X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

la firma trasladará los detalles a la mesa de negociación en 15 días

Intrum activa un ERE en Solvia a los tres meses de comprarla en plena reestructuración

17/07/2019 - 

ALICANTE. Tres meses ha tardado la multinacional sueca Intrum, especializada en la prestación de servicios de gestión de crédito y activos, en plantear una regulación de empleo en el servicer inmobiliario Solvia tras hacerse con la mayoría de la empresa el pasado mes de abril. La inmobiliaria cuenta con una plantilla de 740 empleados, a los que se comunicará el alcance del ERE y la justificación en un plazo de quince días.

Intrum está inmersa en una reestructuración de la empresa a nivel global, y hace un año presentó también un ERE en la división española de Lindorff (empresa de origen noruego especializada en recobros que se fusionó con el grupo en 2017) que afectó a más de 400 empleados, de los que una veintena estaban en Alicante. La reducción de plantilla en Solvia, que probablemente se justifique en motivos de producción (tal como sucedió en Lindorff) sería así el siguiente paso en la citada reestructuración.

La empresa, con todo, no ha querido explicar por el momento los pormenores de la regulación, ya que quiere trasladarlo en primer lugar a los representantes de la plantilla, que tiene 15 días para nombrar a los integrantes del comité negociador. En cualquier caso, la negociación del ERE podría trasladarse directamente al mes de septiembre, dado que el mes de agosto complica los trámites de la regulación ante la autoridad laboral. La mitad de la plantilla de Solvia, aproximadamente, trabaja en Alicante, donde la inmobiliaria tiene su sede social desde que el Banco Sabadell la creó para dar salida al stock heredado de la crisis.

El Sabadell conserva un 20% de la firma, que se valoró en 300 millones de euros. La venta del 80% restante a Intrum por 240 millones generó unas plusvalías de 138 millones para la entidad que preside Josep Oliu. Tras cerrar la operación, la multinacional sueca situó al frente de la firma como director general al ejecutivo Gregorio Martín-Montalvo, con experiencia en el sector inmobiliario dentro del grupo (antes de ejercer como director de Transformación y Desarrollo de Negocio de Intrum había estado al frente de Aktua Soluciones Financieras, y antes en la consultora CBRE).

Gregorio Martín-Montalvo, director general de Solvia desde el pasado mayo. Foto: SOLVIA

El objetivo de Martín-Montalvo tras su nombramiento, según indicó la propia empresa en un comunicado, era consolidar a Solvia (que hace dos años comenzó a operar entre particulares y a tejer su red de Stores a pie de calle) como uno de los principales actores del sector en España. No obstante, la posible reducción del volumen de negocio con la Sareb, que en junio puso en marcha una operación para rescindir con dos años de antelación sus contratos con los servicers (aparte de Solvia, también Altamira y Servihabitat) y volverlos a sacar a concurso en una subasta a la baja podría haber motivado un cambio de estrategia.

Fuera de la Sareb, Solvia opera como comercializador de los activos que Cerberus adquirió en julio de 2018 al propio Sabadell, y como un intermediario clásico entre particulares. La segregación de los suelos premium en la promotora Solvia Desarrollos (Sdin) y su inminente venta al fondo Oaktree podría también haber alterado los planes iniciales. En mayo, Solvia contaba con una cartera de 141.000 activos bajo gestión, cuyo valor supera los 30.000 millones de euros, con todo tipo de activos inmobiliarios, tanto residenciales como terciarios y singulares.

Noticias relacionadas

next
x