar ya con esa estructura autónoma, independiente, que elija a su presidente para que se sienta respaldado por los que lo eligen. Que tienen que ser los empresarios de la provincia de Alicante.

-¿Algo parecido a lo que se quiso hacer con Cepal?

-Era otro momento. Hubo mesas de negociación, no estaba aún la CEV autonómica y se veía esa necesidad. Intentaban unir Coepa y Cepyme, y el candidato era el mismo, Perfecto. Una mesa se celebró en Ineca, de hecho, y en esa estuve yo. Con lo cual, sí. También es verdad que eso al final no salió porque Perfecto consideró que la cosa no estaba madura, y perdimos el tren.

-Mientras llega ese acuerdo, si llega, la razón de ser de Uepal es actuar como la patronal de Alicante. Por tanto, debe tener representatividad, y ahora está ocupada por la CEV Alicante. ¿Cómo piensan solucionarlo?

-No, espere, la representatividad no te la dan desde arriba. La representatividad y la legitimidad te las dan desde abajo. Cuando aquellos a los que representas te votan, eres legítimo.

-Me refiero a negociar el convenio colectivo del mármol o del calzado, por ejemplo.

-Las sectoriales son las que firman los convenios, y esa legitimidad te viene cuando firmas el convenio, así que... Dentro de nuestra asociación yo firmo el convenio de mayoristas de alimentación, que está en Uepal. Por la misma razón, yo estoy legitimado y a través de esas sectoriales tienes representación en la estructura de la CEOE. Y vuelvo a repetir, la legitimidad no te la da el que quiere hablar contigo, no, sino los que quieren que tú seas su voz. Viene porque te la dan los que te votan.

-Hablando de CEOE, Uepal envió una carta una vez constituida, aún con Miguel Baena como presidente, para solicitar su ingreso. Y CEOE respondió que Alicante está representada por la CEV. ¿Insistirá para entrar?

-Ese mismo planteamiento lo hice yo cuando estaba en Cepyme. Intenté entrar directamente y me dijeron que no podía ser porque ya había una provincial, que en ese momento era Coepa. Cuando desaparece Coepa, se supone que quien tendría que ocupar esa representatividad es Cepyme, y ahora mismo Cepyme está dentro de Uepal. De esa misma manera, tenemos una posible vía a través de la cual podemos solicitar la entrada en un momento dado. Pero no es este el camino por el que tenemos que buscar la unión. La unión viene de que tenga la legitimidad de verdad la propia CEV.

-Entonces, ¿la fórmula sería que Uepal siga existiendo y entre en CEV?

-No, no, hay que crear una auténtica CEV Alicante. Quizá una fusión con Uepal, o ya veríamos cómo se constituiría.

-De momento, y mientras llega ese momento, ¿se ha establecido el modus vivendi de Uepal, las cuotas que pagarán los asociados?

-Claro [ríe]. Si quieres que tu asociación sea autónoma e independiente, te tienes que mantener con los socios que tienes. Evidentemente, cuanto menos necesidades tienes, más independiente eres porque menos pides. Si hay poca estructura, se cubre fácil. Es el equilibrio que he hecho siempre,durante nueve años en Cepyme lo hice y tenía poca estructura, y cuando terminé lo dejé saneado de la misma manera que pienso hacer con Uepal. Si no tiene más estructura es porque sus socios no consideren que se la merece. Si queremos más estructura, a pagar más cuotas. Así es como crecerá, con más socios y derramas si hacen falta. 

-Otro frente. CEV acaba de ocupar el local de la calle Orense que era de Coepa. ¿Piensan pelear de alguna manera por su uso?

-No, bueno, el local es patrimonio sindical, por tanto es de CEOE, que se lo ha dado a CEV Comunitat Valenciana, y CEV Alicante está alquilada ahora mismo en su propio local.

-¿Pedirán utilizarlo, como patronal que son?

-En las próximas fechas, antes de que acabe noviembre, tendremos la primera junta y comité, que debe aprobar la asamblea, y ahí se determinará qué queremos y dónde queremos estar. Pero no es una prioridad. No se trata de abrir frente alguno, que impediría ese acercamiento que queremos.

-Hace unos días, Juan Riera fue muy crítico con la Generalitat en su discurso de la Noche de la Economía Alicantina. ¿Coincide con él? ¿Cree que el trato del Consell a la provincia es el adecuado?

-No. Pero no me tengo que ir al discurso del presidente de la Cámara, de la cual he sido muchos años miembro del comité, y ahora presidente de la comisión de comercio. Y no solamente respaldo ese discurso sino que lo aplaudí porque me sentí identificado con nuestro líder empresarial, que creo que se reforzó como tal con ese discurso. Vamos a la financiación, de la que siempre estamos hablando. Precisamente hace poco, en el Foro Broseta, ya estuvo el Molt Honorable haciendo, por así decir, de presidente de la Cámara frente al Gobierno central. En nuestro caso, cuando ves que Castellón recibe 80 euros por habitante, Valencia 45 si no me equivoco, y cada alicantino apenas 39, en el último Presupuesto [la entrevista se celebra dos días antes de que el Consell presente su proyecto de presupuesto para 2019], nuestra labor es decir antes de que se cierre el siguiente, que por favor se corrija, para ver inversión en la provincia de Alicante. ¿Qué es importante? Las infraestructuras, que no se pueden llevar a cabo a nivel local. Necesitas ayuda de la autonomía y del Gobierno central. El canalizador es la Conselleria, por lo que siempre habrá una demanda constante. Y por otra parte, si estamos hablando de vertebrar, tanto por parte del Molt Honorable como de sus socios de gobierno se sostiene el discurso de la comarcalización. Yo estoy de acuerdo con ese discurso, creo que somos nueve comarcas que forman una provincia. No hay una capitalidad como tal. Entonces, vamos a hablar de comarcalización, que es una labor importante y necesitamos esas instituciones, y la Diputación es ahora mismo la que está cohesionando la provincia. Entonces, hay que cuestionar ese ataque directo para vaciarla. 

-¿Cree que los ataques a la Diputación se deben a que 'provincializa' la estructura de la Comunitat?

-Sí, claro. Es una manera de debilitar. Yo creo que tienen las miras un poco cortas, las distintas administraciones. Hablan siempre en términos electoralistas y pensando que las cosas duran cuatro años. Y pensando que mucha gente no va a estar el año que viene en la noche de la economía alicantina. Y creo que los empresarios seguramente estaremos los mismos, pero los políticos igual cambian, o se sientan en otra fila.Y con esas miras es muy difícil construir, porque todo proyecto que tenga interés requiere inversión y miras a muy largo plazo. Tienes que ser consecuente con lo que heredas y tienes que seguir trabajando aunque lo hayan iniciado otros. Iniciar proyectos de larga duración.En el plan energético, en el agua, en I+D+i, es decir, es increíble cómo nos vamos quedando relegados. Y cuando las cosas ya están presupuestadas, el nivel de ejecución es mínimo. Ha llegado un momento en que hay tanto miedo a que se robe, que es imposible que roben porque es imposible gastar, invertir. Ese no es el camino. Cuando los curas no querían pecar se metían en un monasterio. Pues aquí parece que estemos de la misma manera, nadie puede robar el dinero porque está guardado. Y volviendo a la Diputación, cuando yo defiendo la institución, no defiendo a quien la ocupa. Igual con el Ayuntamiento o con la Generalitat. Quien gobierna no representa solo a los que le han votado, también a los que no les votan.

-¿Qué le parece el proyecto de Distrito Digital, que fue la respuesta de Puig a las críticas?

-Qué buen proyecto. Pero es que está ya diseñado y asentado en el Parque Empresarial de Elche. Mientras unos están pensando en qué, cómo, y son todo papeles, otros tienen realidades. La capital en este momento empresarial de la provincia,aunque cada comarca tenga su peso específico, es el parque empresarial de Elche. Y como tal, creo que el Distrito Digital debería estar ahí. No porque lo decida un político, sino porque es lo más pragmático, útil y rentable. Evidentemente en este momento,el punto es ese: cerca de IFA, del aeropuerto, en Elche, colindando con Alicante... 

-No se si se ha pronunciado ya, pero me gustaría saber qué piensa de las últimas decisiones del Gobierno central para los Presupuestos, con subida de impuestos, autónomos...

-A ver, paso a paso. El primer tema es el de los autónomos, muy peliagudo. La paz social se alcanza siempre en una mesa de negociación con sindicatos y patronal, cuando para sacar un presupuesto en esa mesa de negociación hay dos partidos políticos, ya estamos doblegando el Estado de Derecho en el que vivimos. Ahí ya empezamos mal. Es legítimo, y una necesidad que la gente tenga más ingresos para vivir, por lo que elevar el salario mínimo es coherente. Pero hay que ver, y dejar en manos de quien entiende, qué consecuencias tiene eso y cómo se palia. Porque hay millones de autónomos que se levantan cada día sin tener una seguridad en sus ingresos, y los estás gravando con una cuota mayor. Pues estás solucionando un problema y creando otro.

-¿Y en cuanto a los impuestos?

-Hay dos maneras de equilibrar un presupuesto. Una es aumentando los ingresos, y otra bajando los gastos. La labor que tienen por delante en este momento es que no estamos reduciendo los gastos. No se puede estar constantemente equilibrando el presupuesto a base de subir impuestos. Da igual si ahora se suben a los grandes, a los medios... es decir, si es que cada vez hay más gente más pobre y más gente más rica, y lo queda dinamismo a una economía es la clase media, que está desapareciendo.

-Por tanto, pide recortar.

-Yo creo que en este momento lo que hay es que reducir gastos, sí.

-En cuando al discurso de las organizaciones empresariales, ¿cree que conecta con la calle?¿Hablan el mismo idioma?

-Hay quien dice que no, pero no estoy en absoluto de acuerdo. Eso sería pensar que seguimos los mismos y con el mismo discurso, y no es verdad. Hay un cambio, y lo notarán sobre todo en Uepal, donde las personas que estarán al frente son de cuarenta, treinta y tantos años... La gente que puso en marcha Jovempa hace veinte años tiene ahora cuarenta, y se va incorporando a las nuevas asociaciones. Cuando empiezas a ver las caras dentro dela Asociación de la Empresa Familiar, que ha sido la asociación que más se ha beneficiado de la falta de asociacionismo en la provincia,te das cuenta de que ese equilibrio existe, hay una participación activa, constructiva. Todos tenemos en la cabeza nombres de mujeres en primera línea, no quiero decir una ni dos ni tres, porque son más [Sellés cita cinco empresarias como ejemplo, pero pide que no aparezcan sus nombres]. Me rodearé de gente joven y de empresarias de primer grado. Las asociaciones que dan ahora mismo mayor consistencia a Uepal son los agricultores, es Fexpal, es Fopa, o Fetrama que son los que están ahí con el transporte. No somos tan pocos: Jovempa, Aefa, los mayoristas de alimentación que presido, y que tiene cuatro de las empresas que más facturan de la provincia dentro. Están calladas, pero están ahí. La intención no es ir a la lucha, pero si el espíritu fuera de guerra, tenemos ejército de sobra. Y hay más que poco a poco irán entrando.

Noticias relacionadas

next